Ante tanta masacre, Conadeh Insta a población y gobierno a hacer un frente común contra la violencia

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos,  Roberto Herrera Cáceres, hizo hoy un enérgico llamado a la población y al gobierno para hacer un frente común  contra la violencia delincuencia y evitar hechos como los ocurridos en las últimas horas,  que dejaron un saldo 15 personas muertas,  en circunstancias violentas.

Roberto Herrera Cáceres
Roberto Herrera Cáceres

El ombudsman hondureño repudió  los hechos sangrientos  registrados  en Choloma y Tegucigalpa   y se solidarizó con los familiares de las  víctimas, al tiempo que instó a las autoridades encargadas de la seguridad en el país a investigar los hechos de manera efectiva  hasta identificar a los culpables  y ponerlos a la orden de los tribunales para su juzgamiento.

“Nos preocupa mucho el ambiente de impunidad  y sobretodo,  que esto debería llevarnos siempre a lo que hemos exhortado constantemente, a que haya mayor unidad  entre el  pueblo y  gobierno para hacerle frente a  la violencia”, declaró.

Agregó,  que siempre ha hecho llamados a la unión de la sociedad y el Estado para  hacer un frente común pero eso significa desatarse de ese vínculo de temor para luchar contra las causas circunstanciales  y estructurales que motivan esta situación que vivimos  en la actualidad.

 Crímenes  motivados por la impunidad

Según  el Defensor del Pueblo,  muchos de estos crímenes y, en especial las masacres, vienen motivadas por  la impunidad  prevaleciente.

Además,  por la percepción que tienen los victimarios que jamás serán alcanzados  por la justicia, que  sus crímenes serán olvidados, que no habrá ni  persecución por parte de las autoridades ni una denuncia firme y categórica por parte de los mismos sectores afectados.

Herrera Cáceres abogó  por una depuración policial más  efectiva donde esté  presente la sociedad civil y el sector privado para garantizar su objetividad y efectividad.

Urge convocar al CONASIN

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos  considera que es urgente  que se convoque al Consejo Nacional de Seguridad Interior, donde participan  sectores como la sociedad civil, la empresa privada e instituciones del Estado.

Es necesario que las direcciones de la  policía y el ministro de Seguridad reciban opiniones y recomendaciones de este órgano en la  lucha común contra la delincuencia y la criminalidad

Recordó que la única forma de encontrarle una solución a esta problemática es mediante la unión de la acción del Estado y la sociedad.

El CONASIN fue creado para prestar asesoría, contribuir a la formulación de políticas públicas de seguridad y en particular, de canalizar la participación de la sociedad civil en dichos asuntos, además,  se encarga de instar las investigaciones de las denuncias en relación a las conductas impropias de los titulares de los órganos y del personal de la carrera policial.

El Consejo lo integran el  secretario de Seguridad, que lo preside, el secretario  de Justicia, Derechos Humanos, Gobernación y Descentralización,  la Fiscalía  General de la República, la  Corte Suprema de Justicia, el CONADEH,  el COHEP, las centrales obreras,  las centrales campesinas, las organizaciones de mujeres, la AMHON, las organizaciones de derechos humanos y los comités u organizaciones municipales de seguridad ciudadana

Cerca de 500 víctimas han dejado como saldo 85 masacres  de 4 o más víctimas

 Un recuento de hechos registrados por el CONADEH establecen que entre  el año 2013 y mayo del 2015, al menos, 491 víctimas, entre muertos y heridos, han dejado como saldo las 85 masacres, de 4 o más personas muertas violentamente en cada escena del crimen.

Según el registro del CONADEH, de  las 491 víctimas reportadas,  en esos 29 meses,   413 murieron y 78 resultaron heridas.

Añade que durante ese periodo se reportó un promedio de   3 masacres mensuales,  de cuatro o más personas muertas violentamente en cada hecho criminal.

A lo anterior  se agrega, que como resultado de este tipo de eventos múltiples  se registró un promedio de 17 víctimas  mensuales de los cuales,  14 murieron y 3 resultaron heridas.

Las 85 masacres tuvieron como escenario 14 de los 18 departamentos del país, en Cortés se reportaron 32 masacres en las que perdieron la vida 157 personas, Francisco Morazán también fue escenario 17 hechos sangrientos  que dejaron como saldo  82 muertos.

En las 80 masacres, que representan  el 94%, los victimarios usaron armas de fuego de diferentes calibres para ejecutar a las víctimas.

A lo anterior se añade que, en  dos casos los ejecutores  usaron arma blanca, en una combinaron el uso de arma blanca y armas de fuego y en otros dos casos las víctimas  fueron  estranguladas.