Salvador Nasralla cuenta en su imaginario con una militancia que no llega a las urnas

Compartir

El designado presidencial insiste en ser la principal fuerza política con su partido PSH, sin embargo, las estadísticas electorales desvirtúan su afirmación.

Por: Asael Barahona

Edición: Emy Padilla

Portada e ilustraciones:  Guillermo Burgos

Tegucigalpa. –La coalición que conformó la actual presidenta de Honduras, Xiomara Castro con el designado presidencial Salvador Nasralla, está prácticamente en su acabose pese a llevarlos, en noviembre de 2021, a derrotar el régimen que instauró el Partido Nacional durante doce años.

El resquebrajamiento de la alianza obligó a Nasralla, quien lidera el Partido Salvador de Honduras (PSH), recordarle al Partido Libertad y Refundación (Libre) —con quien consintió ceder su candidatura presidencial —que los votos de sus afines “fueron trascendentales” para el triunfo electoral en los comicios pasados. Aunque los cálculos de Nasralla van más allá de la realidad política, según un análisis de datos de Criterio.hn.

La frase:

“500 mil votos anti JOH, 500 mil votos de Libre, 700 mil votos del PSH, Pinu e independientes. Total, un millón 700 votos. Revisen los votos que sacó cada partido en las primarias. Si las elecciones las controlara un tribunal independiente de los tres partidos tradicionales, gana el PSH”, escribió en su cuenta de Twitter, Salvador Nasralla, el pasado 10 de julio.

 

Según Nasralla, el PSH tiene una militancia de 700 mil personas y asegura que el Partido Libre escasamente llega a los 500 mil, obviando factores políticos que se reflejan en las estadísticas de las últimas tres elecciones.

En respuesta, el coordinador del Partido Libre, asesor presidencial y expresidente de Honduras, José Manuel Zelaya asegura que el caudal de su partido es de 1,430,660, contrario a lo que refiere Nasralla que indica apenas es de 286,182.

“En 2021, Xiomara Castro, con la histórica votación de 1,716,793 votos, la Alianza con 60 diputados tiene un promedio por diputado de 28,613.21; PSH con 10 diputados tiene un caudal electoral de 282,182.16 y Libre con 50 diputados tiene caudal electoral de 1,430,660.83”, aseveró Zelaya en Twitter, en respuesta a Nasralla, el 11 de julio.

También, el excandidato del Partido Liberal en las elecciones de 2017, Luis Zelaya objetó las declaraciones de Nasralla al asegurar que unos 500 mil liberales, que fueron a las elecciones primarias de 2021, votaron a favor de la alianza que lideró Castro.

“Siguiendo recomendación de Salvador Nasralla, revisamos las elecciones internas del Partido Liberal y se obtuvieron 800 mil votos, en las generales únicamente 300 mil. Sabrá sumar y restar… eso sí, yo no pedí parte del pastel para sacar a JOH (Juan Orlando Hernández) y al Partido Nacional, lo hice por Honduras”, dijo Luis Zelaya, en Twitter, el 10 de julio.

Las afirmaciones de Nasralla causaron tanto revuelo, al grado que el expresidente de Honduras y fundador del Partido Libre y Luis Zelaya, excandidato del Partido Liberal, salieran públicamente a través de las redes sociales a contradecirlo.

Nasralla, un famoso cronista deportivo, se inmiscuyó en la política tradicional de Honduras a raíz del golpe de Estado de 2009 —que sacó del poder a Manuel Zelaya —hecho que lo llevó a conformar el Partido Anticorrupción (PAC), abanderando una propuesta anticorrupción, pero carente de ideología política que lo ha ubicado en la derecha, aunque él lo niegue y se defina ser de centro.

Fue candidato presidencial del PAC en las elecciones de 2013, pero en el 2017 la asamblea de ese instituto político, liderado por un sector afín al Partido Nacional, lo expulsó, quedando en el limbo y como opción para seguir vigente en la política se convirtió en el candidato de una alianza entre Libre y el Partido Innovación y Unidad-Social Demócrata (PINU-SD), siendo víctima de un monstruoso fraude perpetrado por Juan Orlando Hernández, actualmente procesado en EE.UU. por delitos de narcotráfico y quien en aquel entonces logró reelegirse de manera ilegítima en la Presidencia de Honduras.

