En pleno siglo XXI prohíben faldas cortas en juzgados de San Lorenzo, Valle

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Las prácticas misóginas y violatorias a los derechos  humanos siguen vigentes en Honduras en pleno Siglo XXI. Insólito pero cierto, en los juzgados de San Lorenzo, en el sureño departamento de Valle se ha prohibido la entrada a mujeres que vistan con faldas cortas y camisas de tirantes.

La medida no solo violenta el derecho que tienen las mujeres de cómo vestir, sino que  deja a la vista  un extremo fundamentalismo religioso de quienes rectoran la justicia en Honduras y sus posturas conservadoras y machistas.

Este es el rótulo que ha sido colocado en los juzgados de San Lorenzo, Valle.
Este es el rótulo que ha sido colocado en los juzgados de San Lorenzo, Valle.

 “No se atenderán personas que vengan vestidas con falda corta, camisa de tirantes o short”, dice un rótulo colocado en la entrada de los juzgados de San Lorenzo.

La posición asumida por los aplicadores de la justicia en Honduras, fomenta las violaciones contra las mujeres porque deja por sentado que la vestimenta influye hasta en el desenvolvimiento profesional en el caso de las abogadas u otras féminas que  realizan trámites legales en dicha oficina o en el otro extremo, alienta el acoso por parte de los hombres.

EVOLUCIÓN DE LAS MUJERES

Como un acto de protesta, las organizaciones feministas alrededor del mundo iniciaron  una rebelión durante los últimos años  en el marco de la “Marcha de las Putas”, donde se ha observado a mujeres semidesnudas, con blusas escotadas y otras con ropas holgadas.

Las mujeres han salido a protestar a las calles de Norteamérica, Sudamérica, Europa y África y en Centroamérica, donde Honduras no se ha quedado a la zaga.

Marcha de las Putas en Honduras.
Marcha de las Putas en Honduras.

De acuerdo al miembro de la Barra de Abogados Anticorrupción, Mauricio Torres Molinero, la  medida de los juzgados de San Lorenzo, viola el derecho a hacer lo que la ley permite. Es decir qué como no hay ninguna ley que límite o fuerce a los ciudadanos a una vestimenta determinada, entonces se coarta esa libre expresión”.

Además, en varios convenios de equidad de género así como las declaraciones de derechos humanos suscritas por Honduras y que son supranacionales, se prevén las libertades en ese ámbito personalísimo, agregó el profesional del derecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.