Noticias Destacadas|Política.

«Pepe» Lobo reta a JOH a un duelo de artes marciales

Pepe Lobo

Compartir

El expresidente también dice que no tiene nada que hablar con Hernández

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Dice que tiene mucho tiempo de no verlo y que no lo busca porque no tiene nada que hablar con él. En esos términos se expresó este martes el expresidente, Porfirio “Pepe” Lobo al referirse a su ex aliado político y actual gobernante de Honduras, Juan Hernández, a quien retó a un duelo de artes marciales.

Con su acostumbrada jocosidad, Lobo Sosa, dijo que un reto de artes marciales entre él y Juan Hernández, sería perfecto. Él con 71 años y Hernández con 50.

“Un hombre de 50 con uno de 71, que sea un adulto (…) sería perfecto un duelo ahí. A ver quién gana, va a ser clavo, también… cualquier ahí…porque por lo menos, si él me gana van a decir los dirigentes (del Partido Nacional), pero le ganaron peleando y si yo le gano, van a decir, hey que bueno”, expresó eufórico, dando por sentado que los líderes azueles, están de su lado.

 

Pepe Lobo
El expresidente Porfirio Lobo, participó en octubre de 2012 en una exhibición de la escuela de Taekwondo Kukkiwon de Corea, que se llevó a cabo en el complejo deportivo José Simón Azcona de Tegucigalpa.

Lobo Sosa manifestó que todos los días de la semana, excepto los domingos, practica las artes marciales.

EL MALESTAR DE “PEPE” LOBO

Tras la captura de su esposa el 28 de febrero del año pasado, Lobo Sosa se ha sentido traicionado por Hernández y hoy al ser entrevistado por medios de comunicación en Tegucigalpa, expresó nuevamente ese malestar al expresar “no tengo nada que hablar con él”.

Según, Lobo Sosa su esposa es víctima de la justicia porque se le violentaron sus derechos desde el momento de su captura, y posteriormente, con el inicio del proceso judicial se le violentó el principio de presunción de inocencia.

Citó además que en el allanamiento a su casa participaron extranjeros y lamentó que casi todos los recursos legales, presentados por la defensa de su esposa, han sido denegados.

De acuerdo a sus valoraciones, el caso de su esposa y de otros correligionarios de su partido, tienen un tinte político porque las medidas judiciales emprendidas son selectivas y refrendó que no existe lealtad y solidaridad por parte del “líder”.

Aunque no mencionó el nombre del supuesto líder, es obvio que se refería a Hernández, porque a renglón seguido manifestó que después de que la gente lo llevó al poder, ha “destartalado” al Partido Nacional al presentar ante la justicia a la gente que lo ayudó en la campaña política.

Consultado sobre si se arrepiente de haber ayudado a Hernández a escalar políticamente, dijo que no porque “uno hace las cosas pensando que ayuda a la persona indicada”.

Agregó que cuando apoyó a Hernández lo hizo de buena fe, pensando que era lo conveniente y que ahora no puede lamentarse porque el tiempo ya no puede retrocederlo y porque lo que ya está hecho no tiene solución, más que seguir hacia adelante.

“Lo que he dicho yo y he reiterado es: yo no votaría por él”, manifestó al tiempo que señaló que la última vez que se encontró con Hernández fue hace bastante tiempo y que si algún día se lo encuentra no “tengo nada que hablar, absolutamente nada que hablar con él”.

Tampoco le reclamará porque la gente se conoce por sus acciones.

Según Lobo Sosa Honduras está viviendo una época similar a la de los años 80, cuando se desaparecía a la gente por ser comunista.  En ese sentido vaticinó que aquellos que actuaron en contra de los derechos humanos hoy han recibido castigos, porque nadie puede esperar hacer el mal y que la vida lo premie.

Rosa Elena Bonilla de Lobo, esposa de “Pepe” Lobo, fue acusada por la Misión de Apoyo Contra la Corrupción en Honduras (MACCIH) de haber liderado una red criminal que lavó fondos del Estado para uso particular.

De acuerdo al requerimiento fiscal, presentado por la Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad de la Corrupción (Ufecic), la exprimera dama de Honduras habría incurrido en los delitos de abuso de autoridad y enriquecimiento ilícito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.