EElecciones Honduras 2021

Compartir

Contratación directa una “crónica de una muerte anunciada”, porque ninguna de las dos empresas oferentes llena los requisitos.

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigaalpa.-El fantasma de los fraudes electorales podría salir a relucir en las elecciones primarias del 14 de marzo. Hasta el momento todo apunta que el proceso para la contratación de la empresa que se encargará de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) será declarado desierto.

A 47 días del proceso electoral la situación es preocupante porque el pueblo hondureño aún no sabe qué empresa hará la transmisión de los resultados de las elecciones primarias de los partidos Nacional, Libertad y Refundación (Libre) y Liberal.

El secretario de la Comisión Nacional Electoral del Partido Liberal, Rodolfo Zelaya, dijo a Criterio.hn que el proceso fue declarado desierto de manera extraoficial, pese a que dos de ocho empresas presentaron sus ofertas técnicas y financieras.

“Tenemos comunicación no oficial respecto al fracaso del procedimiento que estaba establecido de acuerdo con los pocos tiempos previstos para que las diferentes empresas pudieran participar en el proceso”, dijo Zelaya.

El problema se suscita en que ninguna de estas dos empresas cumplió con los requisitos mínimos, como las garantías que tenían que presentar ante el órgano eleccionario.

Un riesgo que podría correrse es que no habrá transmisión de resultados rápidos, sino que se irán conociendo a medida que avance el escrutinio el día de las elecciones, pero lo que más fuerza cobra, de acuerdo con las experiencias del pasado, es que se recurra a una contratación directa.

El coordinador del Partido Libertad y Refundación (Libre), Manuel Zelaya Rosales dijo que esperan que el Consejo Nacional Electoral convoque a los representantes de las tres instituciones políticas mayoritarias porque “se anuló el proceso de contratación del TREP”.

Zelaya hizo la denuncia de manera pública el viernes, pero hasta el momento ninguno de los magistrados del Consejo Nacional Electoral (CNE) se ha pronunciado.

Por otro lado, el director del Instituto Holandés para la Libertad y la Democracia, Luis Daniel León, aseveró a Criterio.hn que no es extraño que el proceso de licitación para la contratación de la empresa que transmitirá los datos el día las elecciones se haya anulado, debido al poco tiempo que tuvieron las empresas para ofertar.

Elecciones Honduras 2021
El director del Instituto Holandés para la Libertad y la Democracia, Luis Daniel León, cree que los problemas en el proceso de licitación para la contratación de la empresa que se encargará de la transmisión de resultados electorales, obedece al poco tiempo del proceso.

El viernes el CNE informó que sólo dos empresas de las ocho que habían participado en la última etapa del proceso de licitación privada presentaron sus ofertas para la transmisión de los resultados electorales para las elecciones primarias.

Se detalló que los ofertantes habían sido la empresa de capital hondureño, Symbolic Sistems United (SSU) y la firma colombiana Thomas Processing and Sistems SAS (TPS).

Se precisó que la empresa hondureña entregó una oferta por 112 millones 349 mil 134 lempiras y la empresa colombiana por 215 millones 799 mil 991 lempiras.

En los últimos días trascendió que Symbolic Sistem United, cuyo capital es hondureño, fue constituida en septiembre del año pasado y la oferta de la empresa Thomas Processing Sistems, de inversión colombiana, sobrepasa el presupuesto en más de 100 millones de lempiras.

De las ocho empresas invitadas por el CNE a presentar sus ofertas se retiró la empresa de capital español, Indra, aduciendo el poco tiempo del proceso y, la otra, Excelsis, de capital paraguayo, pidió una prórroga.

A raíz de la declinación de la firma española el pleno del CNE emitió un comunicado diciendo que al estudio de mercado se habían presentado 16 empresas que hicieron una presentación individual de sus servicios y soluciones y que ese mismo día se había enviado invitación a ocho para participar en la licitación privada publicada en los portales del CNE y del ONCAE.

Criterio.hn solicitó a través de la Unidad de Transparencia del CNE el nombre de las 16 empresas que presentaron su oferta para la trasmisión de resultados y el nombre de las ocho empresas que fueron invitadas para participar en la licitación privada, pero este lunes su oficial de Transparencia, Priscila Funez Villalobos, notificó que harán uso del periodo de prórroga. Resulta extraño que los magistrados del CNE hayan pedido prórroga para entregar una simple lista de empresas oferentes.

