REDLAMYC pide a los Estados a garantizar una vida libre de violencia para las niñas y adolescentes en AL

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

  • Este 11 de octubre se conmemora por séptimo año el “Día de la Niña” una oportunidad para observar avances y retrocesos en la garantía de sus derechos.

Tegucigalpa.- En América Latina 4 de cada 10 niñas, entre 15 y 19 años de edad, han experimentado alguna vez violencia por parte de su pareja; 1.1 millones de adolescentes y jóvenes entre 15 y 19 años han experimentado violencia sexual o cualquier otro acto sexual forzado.

Por estas razones la Redlamyc hace un llamado a los países miembro a reconocer que la situación de crisis ocasionada por distintos tipos de violencias en contra de las niñas y las adolescentes.

Más de un tercio de los hogares donde viven niñas y adolescentes mujeres se encuentran en situación de pobreza. Ser niña y adolescente en América Latina incrementa el riesgo de ser víctima de abuso sexual, violación, explotación laboral, trata de personas con fines de explotación laboral o sexual.

*Foto de portada Ricardo Lujan: Niñas jugando en Tela

Comunicado

Desde @REDLAMYC Red Latinoamericana y Caribeña por la Defensa de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes llamamos a los Estados a reconocer que la situación de crisis ocasionada por distintos tipos de violencias en contra de las niñas y las adolescentes continúa estando presente en gran parte de la región y a establecer los mecanismos adecuados para avanzar en el establecimiento de políticas públicas enfocadas a garantizarles una vida libre de violencia.

Las niñas y las adolescentes representan casi un quinto de la población de América Latina y el Caribe, con una población mayormente urbana (CEPAL, 2015). De acuerdo con datos de UNICEF, en América Latina 4 de cada 10 niñas, entre 15 y 19 años de edad, han experimentado alguna vez violencia por parte de su pareja; 1.1 millones de adolescentes y jóvenes entre 15 y 19 años han experimentado violencia sexual o cualquier otro acto sexual forzado (incluyendo aquellos que tuvieron lugar durante la infancia) y 1 de cada 4 mujeres jóvenes se casó/unió antes de los 18 años.

Más de un tercio de los hogares donde viven niñas y adolescentes mujeres se encuentran en situación de pobreza. Ser niña y adolescente en América Latina incrementa el riesgo de ser víctima de abuso sexual, violación, explotación laboral, trata de personas con fines de explotación laboral o sexual, criadazgo, embarazo temprano y/o matrimonio forzado, desaparición, feminicidio, entre otras.

Pese a que la gran mayoría de los países en América Latina establece que la edad mínima para dar consentimiento libre y jurídicamente vinculante para contraer matrimonio es de 18 años, el matrimonio precoz no se ha logrado erradicar debido en gran parte a que existen dispensas y a que detrás de este hay factores económicos, sociales y culturales vinculados a la discriminación de género.

Nota relacionada Honduras conmemora el día de la niña con un alza en las deportaciones de niñas y adolescentes

Es claro que la sola prohibición es insuficiente, si no se cuenta con políticas públicas que promuevan el desarrollo pleno de niñas y adolescentes más allá del matrimonio o la vida en pareja. Así mismo, se ha encontrado una fuerte asociación entre ser víctima de violencia física y sexual y la temprana unión conyugal de las mujeres: en todos los países, la incidencia de ambos fenómenos es declarada en mayor grado por quienes tuvieron uniones antes de los 20 años.

Desde el 19 de diciembre de 2011, la Organización de las Naciones Unidas proclamó el día 11 de octubre como el Día de la Niña, con la finalidad de reconocer sus derechos y crear conciencia sobre su situación en todo el mundo, sus problemas y las dificultades que afrontan. Las Coaliciones REDLAMYC trabajamos con perspectiva de género y promovemos acciones afirmativas para enfrentar la violencia hacia las niñas y adolescentes.

