La tragedia mortal de Omoa tiene nombre: deforestación

Por Juana Dolores Valenzuela

Periodista ambientalista

Tegucigalpa.-Recientemente, por la crecida de ríos en el sector de Omoa, Cortés, perdieron la vida cinco personas, incluyendo un menor  de edad y otra se declaró desaparecida. Según expertos, esta tragedia humana tiene nombre: deforestación.

Noticia Relacionada: Honduras no quiere bosque, quiere aceite de palma

Este municipio del norte hondureño, es circundado por la montaña El Merendón, que en ese sitio se conoce con el nombre de Sierra de Omoa y también por la zona boscosa de San Ildefonso.

Lamentablemente, estas áreas “supuestamente protegidas” han sido deforestadas inmisericordemente por el avance de  la  agricultura migratoria, la ganadería,  la caficultura, la siembra de palma africana en grandes proporciones y sobre todo, por la construcción de mansiones de lujo por personas de mucho poder político y económico.

A ello se suma la construcción de una represa en la aldea San Carlos, fronteriza con la vecina Guatemala. Los vecinos han hecho férrea oposición, pero no han podido pararla ante su majestad el dinero y la política vernácula.

Esta represa es de inversión privada sobre el Río Cuyamel y pretende obtener 9.3 kilovatios de energía eléctrica para Omoa, Puerto Cortés y parte de Choloma.

Los compatriotas, que fallecieron por la crecida de los afluentes del Río Motagua conocido como  Malombo, vivían en la aldea Montes de Sinaí  y respondían a los nombres de Daniel Gámez Iraheta, María Cleotilde Orellana Vásquez, Gerson Josué Gámez Mejía (22 meses) Nohemy Mejía García y Nehemías Mejía. La persona no encontrada no fue conocido su nombre.

Ellos eran vecinos de condición sumamente pobres, que se ubican cercan de estas fuentes de agua por la pura necesidad, sostuvieron pobladores muy acongojados por este drama humano que se produce por el poco o nada interés de los gobiernos por parar la tala del bosque en Honduras, antes bien, se prestan a favorecer a empresarios, militares, funcionarios públicos y otro tipo de personas pudientes en el país.