Nación desuso|Noticias Destacadas

Informe revela manipulación política en redes sociales durante las elecciones primarias de Honduras

manipulación política en redes sociales

Compartir

 

Tegucigalpa.- Cuentas falsas, bots, cuentas títeres, publicidad política registrada como comercial y difundida a destiempo para simular apoyo a candidatos o perjudicar a otros son algunos de los hallazgos del análisis en las redes sociales que hizo el Laboratorio Ciudadano Honduras durante las pasadas elecciones primarias.

Desinformación y Propaganda Computacional es el nombre del informe que fue presentado este jueves por el analista del Laboratorio Ciudadano Honduras, Aldo Salgado, en un evento virtual que contó con la participación de periodistas de varios medios de comunicación que apoyan la lucha contra la desinformación, entre ellos Criterio.hn.

El análisis se circunscribió a las redes sociales de Twitter y Facebook. En la primera, se  se recopilaron del 10 al 20 de marzo del presente año 57,809 tuits que contenían hashtags específicos del periodo electoral y otros relevantes que se usan fuera del proceso, así como menciones a precandidatos.

Además, se recopiló la línea de tiempo de las cuentas que participaban de forma recurrente en esas tendencias y la información sobre dichas cuentas.

“En esta red social encontramos el uso generalizado de cuentas falsas, cuentas títeres y bots durante la campaña electoral de las elecciones internas”, resume el informe.

Yani Rosenthal

En el caso del precandidato -ahora presidenciable- del Partido Liberal Yani Rosenthal se detectaron varias cuentas que crearon una tendencia positiva.

La muestra fue de 168 cuentas que generaron 309 tuits y de las que 66 fueron creadas menos de 90 días antes de las elecciones del 14 de marzo.

Además de la reciente creación de estas cuentas, el informe señala la baja calidad, que no tenían seguidores ni foto de perfil ni contenido de relleno, y en las que el robo de la identidad digital de personas fue la práctica más repetida.

De hecho, el documento especifica el caso de  una periodista de Guatemala cuyo nombre e imagen aparecen en una cuenta falsa en la que se leen mensajes con los hashtag #YaniPresidente y #YoVotoPorYani. La comunicadora fue contactada y manifestó no estar al tanto de que su imagen había sido robada para crear una cuenta falsa a favor de Rosenthal.

También las identidades digitales de una escritora argentina que vive en Noruega, una consultora de Recursos Humanos de Guatemala y una modelo e influencer mexicana en Instagram y Twitter fueron robadas para el mismo fin.

El político liberal fue también objeto de una campaña en contra, según señala el informe, con cuentas falsas que difundieron contenido negativo con los hashtag #YaniYaNo. La nube de palabras de los tuits con ese hashtag incluye: corrupto, convicto, preso, narco, criminal, delincuente y dinero, entre otras.

Diego Zelaya y Mauricio Oliva

Otro nombre que aparece en el documento del Laboratorio  Ciudadano Honduras es el del ex precandidato a la alcaldía de Tegucigalpa por el Partido Nacional Diego Zelaya, con una muestra de 311 cuentas que genearon 742 tuits y 286 retuits.

Estas cuentas publicaron tuits de apoyo a Zelaya y al presidente del Congreso Nacional Mauricio Oliva, quien fue precandidato presidencial por el partido oficialista.

Después del 14 de marzo, todas esa cuentas borraron los tuits de apoyo, “cambiando totalmente la narrativa” para pasar a impulsar hashtags como #YaniLadron y #YaniYano, refiere el informe.

David Chávez

Sobre el precandidato a alcalde nacionalista David Chávez, quien finalmente resultó ganador, el análisis detectó “grupos de cuentas altamente automatizadas, que se localizaban a sí mismas en EEUU o Brasil”.

También fue detectado un grupo coordinado de supresión de crítica, “enfocado en atacar a cuentas que criticasen a David Chávez de forma recurrente, señalándolas como cuentas bots”, según el informe.

Análisis en Facebook

En esta red social, la investigación se enfocó en la publicidad política, debido “a las dificultades de acceso a la información como a los efectos nocivos que la herramienta de microsegmentación de Facebook ha tenido en otras elecciones alrededor del mundo”, explica el documento.

La información fue obtenida mediante su Librería de Anuncios.

En esta red la estrategia es “compartir masivamente contenido positivo de los candidatos en Grupos de Facebook”, como se vio en una página de apoyo a Mauricio Oliva y Edgardo Loucel, aspirante al Congreso Nacional.

Antes de las primarias, esa misma cuenta compartía contenido positivo del presidente Juan Hernández y la primera dama Ana García.

El informe establece que “pudimos documentar un caso extensivamente, en el cual los administradores de un grupo de Facebook intentaron interactuar públicamente con una de las cuentas antes de bloquearla, pero no recibieron respuesta”.

Aunque Facebook hace público el monto gastado en publicidad política y la persona o entidad que hizo el pago, los precandidatos evitaron “sistemáticamente” este nivel de transparencia etiquetando la publicidad como comercial. Entre ellos, David Chávez, Nasry Asfura, Mauricio Oliva y Juan Diego Zelaya del Partido Nacional del Partido Nacional; y Yani Rosenthal, del Partido Liberal.

“Además, borraron todos los anuncios una vez dejaban de estar en circulación, una práctica de las páginas de Facebook vinculadas al Gobierno de Honduras utilizadas para atacar a movimientos sociales”, explica el análisis.

Otro hecho detectado fue la publicidad que inclumplía el silencio electoral. “Pudimos observar y documentar que varias candidaturas continuaron con su campaña sin respetar esos plazos, y algunas incluso ampliaron su gasto en publicidad durante los días del silencio electoral”. Ese fue el caso del ex precandidato presidencial por el Partido Libertad y Refundación (Libre) Carlos Eduardo Reina, quien obtuvo en una semana casi 90 mil seguidores.

También el día de las elecciones primarias algunas precandidaturas difundieron encuestas a pie de urna.

Estas campañas de manipulación de información y desinformación son una forma de ejercicio de poder desigual, “que cuando proviene de la institucionalidad pública y de actores de interés público constituye una grave violación de derechos humanos en detrimento de la democracia y valores que le sustentan como la transparencia y rendición de cuentas”, expresa en su análisis el Laboratorio Ciudadano Honduras.

Y recuerda además que “en el espacio digital existe poder, se genera poder y tiene la potencialidad de definir el futuro de un país”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.