Panel de expertos de la ONU propone modificar políticas de combate a las drogas

Por: Carlos Zelaya Herrera

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-La Comisión Global de Política de Drogas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) presentó este lunes un informe que sugiere reorientar las medidas de combate al narcotráfico, ya que los hechos demuestran que las actuales han fracasado y se debe avanzar en el control de los mercados de drogas ilegales.

El informe Regulación: El Control Responsable de las Drogas, presentado en Ciudad de México, aborda implicaciones reales y reconoce dificultades de la transición de mercados de drogas ilegales a mercados legalmente regulados.

Apuesta por la reforma del sistema internacional de control de drogas basado en la prohibición, que limita la posibilidad de aplicar un enfoque universal y holístico al problema de las drogas.

Para Ruth Dreyfuss, titular de la Comisión Global de Políticas de Drogas y ex presidenta de Suiza, el ordenamiento es viable en contextos de vida real, en evidencias científicas y marcos regulatorios ya existentes para sustancias actualmente legales.

Ese panel de expertos lo forman ex jefes de Estado, de gobierno y premios Nobel, como los ex presidentes Ernesto Zedillo, de México y César Gaviria, de Colombia; y los ex primeros ministros Helen Clark, de Nueva Zelanda y Nick Clegg, Reino Unido, entre otros.

Una noticia de poco agrado para la policía de la ciudad de Ámsterdam, Holanda, uno de los países más liberales del mundo por el grado de permisibilidad y presencia de organizaciones criminales que ha llevado a que se le caracterice  como “narcoestado”.

En marzo la Asociación de la Policía Holandesa envió al Parlamento un informe donde reconoce su incapacidad de combatir el surgimiento de una economía criminal paralela y hechos asociados a organizaciones delictivas.

El país cumple muchas características de un narcoestado, donde la libertad del consumo de marihuana en coffee shops y la legalidad de la prostitución han hecho  proliferar pandillas y organizaciones delictivas a las que la policía es incapaz de responder, admiten las autoridades.

Un informe de 2016 de Europol, la policía de la Unión Europea y del Observatorio Europeo de las Drogas y Toxicomanías, dice que Holanda es núcleo del tráfico de estupefacientes en el continente.

Ambas entidades estiman que la gran mayoría del éxtasis que consume Europa y Estados Unidos se produce en laboratorios secretos en el sur del país; incluso el jefe de la policía de Ámsterdam, denunció un aumento en el número de sicarios dispuesto a matar por unos US$3.600.

El ministerio de Justicia de Holanda, por su parte, rechazó los cuestionamientos a la política antinarcóticos de su gobierno.

Junto con nuestros aliados, trabajamos arduamente para combatir el tráfico internacional de drogas. Por lo tanto, el término ‘narcoestado’ no es una calificación que yo usaría, afirmó.