Alianza y Partido Liberal firman acuerdo contra el fraude

Los liberales y la Alianza Opositora, integradas por los partidos Libre y PINU, informan que han integrado una comisión especial para dar seguimiento al acuerdo suscrito este día y anuncian la unidad de sus fuerzas políticas para combatir en las calles el continuismo, la imposición de la dictadura y el fraude electoral.

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-La Alianza de Oposición Contra la Dictadura y el Partido Liberal de Honduras firmaron la tarde de este martes un acuerdo en defensa de la transparencia, como garantía de la democracia de cara a las elecciones del próximo 26 de noviembre.

Noticia Relacionada: Convergencia Contra el Continuismo pide al TSE declare nula la inscripción de la candidatura de JOH

Los frentes políticos de oposición argumentan que el oficialista Partido Nacional y el Tribunal Supremo Electoral (TSE) han planificado la ejecución de un fraudulento proceso electoral para imponer nuevamente al presidente, Juan Hernández, y reafirmar la “dictadura que hoy oprime al país con los más altos índices de inseguridad, corrupción, crimen organizado, narcotráfico, pobreza y miseria”.

Mediante el acuerdo, que se resume en nueve puntos,  denuncian que la participación de Hernández en el proceso es ilegal, por no contar con los requisitos de elegibilidad establecidos en la Constitución de la República.

Señalan además que el TSE ya no es garantía para unas elecciones democráticas y transparentes, debido a que carece de independencia e imparcialidad y se ha plegado en favor del gobierno de Juan Hernández.

En el punto tres expresan que no aceptan bajo ningún concepto el Sistema de Transmisión  y Divulgación de Resultados Electorales  porque no ofrece garantía de fiabilidad, ni transparencia y porque se encuentra totalmente contaminado. En su defecto señalan que el único documento que reconocen para efectos de escrutinio preliminar y escrutinio definitivo, así como la verificación de todo el proceso y sus resultados, es el acta en físico que se suscribe en cada Mesa Electoral Receptora.

El documento dice que no aceptan que partidos pequeños aliados que carecen de una verdadera estructura, sean tratados como verdaderos partidos. En ese sentido señalan que estas instituciones partidarias no deben recibir credenciales que son utilizadas  como instrumentos de tráfico y delito electoral.

En el numeral 5 exigen que se efectúe con su presencia, una auditoría técnica que haga los cruces del Censo Nacional Electoral y que garantice que una fotocopia de éste sea entregada a los partidos políticos por cada centro electoral y que sea el mismo que se distribuirá a través de los cuadernillos de votación  para el día de las elecciones.

Exigen que el conteo o escrutinio y registro de las actas dentro del TSE, se realice con la presencia de los delegados nombrados por sus partidos.

En el numeral siete establecen que el escrutinio especial debe ser ordenado sólo en casos excepcionales definidos técnicamente y su ejecución debe estar bajo responsabilidad de una Mesa Electoral Receptora Especial, que se instale con la integración de sus partidos.

Para evitar los riesgos de alteración de la voluntad popular, exigen se ordene operativamente la destrucción de las papeletas sobrantes de todos los niveles, en cada Mesa Electoral Receptora, una vez que se haya cerrado el escrutinio y firmado el acta de resultados de las MER correspondientes.

En el punto número 9 indican que el Consejo Consultivo Electoral es un organismo fracasado por el vicio de origen que caracteriza su integración  con partidos sin legitimidad, que hacen mayoría y se han plegado al gobierno dictatorial y anuncian su retiro de este ente que perdió su razón de ser.

Los liberales y la Alianza Opositora, integradas por los partidos Libre y PINU, informan finalmente que han integrado una comisión especial para dar seguimiento al acuerdo suscrito este día y anuncian la unidad de sus fuerzas políticas para combatir en las calles el continuismo, la imposición de la dictadura y el fraude electoral.

El acuerdo fue rubricado por el coordinador de la Alianza de Oposición Contra la Dictadura, el expresidente de Honduras, Manuel Zelaya Rosales; y los candidatos presidenciales, Salvador Nasralla de la Alianza y Luis Zelaya del Partido Liberal.

 

Alianza y Partido Nacional