Reaparecen dos exjefes policiales con declaraciones “gallo gallina” sobre informe que los implica en asesinato

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn  

Tegucigalpa.- Dos exjefes policiales que han estado viviendo prácticamente en el anonimato,  reaparecieron este día brindando declaraciones sobre las acusaciones que hay sobre la cúpula policial en torno al asesinato del general,  Julián Arístides Gonzales  Irías.

Ricardo Ramírez del Cid y José Luis Muñoz Licona, ambos exjefes de la Policía Nacional de Honduras, brindaron declaraciones en Radio y Globo TV donde no dieron a conocer nada nuevo y se limitaron a decir que desconocen el informe que ha aparecido y que debe ser investigado por el Ministerio Público.

Ricardo Ramírez del Cid y José Luis Muñoz Licona ambos fueron directores nacionales de la policía.
Ricardo Ramírez del Cid y José Luis Muñoz Licona ambos fueron directores nacionales de la policía.

Ricardo Ramírez del Cid brindó una entrevista a Radio y Globo TV y José Luis Muñoz Licona lo hizo mediante una llamada telefónica.

Ricardo Ramírez del Cid, quien fue jefe policial del 31 de octubre de 2011 hasta el 7 de abril de 2014, manifestó que el informe que ha trascendió en los medios no es creíble y que las fotos donde aparece él, son del 2011 y la muerte de González irías ocurrió en diciembre de 2009.

Para ese entonces, aseguró que él era director de Inteligencia de la Policía y nunca emitió ni vio el mencionado informe que supuestamente incrimina a  la cúpula policial en la planificación y ejecución del “zar antidrogas”, como se conocía a Gonzáles Irías.

Ricardo Ramirez del Cid

Ramírez del Cid, señaló a la entonces fiscal de Lucha Contra el Crimen Organizado, Danelia Ferrera de oponerse a la investigación del asesinato, aduciendo que no le tenía confianza a los investigadores.

Ahondó que habían dos investigaciones: una que era llevada a cabo por el Ministerio Público y otra por la policía, y al final ninguna presentó resultados

Finalmente agregó que está listo para comparecer donde lo llamen para esclarecer lo qué pasó y apunto que no tienen nada que ver en ese crimen ni con su planificación.

Aparece Muñoz Licona vía teléfono

José Luis Muñoz Licona, jefe policial desde el 18 de marzo de 2010 hasta el 31 de octubre de 2011,  manifestó que se debe hacer una valoración del informe para constatar si es original o no y si se le encuentra veracidad se debe proceder contra los implicados a quienes se compruebe su participación.

Apuntó que durante fue jefe del cuerpo policial nunca conoció dicho informe y es por esa razón que no le da credibilidad, pero tampoco lo rechaza.

Manifestó que cuando él fue jefe de la policía no habían cámaras en las oficinas que solo habían dos en el ingreso para registrar quiénes llegaban o salían del cuartel general.

Consultado si se presentaría voluntariamente ante los tribunales o el Ministerio Público, expresó que no lo hará pero que solo tienen que darle una llamada y acudirá al llamado para brindar su declaración sobre el caso.

José Luis Muñoz Licona

Muñoz Licona aseguró que no tuvo indicios sobre la corrupción policial,  pero se contradijo al manifestar que reconoce que si hay infiltraciones del crimen organizado en los órganos del Estado.

Politización de la policía

Por otra parte, Muñoz Licona manifestó que, uno de los enormes daños que se ha hecho a la institución es la politización que se ha dado en  la Secretaria de Seguridad y que esta creó dos mandos a lo interno de la Policía Nacional.

Agregó que para el caso, él como director  no podía cambiar gente en la zona norte porque allá había otro mando que no acataba las ordenes que el emitía.

Apuntó además que,  las rotaciones y los nombramientos los hacen los ministros de Seguridad y esto desquebrajó la disciplina policial pues los oficiales se pegaban  a los políticos y solo decían “yo estoy agarrado de arriba” y ya no cumplían las instrucciones que emanaban de la policía.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.