Global.

Migrantes pagan “seguros” de $. 5 mil para que no los secuestren en México: CIDH

Compartir

Por: Redacción CRITERIO/Agencias

redaccion@criterio.hn

Durante una conferencia organizada por el CIDE, el secretario de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Emilio Álvarez Icaza, denunció que en México las agresiones contra personas migrantes indocumentadas “son una aberración sistemática” que “se repiten una y otra vez».

Lo anterior fue destacado por la prensa azteca este sábado, al tiempo que relatan que los migrantes centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos a través de suelo mexicano pagan “seguros” a los traficantes de personas por montos de hasta cinco mil dólares, para evitar secuestros y torturas a manos de los criminales en México.

Los Hondureños huyen de la miseria y violencia que impera en Honduras.
Los Hondureños huyen de la miseria y violencia que impera en Honduras.

Así lo denunció el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Emilio Álvarez Icaza, durante su participación en la conferencia La política mexicana hacia Centroamérica, que organiza el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), en el Museo de Memoria y Tolerancia, en la Ciudad de México.

Entrevista con hondureños

En su ponencia, Álvarez Icaza relató que en un viaje en un aeropuerto de Honduras, entrevistó a un grupo de migrantes que acababan de ser deportados de Estados Unidos, quienes le aseguraron que pronto volverían a intentar acceder de nuevo a la Unión Americana ilegalmente, toda vez que ya habían pagado un “seguro”.

“Me llamó mucho la atención que la mayoría de estos migrantes me dijeron: yo enseguida me regreso para Estados Unidos, al fin y al cabo yo ya tengo mi seguro. Y cuando les pregunté en qué consistía ese seguro, me dijeron: mire, usted paga a su coyote entre cuatro y cinco mil dólares, y entonces así va protegido y además le dan tres oportunidades para cruzar”.

“Así es mucho mejor -continuó narrando el secretario de la CIDH-. Porque si no, nos van a secuestrar y a torturar en México. Prefiero endeudarme y pagar al coyote el seguro, a que esté angustiando a mi madre con las llamadas de los extorsionadores”.

“El método para sacar el número telefónico a los migrantes son unas pinzas”.

Asimismo, Álvarez Icaza señaló que en una visita de la CIDH al albergue de Saltillo, en Coahuila, documentaron que los grupos criminales utilizan métodos cada vez más violentos y sádicos para obtener los contactos telefónicos del migrante en su país de origen, o en Estados Unidos, para así llevar a cabo el cobro de los secuestros.

“Entrevisté a un migrante en Saltillo, y le pregunté que cómo le sacaron el número telefónico de su casa. Y esta persona lo que me contestó fue que se lo sacaron con unas pinzas”, expuso Álvarez Icaza.

“Esta persona me dijo que aguantó dos uñas y su compañero cinco. Les dijeron: tenemos tiempo, te podemos sacar las 20 uñas de las manos y los pies”, agregó Icaza, quien también señaló que la CIDH documentó en una visita reciente a Tenosique, Tabasco, testimonios de violaciones sexuales contra mujeres migrantes que se han mantenido en la impunidad.

Denuncia de hondureña

Este es la denuncia de una migrante hondureña que leyó el secretario de la CIDH en su intervención:

“Estábamos caminando de noche porque pensábamos que así era más seguro. Caminábamos por la carretera que va de El Ceibo a Tenosique (Tabasco), y cuando íbamos por el basurero salieron cuatro hombres por la carretera, dos con pistolas, dos con machetes. Nos dijeron que nos tenían que revisar. Revisaron a los hombres que venían conmigo; les robaron todas sus pertenencias. Yo no traía bolsillos y me dijeron: contigo tenemos dudas. Te vamos a revisar muy bien. No hagas resistencia porque te va a ir peor.

Me empezaron a tocar, me quitaron el pantalón, no solo uno, sino otros dos más, no se protegieron. Las tres personas terminaron. Abusaron también de otra muchacha. (…) Tenía llagados los pies, y cuando fui a poner la denuncia me tuvieron que cargar, también cuando fui al hospital. Pero los de medicina forense no estaban porque andaban de vacaciones. Las autoridades saben de esto, saben de lo que pasa en ese lugar, y no hacen nada. Quiero dar esta denuncia, para que no le pase a otros”.

Ante estos testimonios, Emilio Álvarez Icaza denunció que en México las agresiones contra personas migrantes indocumentadas “son una aberración sistemática” que “se repiten una y otra vez, testimonio tras testimonio”.

“¿Hasta dónde tiene que llegar el dolor para que podamos desarrollar una política de derechos humanos y que estas cosas ya no pasen?”, cuestionó retórico el secretario de la CIDH, ante el auditorio que lo escuchaba.

En cuanto al Programa Frontera Sur, a partir del cual México batió este 2015 el récord de detenciones de migrantes desde el año 2006, Emilio Álvarez Icaza destacó que como consecuencia directa de esta iniciativa los migrantes centroamericanos se han visto obligados a tomar nuevas rutas para llegar a Estados Unidos, exponiéndose más a los criminales y a los abusos de las autoridades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.