Nasralla es seguido principalmente por un sector inconforme con la clase política tradicional, pero luego de haber participado en tres procesos electorales, ya no podría ser considerado como un out sider y eso más la falta de estructuras en su partido, lo pone en desventaja ante otros políticos como el propio Libre, que él adversa después de haber sido su aliado.

COMPARATIVO ESTADÍSTICAS INTERNAS Y PRIMARIAS

Para poder determinar un estimado de militantes del PSH y de Libre, es necesario revisar los resultados electorales a partir de 2013. Este año Nasralla participó en los comicios como candidato presidencial del PAC.

Según cifras del extinto Tribunal Supremo Electoral (TSE) con datos del Consejo Nacional Electoral (CNE), en las elecciones primarias de 2012— primeros comicios en los que participó el Partido Libre, —el Partido Nacional obtuvo 1,144,444 votos, mientras que en las primarias de 2017 llegó a 1,378,770 y en las primarias de 2021 a 1,167,299. Estas cifras muestran que la militancia del Partido Nacional se mantiene en alrededor de un millón 500 mil votantes.

El Partido Liberal también refleja una base constante solo en elecciones primarias, en 2012 fue de 719,583, en 2017 disminuyó a 700,861 y en 2021 superó los 778,697, lo que representa una militancia que ronda los 750 mil personas, sin embargo, los rojiblancos tienen un fenómeno que en las elecciones generales sus partidarios optan por elegir a un candidato de otro partido, disminuyendo en más de la mitad los votos en comparación con las elecciones primarias.

Entre tanto, el Partido Libre en las votaciones de 2013 obtuvo 594,531 sufragios, para 2017 bajó a 461,825 y en 2021 recuperó su caudal y obtuvo 562,430 votos, cifras que rondan el valor que Nasralla calculó de 500 mil, tomando como base solo las elecciones primarias, sin considerar que el Partido Libre en votaciones generales duplica los votos.

Al analizar los datos se constató que ningún partido político que participó en elecciones primarias en los últimos tres procesos aumentó su caudal político en más del 10%, apenas el Partido Liberal logró un 7.59%. Para este análisis se tomó en cuenta los resultados del Partido Nacional y Partido Liberal para evidenciar que existe una base correlativa de votos.

Es importante también mencionar que ninguno de los dos partidos creados por Nasralla (PAC y PSH), han participado en elecciones internas.

COMPARATIVO ELECCIONES GENERALES Y EL PAC

Los datos han permitido determinar a cuánto asciende la militancia de cada partido, tomando como referencia los votos en el nivel de diputados y el aumento del caudal electoral por partido.

Para las elecciones generales de 2009 el censo electoral fue de 4,611,211 personas, de estas, votaron 2,300,056, lo que representa el 49.83% de participación. Mientras que en las elecciones generales de 2013 el censo superó los 5,355,112 personas, de las cuales 3,275,346 ejercieron el sufragio, es decir, se tuvo una participación de 61.16%. Y para el 2017, con un censo de 6,476,873, se registraron 3,284,704 electores, lo que implica una participación de 57.49%.

Entre las elecciones de 2009 a 2013 el censo electoral aumentó en 13.89% y de 2013 a 2017 incrementó en un 17.31%. Para las elecciones generales de 2021 se depuró la carga electoral quedando habilitados solo 5,182,425 hondureños de los que acudieron a las urnas 3,580,527, lo que implicó una participación del 68.58% y una disminución en la carga electoral de 19.98%.

En las elecciones generales de 2013, Nasralla participó como candidato del Partido Anticorrupción (PAC) logrando obtener 418,443 votos, mientras el Partido Libre, con Xiomara Castro como candidata, llegó a 896,498 votos y el Partido Nacional, con Juan Orlando Hernández, 1,149,302 votos.

Lo anterior muestra la base general de cada partido político y permite determinar que en 2013 Nasralla acaparó más de 400 mil militantes. Mientras el Partido Libre incrementó sus electores en un 33.68%, en comparación con las votaciones primarias y el Partido Nacional apenas un 0.42%.

Ya en las elecciones generales de 2017, Xiomara Castro, del Partido Libre, cedió su candidatura a Nasralla y pactó una coalición con el Partido Innovación y Unidad Social Demócrata (PINU-SD) bajo la Alianza de Oposición Contra la Dictadura, logrando 1,360,442 votos, mientras que el Partido Nacional con el extraditado expresidente Juan Orlando Hernández obtuvo 1,410,888 y el Partido Liberal, con su candidato Luis Zelaya, se redujo a 448,187 electores.

