Exigen al Congreso Nacional aprobación de fondo de responsabilidad social a radios comunitarias

Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Carlos Enamorado, secretario de la junta directiva de la Asociación de Medios Comunitarios de Honduras (AMCH) , y representante a nivel centroamericano de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias, dijo este viernes a Criterio.hn que es imperativo que el Congreso Nacional apruebe un decreto de ley para que la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) gestione fondos de responsabilidad social con los medios comunitarios, cuya iniciativa se introdujo al hemiciclo legislativo en el 2019.

El comunicador piensa que deben aprobarse aquellas políticas que vengan a ayudar a salir a los medios y periodistas de la vulnerabilidad económica que genera la situación de la pandemia por la Covid-19, en virtud de que muchos perdieron su trabajo o están en horas excesivas de labor en casa y eso, su juicio, obliga  al Estado para que cree algunas políticas públicas de alivio.

“No se ha decretado ninguna ley de política de alivio en Honduras, sino solo algunas cosas que favorecen a los grandes medios de comunicación, pero no a los medios comunitarios ni a los periodistas de los rincones del país”, expresó el secretario de AMCH.

Contrario a la situación de las radios comunitarias, los medios pertenecientes a las corporaciones mediáticas gozan desde junio de 2013 de enormes y ventajosos beneficios que les otorga la Ley del Programa Voluntariado de Rescate, Promoción y Fomento del Sector de las Comunicaciones, más conocida como “Ley de Canje Publicitario”. Gracias a esta normativa los medios canjean la publicidad gubernamental por deudas pasadas, presentes y futuras, derivadas de impuestos, cánones y/o cualquier obligación fiscal con el Estado.

También lea: Medios hondureños venden su silencio a cambio de no pagar impuestos

Enamorado cree que el decreto, que gestione fondos para las radios comunitarias, ya tiene que estar en la Comisión de Telecomunicaciones del Congreso y exhortó a los diputados para que procedan a aprobarlo y se asignen los fondos que están establecidos en el mismo decreto. Agrega que están planteando una serie de actividades en relación con la AMCH y otros movimientos de radios comunitarias en el país, para exigir que el decreto se apruebe.

En el proyecto de decreto se lee que la radiodifusión comunitaria está calificada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) como la capacidad de los pueblos originarios, campesinos y afrodescendientes para la producción de sus propios contenidos y ejercicio de la libertad de expresión en sus territorios.

Noticia Relacionada: Primer caso de radios comunitarias llega a la Corte IDH

En el 2013, bajo resolución NR 009/13 emitida por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) se creó el reglamento de “Radiodifusión sonora con fines comunitarios”, mismo que le otorgaba la posibilidad a organizaciones sociales, comunitarias, organizaciones indígenas y afrodescendientes de obtener títulos habilitantes para operar frecuencias de radio y televisión y promover la cultura, la participación comunitaria, la salud y la educación de las comunidades.

El sector de la radiodifusión comunitaria tanto de radio y televisión, a partir de la creación de este reglamento, aun no cuenta con la reglamentación especifica por parte de Conatel y en el país está en operación más de 25 frecuencias de radio y televisión otorgadas, y las mismas están sufriendo las consecuencias de la crisis económica que vive el país. Este sector opera en desventaja por ser radioemisoras comunitarias sin fines de lucro y su sostenibilidad depende del apoyo de sus comunidades, cooperación internacional y otros.

Las televisoras comunitarias están preparándose para la transición a la televisión digital (HD) y eso requiere cambios de equipos y actualización tecnológica y siendo este sector que opera en desventaja financiera para el cambio y actualización tecnológica, necesita del apoyo económico de parte del Estado hondureño.

Por esa razón los comunicadores sociales aglutinados en este sector esperan que el Congreso apruebe el Fondo de Responsabilidad Social en Conatel, que en coordinación con AMCH trabajen juntos en la generación de la reglamentación específica del Fondo de Responsabilidad Social, mientras tanto se instruye a la Secretaría de Finanzas para el desembolso de un fondo de emergencia para ayuda económica a los medios comunitarios de L15,000,000.00 (quince millones de lempiras) para el apoyo inmediato a las radios comunitarias y televisoras comunitarias en el territorio nacional.

Radios comunitarias exigen a Conatel la aprobación de al menos 25 frecuencias

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- La Asociación de Medios Comunitarios de Honduras (AMCH), en su segundo congreso realizado en la capital hondureña, urgió a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones la aprobación de más de 25 solicitudes de frecuencias para igual número de radios comunitarias.

