Los dos años de Criterio

Por: Engels López

Me imagino en este momento la labor de los compañeros y compañeras de CRITERIO en el desarrollo de sus actividades profesionales y periodísticas, alrededor de la balacera que dificulta generar conocimiento y movilizar información en nuestro país. Afrontamos las dificultades desde nuestros campos de actividad profesional y nos convertimos en una especie de turistas y exiliados: la gente de CRITERIO nos ha dado cátedra sobre esa lección. Turistas en el sentido que somos parte de los flujos humanos que retratan la dinámica sociopolítica en nuestros tiempos, y por eso nos vemos supeditados al trajín del cambio de época que se resiste a morir y que se resiste a nacer, parafraseando a Gramsci.

En este trajín de época el exilio de las ideas pareciera estar condenado al silencio, en una sociedad en donde el ruido es parte de la simbiosis cultural de nuestro siglo, y que va por ahí tratando de soslayar los gritos que vienen desde abajo. Bien lo dicen los teóricos de la comunicación alternativa, ocupamos una hegemonía al revés, en la cual los medios de comunicación no estén al servicio, sino al lado del saber y de la razón popular, que las corporaciones de medios tratan de invisibilizar.

Esa hegemonía al revés, la encontramos en todo lo que podemos denominar lo social. Y el ciberespacio es uno de los niveles en donde esa hegemonía encuentra gran parte de su resistencia y disputa. Ahí podemos ubicar a CRITERIO. Dentro del campo periodístico hondureño, pocas y raras veces se genera opinión pública, lo que vemos es una especie de complicidad entre intelectuales, políticos y profesionales en las distintas secciones de opinión del pensamiento periodístico oficial, pero no los encontramos generando opinión mucho menos conocimiento, sino que se mueven en ese litigio que históricamente se han movido los intelectuales: entre el monopolio del saber erudito y la legitimación de poder.

CRITERIO, es una apuesta desde sus noticias periodísticas hasta sus secciones de opinión, por abrir espacio a la información y al debate alternativo sobre los problemas de país. Luego de la clausura de Diario Tiempo, a los que nos inquieta la actual dinámica social, política, económica y cultural del país, hemos encontrado en CRITERIO un espacio de alternativas, en el cual podemos posicionar esos temas que son de interés popular, y que desde el campo periodístico y el campo intelectual se abordan desde el paradigma del pensamiento oficial, con el objetivo de seguir manteniendo esa hegemonía cultural orientada a legitimar y reproducir el orden social existente.

CRITERIO, es uno de los ciberespacios que se prestan para acelerar la generación de opinión pública y acrecentar la discusión por la disputa de las ideas, encaminada a generar crisis dentro de las mismas crisis, y poder avanzar en el cambio de aquellos imaginarios corroídos por el sentido común, cómplice del silencio de nuestros tiempos. CRITERIO, es una fuerza política para los que nos declaramos en exilio y que le apostamos al turismo como forma de vida que recoge los saberes y los problemas de los actores sociales que resisten y que se emancipan desde abajo.

A dos años agradezco al director de CRITERIO y a los compañeros y compañeras que están detrás de esta iniciativa, por seguir con la ilusión que nos mueve, con los sentimientos que nos motivan, con el pensamiento que nos define, con la decencia que nos caracteriza, con la responsabilidad de informar, con la razón de andar y no flaquear ante la presión del pensamiento oficial y con la esperanza por una sociedad mejor mediante los empujes que ustedes día tras día enarbolan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.