Recordamos en esta fecha, el caso paradigmático de las 41 niñas y adolescentes víctimas de feminicidio institucional en el Estado de Guatemala y la impunidad que le acompaña, muestra la urgencia de recordar a los Estados de la región su obligación de garantizar una vida libre de violencia y luchar contra la impunidad, que ofrezcan garantías de no repetición de los hechos ocurridos el 8 de marzo del 2017 en el Hogar Virgen de la Asunción, en Guatemala.

Atentamente,
Juan Martín Pérez García
Secretario Ejecutivo REDLAMYC
@juanmartinmx

Honduras conmemora el día de la niña con un alza en las deportaciones de niñas y adolescentes

La Red COIPRODEN demanda al Estado de Honduras y demás Estados de tránsito y destino a garantizar los derechos de la niñez, especialmente de las niñas y aplicar los principios de igualdad y equidad para niñas y niños

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- De acuerdo a cifras oficiales, Honduras cerrará el año 2018 con un alza del 86.9% en las deportaciones de este año respecto al año 2017.

La situación es preocupante porque año con año ha venido en ascenso pese a que el régimen de Juan Hernández anuncia con bombos y platillos que ha implementado programas para disminuir la migración de hondureños hacia los Estados Unidos.

La Asamblea General de las Naciones Unidas, en su resolución 64/145 del 18 de diciembre de 2009, designa el 11 de octubre Día Internacional de la Niña.

En esta resolución se recomienda que el empoderamiento de las niñas y la inversión en ellas sean fundamentales para el crecimiento económico y el logro de todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible, incluida la erradicación de la pobreza y la pobreza extrema, así como la participación significativa de las niñas en las decisiones que las afectan. Estos factores son clave para romper el ciclo de la discriminación y la violencia.  

Ante la situación de exclusión en Honduras, las niñas y adolescentes van en búsqueda de mejores condiciones de vida e inician procesos de migración, en la mayoría de los casos de forma irregular, exponiéndose a un camino incierto, donde enfrentan todo tipo de riesgos en el tránsito, principalmente violencia sexual, que desencadena infecciones de transmisión sexual, embarazos no deseados, trata de personas, e incluso la muerte. Al llegar al país de destino continúan los peligros, siendo expuestas a ser explotadas de múltiples maneras y de sufrir exclusión, racismo y xenofobia.

En el año 2014 Honduras reportó que el 40.1% (3,753) del total de los niños, niñas y adolescentes deportados eran mujeres. Para el 2016 el porcentaje había descendido a 34.3 % (3,779), pero de enero a junio del 2018 se contabilizan 1,884 niñas y adolescentes deportadas, lo que representa el 37.3 % de los casos, frente a los 3,169 niños y adolescentes deportados (62.7 %) durante el mismo año; esa cantidad ya supera la del 2017 que terminó con 1,543.

Se prevé que al finalizar el 2018, la cifra de niñas, niños y adolescentes deportados ascienda a 7,732. En la suposición que se mantenga la tendencia de un 37.3 % del sexo femenino, la cantidad de niñas y adolescentes deportadas cerraría en 2,884 lo que implicaría un posible aumento de un 86.9 % respecto al año 2017. Con estas cifras se evidencia que las niñas no están alejadas de este fenómeno sino más bien cada día se encuentran migrando más.

La Red COIPRODEN demanda al Estado de Honduras y demás Estados de tránsito y destino a garantizar los derechos de la niñez, especialmente de las niñas y aplicar los principios de igualdad y equidad para niñas y niños, trabajando juntos en la ampliación de soluciones que ayuden a aliviar las causas estructurales de la migración irregular y forzada, y salvaguardar el bienestar y los derechos de las niñas refugiadas y migrantes a lo largo del viaje con la responsabilidad y aplicabilidad que compete.

La Red COIPRODEN motiva a las organizaciones de Sociedad Civil que trabajan por el bienestar de la niñez a incrementar y sumar esfuerzos por alcanzar igualdad de oportunidades para las niñas, incidiendo permanentemente en las Políticas de Estado para la real instalación del Sistema de Garantías de Derechos de la Niñez, con presupuesto público asignado.

*Foto de portada: niñas celebran su día en el municipio de Tela, departamento de Atlántida. Foto de Ricardo Luján