Nación.

En poder de la OABI se roban 300 cabezas de ganado de los Rosenthal

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Sospechan que detrás del robo de los semovientes están involucrados dos funcionarios del Ministerio Público.

Tegucigalpa.-Al menos 300 cabezas de ganado se han desaparecido misteriosamente del amplio hato incautado a la familia Rosenthal y que estaban en poder de la Oficina de Bienes Incautados (OABI).

El apoderado legal los Rosenthal, Marlon Duarte, advirtió este lunes que interpondrá una denuncia ante el Ministerio Público  por el extravío de más de 300 cabezas de ganado del rancho La Virtud, ubicado en el municipio de Tela, departamento de Atlántida.

«Es una denuncia que se va a presentar ante la Fiscalía General de la República en virtud que se ha sustraído, hurtado, robado 350 cabezas de ganado del rancho La Virtud en Tela», aseveró Duarte.

El procurador detalló que cuando la OABI y la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) hicieron el aseguramiento de bienes requirieron unas 450 cabezas de ganado que presuntamente pasaron a otro lugar denominado Lima Corral, en Cortés, pero al final solo se traspasaron 150.

El 29 de octubre del año pasado, en el Rancho Lima Corral fueron aseguradas 1,215 cabezas de ganado, donde posteriormente fueron trasladados otros semovientes de la familia Rosenthal que estaban en otros depósitos.

«Esperamos presentar la denuncia en las próximas horas y estar pendiente a la Fiscalía que le asigne el caso en virtud que parece que hay dos funcionarios del Ministerio Público involucrados en dicha acción, aparte de las personas que se encontraban administrando o bajo su custodia este ganado que fue asegurado por el Juzgado de Privación de Dominio y entregado a la OABI», señaló.

El profesional del derecho advirtió que ya cuentan con la información de las personas que participaron en esta acción irregular, incluyendo los nombres de los sospechosos.

A finales de octubre del año pasado Jaime Rosenthal Oliva y su hijo, Yani Rosenthal Hidalgo, al igual que su sobrino, Yankel Rosenthal Coello, fueron designados por la Oficina de Control de Activos Extranjeros(OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos de América como traficantes de narcóticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.