Sin embargo, este medio de comunicación tuvo acceso de manera extraoficial a la lista de las ocho empresas que fueron invitadas a presentar ofertas para la licitación privada (Thomas Processing & Systems, Symbolic Sistems United, INDRA, Excelsis, Smartmatic, CGTS-UST, Smart Voting y MSA.

De las ocho empresas, una se retiró, la otra pidió una prórroga, cuatro no se presentaron y dos lo hicieron sin las debidas garantías financieras y técnicas para hacerse responsables del proceso de transmisión de datos durante las elecciones primarias.

¿POR QUÉ TANTA LENTITUD?

La pregunta obligada de la ciudadanía es ¿por qué no se hizo todo con tiempo?, ¿Será que hay visos de un nuevo fraude?, o ¿hay negocios sucios tras esto?

El contexto político e institucional quedó en evidencia con esta licitación que se convirtió en una más, debido a la poca preparación de los magistrados del CNE y la falta de un presupuesto.

Los magistrados del órgano electoral, integrado por los partidos Liberal, Libre y Nacional, entraron en funciones durante el último trimestre del 2019 y mientras definían como funcionarían por la falta de una Ley, el Congreso Nacional aprobó varios decretos transitorios.

Para el director de Gobernanza de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), Lester Ramírez, lo que está pasando con el proceso de licitación era de esperarse. Recordó que desde el 2019, cuando se integró el CNE, el organismo que él representa advirtió que el presupuesto tenía que ser entregado un año antes de las elecciones para evitar tropiezos.

Ramírez dice que los responsables de todo lo que está pasando son los mismos partidos políticos que toman las decisiones desde el Congreso Nacional porque pudieron haber aprobado con tiempo el presupuesto que el órgano electoral requiere para realizar todas las compras que se demandan para el proceso electoral.

“Si hay problemas sería responsabilidad, especialmente de los tres partidos mayoritarios, entonces, no veo por qué la gente se sorprende cuando los mismos partidos políticos tuvieron la oportunidad de hacer las cosas bien, de asignar los recursos presupuestarios, de hacer una licitación mucho más planificada”, dijo Ramírez.

Con la presencia de la pandemia por CovID-19, Honduras al igual que los demás países del mundo sufrieron un duro impacto económico y con ello sus finanzas, producto de la recaudación fiscal, cayeron, lo que provocó que el gobierno recortara los presupuestos de las instituciones.

De acuerdo con las cifras proporcionadas por la Secretaría de Finanzas en su portal digital, durante el 2020 los ingresos fueron de 133, 446.04 y los egresos fueron de 147,936.17 millones de lempiras.

En la reducción presupuestaria, se supone, entraron los entes electorales, por lo tanto, el CNE se vio afectado para avanzar en la contratación de la empresa que se encargue de la transmisión de resultados electorales.

La situación se terminó de complicar con las inundaciones y daños dejados por los huracanes Eta y Iota, a tal grado que el Poder Ejecutivo ha atrasado los desembolsos al CNE, dejando de lado la transmisión de resultados: el talón de Aquiles en las elecciones de Honduras.

Aunque las excusas del gobierno sigan siendo la pandemia y los dos huracanes, para Lester Ramírez, no es más que el resultado de las negociaciones que hacen los políticos desde las más altas esferas.

¿QUÉ PASÓ CON EL PRESUPUESTO?

En Congreso Nacional aprobó 1,760 millones de lempiras para el Consejo Nacional Electoral durante el 2021, una diferencia significativa tomando en cuenta que el año 2020, el mismo rondaba en 133, 453.1 millones de lempiras.

Este incremento se debe a que durante el presente año se realizarán las elecciones primarias y generales. Para los comicios de marzo se tienen estimados más de 400 millones de lempiras, de los cuales 100 millones serían utilizados para la contratación de la empresa que transmitirá los datos.

Observando estos números está clara la declaratoria de una licitación nula, porque la empresa que se acercaba en cifras era la hondureña que no tiene ni un año de haber sido conformada.

Sin embargo, el presupuestario no ha sido el único problema para el entrampamiento del proceso de licitación, sino que, al no haber dinero, no se han hecho los desembolsos que se requieren.

