Callejas está preso bajo el número 81120-053 en la cárcel Brooklyn

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El expresidente de Honduras Rafael Leonardo Callejas es el preso número 81120-053 en el Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn, Nueva York, por lo que su condición de presidiario no lo exime de los tratos degradantes, que se les aplica de acuerdo a la ley de los Estados Unidos, a las personas que comenten actos reñidos con la ley.

CASO CALLEJAS

Lo anterior desmiente la versión de su primo Roberto Ramón Castillo, quien dijo ayer martes que Callejas está recibiendo tratos de  un exdignatario.

La hoja de registro digital de la Oficina Federal de Prisiones de Estados Unidos, describe al expresidente hondureño como Rafael Callejas, de 72 años, tez blanca y de sexo masculino. En cuanto a su liberación no hay una fecha.

Roberto Ramón Callejas dijo que el abogado defensor está esperando que el fiscal asignado solicite la fianza al juez,  Robert Levy para que Callejas se pueda defender en libertad como lo logró este martes el presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) Juan Ángel Napout que pagará  una fianza de 20 millones de dólares.

Explicó que el monto de la fianza para Callejas aún se desconoce pero que el mecanismo judicial estadounidense permite que se haga un pago del 10% para que la garantía legal surta efecto, tal como ocurrió con Napout.

Callejas, quien  presidió por tres periodos consecutivos la Federación Nacional Autónoma de Fútbol de Honduras (FENAFUTH) ha sido acusado por el Departamento de Justicia estadounidense de haber participado junto a otros 15 directivos y exdirectivos de federaciones de fútbol en el escándalo del FIFAGate.

Directamente se le acusa de haber recibido al menos 1.6 millones de dólares en coimas de la empresa Media World a cambio de favorecerla con la transmisión de los partidos de la Selección Nacional de Fútbol durante los tres últimos mundiales.

En 2006, el gobierno de Estados Unidos le revocó la visa en aplicación a la Ley de Migración, relativa a exfuncionarios acusados de malversar fondos públicos o aplicar medidas que hayan tenido serios efectos adversos al interés nacional.

Callejas se entregó a la justicia estadounidense el pasado lunes para someterse a un juzgado en Nueva York. Inicialmente llegó a Miami y luego  fue trasladado a esta ciudad.

JOH y Ricardo Álvarez compungidos por situación de Callejas

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El presidente Juan Hernández y el designado presidencial, Ricardo Álvarez, expresaron este lunes frases de solidaridad para su correligionario y el exgobernante, Rafael Leonardo Callejas, quien decidió entregarse a la justicia de los Estados Unidos por actos de corrupción en la FIFA.

PARTIDO NACIONAL1

El primero en reaccionar públicamente fue Álvarez que escribió en su página de Facebook: “Dios acompañe al presidente Callejas, mi solidaridad a él, a Norma, sus hijos que lo siguen. Espero que pueda salir bien”.

Posteriormente en una conferencia de prensa el presidente Hernández, calificó la situación de su correligionario como algo triste, pero apuntó que se debe reconocer la “hidalguía” del expresidente por haberse entregado de manera voluntaria.
«Mi solidaridad para él y su familia y que la justicia sea como debe ser, eso es lo que esperamos de la justicia de Estados Unidos», agregó.
Ante la interrogante de la prensa sobre si el caso de Callejas afectará al Partido Nacional, Hernández descartó esa posibilidad porque consideró que es un instituto sólido a nivel de alcaldías, en el Congreso Nacional  y a través del Poder Ejecutivo.

Según Hernández el pueblo hondureño mira al Partido Nacional con “más esperanzas de lo que lo vio el día de las elecciones, porque sabe que hoy estamos sembrando,  poniendo orden, haciendo justicia social y atendiendo a las familias que nunca se habían atendido”.

Pese a haber sido acusado en el pasado por actos de corrupción cometidos en su mandato (1990-1994), Callejas representa una figura emblemática para los nacionalistas, a tal grado que en los últimos meses venía planificando el lanzamiento de su candidatura en la búsqueda de la relección presidencial, amparado en un fallo inconstitucional de la Corte Suprema de Justicia que dejó abierta esa posibilidad.

El exmandatario hondureño partió la  mañana  de este lunes rumbo a Miami, Florida de donde fue trasladado posteriormente a Nueva York para ser juzgado por varios delitos ligados al famoso FIFAGate. El departamento de Justicia de Estados Unidos lo pidió en extradición luego de acusarlo de haber recibido sobornos de la empresa Media World, quien le habría pagado al menos 1.6 millones de dólares para la transmisión de los partidos de la Selección Nacional de Fútbol.

En 2006, el gobierno de Estados Unidos le revocó la visa en aplicación a la Ley de Migración, relativa a exfuncionarios acusados de malversar fondos públicos o aplicar medidas que hayan tenido serios efectos adversos al interés nacional.