Derechos Humanos|Nación desuso|Noticias Destacadas

Periodista hondureña es retenida en centro de detención al pedir asilo en EE. UU.

periodista hondureña

Compartir

Tegucigalpa. -La periodista hondureña y defensora de derechos humanos, Thirzia Galeas, se encuentra retenida en un centro de detención en Atlanta, Estados Unidos, alertó el Comité por la Libre Expresión (C-Libre).

Galeas se encuentra en el Sterwart Detention Center, en Lumpkin, Gergua, Atlanta, estableció la organización defensora de los derechos humanos.

El fin de semana los medios hondureños, En Alta Voz, Reporteros de Investigación y Reportar sin Miedo, informaron que Galeas había sido detenida al solicitar asilo político después de huir de Honduras por haber sido amenazada y agredida desde el 2010 por agentes gubernamentales.

Por medio de audios enviados a través de llamadas telefónicas desde un teléfono público, Galeas, quien laboró en los últimos meses en C-Libre y en el medio digital de esta organización, Conexihon, informó el domingo que se encuentra retenida desde el 23 de mayo.

Periodista hondureña
La periodista Thirzia Galeas en plena jornada laboral como parte del equipo de C-Libre (Foto: C-Libre)

También lea: Cuatro mujeres periodistas revelan el acoso en las salas de redacción de Honduras

La razón de solicitar asilo en suelo estadounidense se debe a una serie de amenazas ocurridas por su rol de periodista y defensora y se remonta desde el 2011 cuando junto a un grupo de mujeres periodistas fue agredida por elementos de la Guardia de Honor Presidencial y la más reciente, ocurrida a finales de 2020 por parte de “Lester Obando, quien se presentara como fiscal del Ministerio Publico (MP) y la amenazara de muerte durante un evento cerrado, asegurándole que su cabeza tenía precio por tener mucha información sobre la organización (C-Libre)”, establece la alerta número 043-2021 de C-Libre.

La periodista denunció que permanece en un espacio reducido y con exposición a personas positivas de COVID-19 y sin acceso a los medicamentos prescritos por problemas en su salud, que no le han sido entregados por las autoridades del centro de detención.

Un hermano de la periodista, cuyo nombre no fue establecido por C-Libre, informó a esta organización que la familia desconocía sobre el paradero de Thirzia desde su salida de Tegucigalpa a San Pedro Sula la mañana del domingo 23 de mayo.

“La despedimos en la estación de bus y ella salió con destino al aeropuerto Ramón Villeda Morales, ella tenía que llegar a Estados Unidos a eso de las tres de la tarde. Mi otro hermano la espero hasta las 11 de la noche de ese día y nunca apareció”, dijo el hermano de la comunicadora.

C-Libre contabiliza en su informe “Del silencio informativo al éxodo” que entre el 2018 al 2020 al menos 20 comunicadores sociales han salido de Honduras para garantizar su integridad física y emocional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.