Criterio.hn buscó en reiteradas ocasiones una entrevista con la viceministra de Presupuesto de la Secretaría de Finanzas, Roxana Rodríguez, pero la funcionaria no atendió la petición, pese a que la cita se buscó con insistencia durante una semana.

El representante del Fondo Social para la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (FOSDEH), Ismael Zepeda, dice que los magistrados del CNE han mostrado una falta de visión para montar las elecciones.

“Observamos un comunicado del CNE en el que se menciona que van a tratar de hacer todo por contratación directa, lo que no da señales de transparencia. Ya sabemos lo que esto significa en nuestro país”, indicó Zepeda.

CNE
El economista del Fosdeh, Ismael Zepeda, advirtió desde el año pasado que el tema presupuestario sería el talón de Aquiles para las compras y contrataciones en el CNE y que todo obedecía a la intensión de hacer procesos directos.

Según los expertos, esto profundiza la incertidumbre electoral y la idea que se harán mal las cosas porque al final, se podría recurrir a una licitación directa y este proceso se sobrepone a lo establecido en la Ley de Contratación del Estado.

Ni siquiera las instituciones contraloras del Estado como el Tribunal Superior de Cuentas y el Instituto de Acceso a la Información Pública tienen claridad respecto a las compras directas por la rapidez en la que se contrata, no hay posibilidad de una buena verificación de los contratos.

UNA INSTITUCIÓN POLÍTICA QUE DEBIÓ SER TÉCNICA

Pese a que el Consejo Nacional Electoral debe ser una institución técnica (pues así fue concebida), se convirtió en el albergue para la puja política de los tres partidos mayoritarios de Honduras: el Partido Nacional, Partido Liberal y el Partido Libertad y Refundación (Libre).

Cuando se conformó esta institución electoral se prometió que se haría una transición del Tribunal Supremo Electoral—una institución meramente política—al Consejo Nacional Electoral—a un ente técnico para evitar los malos sabores del pasado y que en el 2017 desembocaron en una crisis sin precedentes al haberse registrado un fraude electoral que ocasionó una crisis política sin precedentes y que dejó varios muertos.

Según el director del Instituto Holandés para la Libertad y la Democracia, Luis León, lo que le ha pasado al CNE es que primero, políticamente no se ha logrado tener un acuerdo colegiado porque obviamente hay tres fuerzas que tienen interés de gobernar.

Como la percepción ciudadana es que puede haber corrupción se ha buscado la veeduría nacional e internacional para garantizar la transparencia de todo el proceso de licitación para la contratación de la empresa que transmitirá los datos durante las elecciones primarias. En ese rol se cuenta con la participación de instituciones veedoras como la Asociación para una Sociedad Más Justa (ASJ), el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) y el Instituto Holandés para la Libertad y la Democracia.

Pese a todo esto, se llegó a un proceso fallido, entrampado, sin presupuesto, sin ideas y completamente politizado porque ni siquiera el marco legal se ha aprobado y la ciudadanía tendrá que conformarse con seguir las reglas de las elecciones pasadas.

CONTRATACIÓN DIRECTA

Para el miembro de la Comisión Nacional Electoral del Partido Liberal, Rodolfo Zelaya, el hecho que no se haya podido tener un proceso competitivo y que una de las empresas haya presentado una oferta que sobrepasa los cien millones lempiras a la base de la licitación, evidencia las verdaderas intenciones.

“Lo que se anda buscando es la contratación directa para favorecer a Mapa Soluciones, que ya participaron y fracasaron en el proceso eleccionario”, dijo Zelaya.

La empresa señalada por Zelaya y contra la que pesan serias acusaciones por irregularidades cometidas en elecciones pasadas, presentó su oferta ante el CNE en octubre pasado. Sin embargo, no se presentó en la etapa final que concluyó el 21 de enero.

Mapa Soluciones ha sido la empresa encargada de transmitir los datos en los últimos siete procesos electorales, exceptuando las elecciones generales de 2017, por lo que no se descarta que al contar con la estructura y con poco tiempo por delante sea la empresa elegida en contratación directa.

Con el escenario actual no se descarta que Mapa Soluciones vuelva a ser la ungida con el contrato y no sería nada descabellado pensarlo puesto que el CNE tiene su oferta desde octubre del año pasado.

Por el momento los miembros de la Comisión Técnica del CNE trabajan contra el reloj preparando los resultados de la evaluación o si en efecto el proceso se declarará desierto y se recurrirá a una contratación directa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.