Asamblea de la AMCH en Tegucigalpa el pasado fin de semana
Asamblea de la AMCH en Tegucigalpa el pasado fin de semana

Las radios comunitarias están en constante crecimiento debido a la necesidad de los pueblos de conocer sus derechos y al derecho mismo que tienen a la comunicación para informar y estar informados y ser partícipes del desarrollo de sus pueblos y por esa razón nació la AMCH.

Esta organización nació en el marco del fracaso de las reformas a la ley de telecomunicaciones en el año 2013 y nace el 11 de junio de ese año y desde entonces se ha trabajado en incidir en un cambio en la política pública del Estado de Honduras en materia de telecomunicaciones, dijo Félix Molina, director técnico de la AMCH.

“Uno de los factores a los cuales le hemos dado seguimiento y en el cual nos enfocamos en nuestro trabajo,  es el planteamiento de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación que planteó la necesidad que la sociedad hondureña tenga más medios sociales y comunitarios para expandir el derecho a la comunicación”, dijo Molina.

También se ha dado seguimiento a las recomendaciones de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que han ordenado al estado de Honduras, la necesidad de expandir los medios en el país.

Félix Molina, director técnico de la AMCH
Félix Molina, director técnico de la AMCH

Molina señaló que,  Honduras ha dado un salto a la televisión de alta definición y esto plantea un reto enorme para la AMCH porque las organizaciones sociales que la integran deben pasar a buscar los canales de televisión aprovechando el dividendo digital que se va a producir en el país a partir del próximo año.

Por su parte, Carlos Enamorado, coordinador de la AMCH, explicó que la AMCH es una organización que la integran organizaciones del movimiento social hondureño, radios y televisoras comunitarias, centros de producción y ONG´s que se han articulado en un espacio nacional por el ejercicio del derecho a la libertad, a la comunicación y la libertad de expresión por una comunicación horizontal y democrática.

Carlos Enamorado , coordinador de la AMCH
Carlos Enamorado , coordinador de la AMCH

Hasta la fecha se han obtenido algunos logros como es tener al aire 25 radios comunitarias digitales, 3 canales de televisión abierta y esto es importante porque en Centro América, Honduras va avanzando en la utilización del espectro radioeléctrico, per se necesita avanzar más y hay 25 solicitudes en Conatel que están en calidad de mora porque no hay respuesta.

Enamorado dijo que las radios están afiliadas la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMRAC) con gran presencia en la democratización de las radios comunitarias.

Este año a partir de enero han iniciado un proyecto denominado Mesa de Radios Indígenas de América Central con el apoyo de muchos organismos internacionales que le apuestan a este tipo de comunicación al igual que un grupo de periodistas solidarios de España que están avanzando en este tema y donde Zalvador Zúniga es secretario de ese organismo

Salvador Zúniga,  de la Coordinadora Indígena del Poder Popular con sede en Intibucá, manifestó que ahora gracias a la AMCH hay más organizaciones sociales que están trabajando el tema de medios de comunicación y hay  25 organizaciones que están ejerciendo el derecho a la comunicación, algunas de ellas tienen autorizadas sus frecuencias de radio y otras no,  pero están laborando amparadas en el Convenio 169 de la organización del trabajo, la Constitución de la República y otros convenios internacionales que permiten el ejercicio.

Zúniga manifestó que se ha planteado a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) las peticiones para los títulos habilitantes de estas radioemisoras pero no todas han sido resueltas y están exigiendo que esto se expedite.

Salvador Zúniga de la Coordinadora Indígena del Poder Popular
Salvador Zúniga de la Coordinadora Indígena del Poder Popular

Además la AMCH está proponiendo una reforma a la Ley Marco de Telecomunicaciones para que se democratice el espectro radioeléctrico.

Para citar un ejemplo, Balbina Olivera, de EcoValle Radio, dijo que ellos salieron al aire hace casi dos años y lo están haciendo a través de Internet,  porque Conatel no les ha resuelto la petición de su frecuencia,  pese a que conocen que existen muchas frecuencias que no han sido otorgadas.

Urgió a Conatel que les otorgue su frecuencia porque están a punto de perder una donación de la Unión Europea por medio millón de Lempiras para la compra de equipos para la radio.

“Orejismo”                                                                                                                

Félix Molina denunció el “orejismo” que se está dando por parte de los grupos del partido de gobierno principalmente en los departamentos de Lempira, Intibucá, Yoro y Atlántida donde hay personas que reportan lo que los compañeros están expresando en las radios, muchas veces en forma crítica.

Esta petición se hará de manera pública para exigirle al Partido Nacional, al ejército y a la policía que cese ya el espionaje o “monitoreo político” de las transmisiones de las radios comunitarias.