En el Día de la Tierra la ONU alerta calentamiento global sin precedentes

El incremento de la temperatura, el derretimiento de los glaciares y el contenido calorífico de los océanos, son algunos de los indicadores que la Organización Meteorológica Mundial (OMM) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), señala como prueba de la aceleración de los efectos negativos del cambio climático.

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. En conmemoración al Día de la Tierra, celebrado en medio de la pandemia del Covid-19, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), alertó este martes que las consecuencias del cambio climático han alcanzado niveles escalofriantes, en los últimos años, precisamente en el periodo 2015-2019.

Lea además: Un día de la tierra y por la tierra

El incremento de la temperatura, el derretimiento de los glaciares y el contenido calorífico de los océanos, son algunos de los indicadores que el organismo de la ONU señala como prueba de la aceleración de los efectos negativos del cambio climático.

De acuerdo a la OMM desde 1970, la temperatura media mundial ha subido 0,86°C, incremento que representa, según este ente, una cifra elevada en comparación con la era preindustrial.

Sobre ese repunte en el calentamiento global, la OMM observa que la concentración de dióxido de carbono (CO2), registrada en los últimos años es, aproximadamente, un 26% superior al valor experimentado en la década de los 70.

También prevé que en el próximo quinquenio (2020-2024) se produzca un récord en la temperatura media mundial, como nuevos aumentos de la temperatura mundial. “En particular en las regiones de latitudes altas y en las zonas terrestres, y que el calentamiento oceánico sea más lento, en especial en el Atlántico Norte y en el océano austral”, precisa la OMM.

Los estudios de ese organismo internacional señalan que el alza en las temperaturas solo es uno de los múltiples factores, ya que también existen los indicadores climáticos como “el CO2 atmosférico, el contenido calorífico de los océanos y su acidificación, el nivel del mar, el balance de masa de los glaciares y el hielo marino en el Ártico y la Antártida”.

La OMM acota que, en los últimos 5 años, los anteriores indicadores han demostrado una aceleración del cambio climático.

Covid-19 y calentamiento global

Con la presencia de la pandemia del Covid-19, en todo el mundo la actividad industrial se ha disminuido provocando una ligera caída en la emisión de gases contaminantes.

Respecto a lo anterior, el ente meteorológico de la ONU explicó que, aunque el Covid-19 puede conllevar una reducción transitoria de las emisiones de gases de efecto invernadero “no sustituye una acción climática continua”.

Precisamente, el Secretario General de la OMM, Petteri Taalas, aclaró que “Si bien la COVID-19 ha provocado una grave crisis económica y sanitaria de alcance internacional, el hecho de no hacer frente al cambio climático puede poner en jaque el bienestar de las personas, los ecosistemas y las economías durante siglos”.

Ante las consecuencias socioeconómicas del cambio climático, agudizadas por la llegada del Covid-19, la ONU concluye sobre la importancia que tras superar la pandemia “la economía vuelva a crecer de forma más ecológica”.