Estados Unidos reanuda compra de petróleo a Venezuela

 

Entre el 11 y el 29 de marzo, según las estadísticas, Estados Unidos no compró ni un barril de petróleo originario en este país latinoamericano.

Tomado de:  RT

El suministro de petróleo venezolano a EE.UU. durante la semana laboral que terminó el 5 de abril sumó un total de 139.000 barriles por día.

Previamente, durante las tres semanas anteriores, la importación fue de cero barriles, según muestra el informe semanal de la Administración de Información Energética, que forma parte del Departamento de Energía de EE.UU.

De acuerdo con los datos del informe, hace un año (durante la semana que cerró el 6 de abril de 2018) las entregas de petróleo venezolano a EE.UU. se situaron en 631.000 barriles por día, por lo que comparativamente la disminución actual es de 4,5 veces o del 78 %.

Del 11 al 29 de marzo del presente año, según las estadísticas, no hubo suministros de petróleo venezolano a EE.UU. Antes de ese período, las compras realizadas durante la semana hasta el 8 de marzo alcanzaron a 112.000 barriles por día.

Nota relacionada Washington introduce sanciones contra Petróleos de Venezuela

El 28 de enero, Washington anunció la imposición de sanciones contra la petrolera estatal venezolana PDVSA. Las medidas restrictivas comprenden el congelamiento de unos 7.000 millones de dólares en activos que esa compañía mantiene en territorio estadounidense, a lo que se añade una pérdida estimada de 11.000 millones de dólares por sus exportaciones durante los próximos años.

Caracas condenó este paso de EE.UU., tachándolo de «robo descarado». Moscú también comparó la congelación de activos de PDVSA con un «un robo para poner a Venezuela de rodillas».

La voluntad controlada ─ Y la compra masiva de las izquierdas derrotadas

El capital especulativo global posmodernizó y adquirió (mediante compra masiva) a las izquierdas derrotadas del mundo.

Por: Mario Roberto Morales

La psicopolítica o control mediático de la voluntad, el albedrío y la conducta de la gente, creó y echó a andar, desde hace más de medio siglo, a una humanidad light ahora interconectadamente sumisa a las razones superficiales y egoístas del hedonismo banal, así como a los dineros que las promueven, disfrazadas de “conocimiento” y “nueva política”: esa variante teatral del neoliberalismo “pospolítico” y “posideológico”. Por eso, en los movimientos populares ya casi no hay lugar para la gestión (agency) de clase, sino sólo para la manipulación del masificado maniqueísmo cristiano de buenos y malos, y del bien financiado mercenarismo cínico de esos alegres sicarios del pensamiento crítico: los “horizontalistas sin ideología”.

El capital especulativo global posmodernizó y adquirió (mediante compra masiva) a las izquierdas derrotadas del mundo y las hizo políticamente correctas y dependientes de los financiamientos corporativos, con los cuales cuentan para montar luchas culturalistas que jamás sobrepasan los issues sexuales, étnicos y raciales prosistémicos, siempre en clave victimizada y jamás vistos en el marco determinante de la ubicación de clase de los seres concretos que los viven.

El mayor comprador de las izquierdas derrotadas (y devenidas posmodernas neoliberales) es el ultraderechista George Soros, megaespeculador financiero y enemigo del propuesto regreso a la productividad física de mercancías y a la pequeña empresa como salida paulatina al capitalismo monopolista neoliberal: ese sistema suicida del armamentismo, la industria energética y la especulación como ejes de la acumulación global. El mismo de la vigente crisis del 2008.

Como este capitalismo y su psicopolítica casi desactivaron ya la gestión crítica de clase en individuos y masas, la pregunta que procede para explicarse hechos como el auge del fascismo y las migraciones repentinas (como la actual de Centroamérica) es quién los financia y para qué. No porque no existan causas reales para que ocurran, sino porque el estado dúctil de la conciencia popular ─inducido por estas causas: explotación, ignorancia, hambre y falta de futuro─ es lo que la psicopolítica sorosista manipula para imponer el capital especulativo sobre la productividad física, montando simulacros de “luchas de masas” por parte de compradas “izquierdas moderadas” prosistémicas.

Por eso, para los movimientos populares que escapan a este control, las “izquierdas” de la “nueva política” ─pagadas por el capital especulativo─ forman parte del enemigo de clase, pues sus miembros no son sino operadores de las derechas financieras locales y de la élite especulativa global. De aquí que les opongan la lucha de clases a sus bien pagadas quejas culturalistas y a su histriónica y traidora corrección política.

Acusan a David Chávez de compra sobrevalorada de 21 millones cuando estuvo en INFOP

También están denunciados:   Ángel Armando Aguiriano, jefe de Departamento Administrativo y Financiero; José Antonio Elvir, jefe del Departamento de Acciones Formativas; Otilia Pinto, coordinadora de la Unidad de Sistemas y Procedimientos, y Magaly Bustillo, de la Asesoría Legal de Infop.

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- El diputado nacionalista,  David Chávez, quien fungió como director del Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop)  avaló y autorizó la supuesta compra irregular de un equipo de software y adiestramiento automotriz para el centro de formación en Catacamas, Olancho, cuyo monto presuntamente se sobrevaloró en 21.9 millones de lempiras.

Los documentos que lo responsabilizan están en poder del Ministerio Público (MP) revelan nuevos elementos en relación con la adquisición de suministros para la provisión.

De la misma forma, con la instalación, configuración y capacitación de equipos de software. También, servicios para este centro de entrenamiento que fue adjudicado a la empresa Grupo Visión S. de R. L.

Este caso de corrupción fue denunciado por el CNA en 2015 ante el Ministerio Público. La transacción, de acuerdo con el expediente que se investiga, se materializó en enero de 2013. Esto, a un costo de L. 75.8 millones libre de impuestos.

Los documentos presentados establecen que en la compra hubo presuntos vicios de irregularidad. Eso, durante la adjudicación del proyecto, señala la denuncia.

Un equipo especializado en investigación financiera del CNA, indica el expediente, logró comparar precios de mercado. Por lo que concluyó que en el equipo adquirido en Europa y Estados Unidos hubo una sobrevaloración de Lps. 21.9 millones

Entre los documentos está la resolución número 13-2012 por medio de la cual nombra la comisión evaluadora del proceso licitatorio presidida por José Olivio Rodríguez, quien en ese entonces era el secretario general de INFOP y actual magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Leer más En gestión de David Chávez se sobrevaloró un contrato por 21 millones en el Infop

La comisión era integrada además por:  Ángel Armando Aguiriano, jefe de Departamento Administrativo y Financiero; José Antonio Elvir, jefe del Departamento de Acciones Formativas; Otilia Pinto, coordinadora de la Unidad de Sistemas y Procedimientos, y Magaly Bustillo, de la Asesoría Legal de Infop.

Todos los integrantes de dicha comisión, se encuentran denunciados ante el Ministerio Público por los delitos de abuso de autoridad. También, por malversación de caudales públicos, fraude y violación de los deberes de los funcionarios al autorizar la compra calificada de irregular por el CNA.