Para poder determinar cuántos votos fueron los que sumó el Partido Libre en las elecciones generales de 2017, el equipo de Criterio.hn analizó las marcas a nivel de diputados en los 18 departamentos, dividiendo el total de marcas en el nivel de diputados por partido político entre el número de diputados que se eligen por departamento.

Tomando en cuenta los resultados proporcionados por el CNE a nivel de la elección de diputados, los rojinegros lograron 30 diputados al Congreso Nacional por el voto de 586,938 personas, mientras que el Partido PINU-SD alcanzó 92,015 electores logrando cuatro diputados.

Si restamos los votos del Partido Liberal obtenidos durante las elecciones primarios y las generales de 2017, se puede constatar que hubo una diferencia desfavorable de 252,674 votos. Esta diferencia se puede asumir que se debe a que los liberales se decantaron por Nasralla en las elecciones generales, como candidato de la Alianza de Oposición y dejaron de votar por su candidato, Luis Zelaya.

Si se suma la diferencia de los 252,674 votos liberales con los electores de Libre y el PINU-SD, que votaron en plancha en el nivel de diputados y que representan 678,953 sufragios, se puede determinar que la diferencia para alcanzar los votos en el nivel presidencial alcanzados por Nasralla, que fue de 1,360,442 votos, es de 428,815 votos.

Este valor de 428,815 votos se acerca a los 418 mil que tuvo Nasralla en 2013, con el PAC.

Lo anterior implica que durante el proceso electoral de 2017 Nasralla mantuvo su caudal electoral en más de 400 mil.

Es importante aclarar que los procesos electorales de 2013 y 2017 están empañados por un fraude electoral que fraguó Hernández, quien consumó una ilegal reelección presidencial, que financió con dinero proveniente del narcotráfico y la corrupción, según la acusación en su contra de la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York.

 

Ya en el proceso electoral de 2021, también se conformó una alianza de hecho, esta vez fue Nasralla quien cedió su candidatura y se unió como designado presidencial a la fórmula presidencial de Castro.

En este proceso el Partido Nacional con Nasry Asfura como candidato alcanzó 1,240,260 votos y Castro, del Partido Libre, obtuvo 1,716,783 sufragios, siendo la candidata más votada en la historia democrática, mientras que el Partido Liberal con su candidato, el exconvicto de la justicia estadounidense, Yani Rosenthal apenas logró 335,762 marcas.

En comparación con las elecciones internas, el Partido Nacional aumentó sus votos en 5.88%, mientras que el Partido Liberal restó en un 33.11%.

También, se tomó en cuenta las votaciones a nivel de diputados para determinar la base de la militancia, no solo del Partido Libre, sino del PSH y se concluyó que 1,017,083 personas votaron a favor de Libre, otorgándole 50 diputados y el PSH, que apenas logró 231,250 votos, logró diez diputados.

Si tomamos en cuenta los datos anteriores con los que el Partido Libre a nivel de diputados logró que 1,017,083 personas votaran en plancha y del PSH 231,250, sumados a la diferencia de votos entre las elecciones internas y generales del Partido Liberal, que son 442,935, representan 1,691,268. Esto implica que 25,515 votos podrían haber sido obtenidos por electores de otros partidos con los que se alcanzan los 1,716,783 sufragios que llevaron a la victoria electoral a Xiomara Castro.

Aunque lo anterior son cifras comparativas basadas en estadísticas electorales y refutan las declaraciones de Nasralla, quien asume que las bases del PSH son 700 mil. Sin embargo, si se compara los votos cuando presidía el PAC, en 2013, el incremento sería de un 40.22%, valor que se aleja a los porcentajes calculados en esta nota entre el aumento en el censo electoral y el incremento en votos por partido político en los últimos tres procesos electorales.

Los datos que se acercan a los 400 mil militantes afines a Nasralla en las elecciones de 2013 y los análisis del equipo de Criterio.hn sobre los resultados de las elecciones de 2017, demuestran un declive al pasar a menos de 232 mil, lo que implicaría que sus bases menguaron en un 46%.

David Chávez

Por lo anterior, se puede concluir que Nasralla engaña a la ciudadanía y es falso que los militantes del PSH superen los 700 mil, de hecho, sus seguidores se han visto disminuidos entre las elecciones de 2013 y las recientes de 2021 y una prueba de ello es que los diputados pasaron de 13, cuando lideraba al PAC a 10, ahora con el PSH.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.