Huelga de hambre continúa en Honduras

Por: Redacción CRITERIO

redacción@criterio.hn

German Ayala y su esposa Maricela Perdomo, irrumpieron en llanto, denunciando que temen por su vida.
German Ayala y su esposa Maricela Perdomo, irrumpieron en llanto, denunciando que temen por su vida.

Pese al retiro de dos miembros de la “Oposición Indignada”, la huelga de hambre emprendida en Honduras desde el pasado 22 de junio, continúa con cinco jóvenes que siguen presionando al gobierno para la instalación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad-Honduras (CICIH).

Gerson Suazo, German Ayala, Hernan Silva, Erlin Mejía y Josué David Velásquez, continúan en la estrategia de presión, que según ellos continuará,  hasta  que el gobierno de Juan Hernández acepté su exigencia, que conlleva, además, la separación del fiscal general, Oscar Chinchilla y del fiscal general adjunto, Rigoberto Cuéllar, entre otras medidas de combate a la corrupción e impunidad.

Hernan Silva, German Ayala y Gerson Suazo, estrechan sus manos en señal de unidad.
Hernan Silva, German Ayala y Gerson Suazo, estrechan sus manos en señal de unidad.

La vocera del movimiento social que sigue en la huelga de hambre, Maricela Perdomo, dijo que pese a que los dos cabecillas de los “indignados” se retiraron de la acampada, los otros cinco jóvenes seguirán en su propósito, porque “esta es una lucha del pueblo de la cual nadie se puede adueñar”.

Los huelgüistas están siendo evaluados a diario por el médico Rigoberto Ulloa, que este lunes señaló que  sus condiciones físicas ya están sufriendo las consecuencias normales de un cuerpo que no está siendo alimentado, ya que hay algunos muchachos que llevan seis días en esa condición.

El médico Rigoberto Ulloa atiende a Erlin Mejía.
El médico Rigoberto Ulloa atiende a Erlin Mejía.

En ese sentido, añadió que no solo el no probar alimentos está afectado a los jóvenes, sino que existen otras situaciones como el hostigamiento policial y militar, que constantemente hacen sonar sus escudos, más las amenazas del desalojo que los mantiene en zozobra permanente.

“Esa guerra sicológica, es salvaje y está incidiendo en ellos”, apuntó el también pastor de la iglesia evangélica Ágape.

En virtud que una valla acordonada por policías y militares, les impide mantenerse al frente de la Casa de Gobierno, los muchachos no han tenido otra alternativa, más que la de ubicarse en una esquina donde funciona un autobanco.

En la acampada se mantienen en huelga de hambre completa y permanente, Gerson Suazo, German Ayala y Hernan Silva, mientras que Josué David Velásquez y Erlin Mejía siguen en ayuno parcial, dado a su estado de salud.

Las carpas de los huelgüistas reciben a diario la visita de particulares.
Las carpas de los huelgüistas reciben a diario la visita de particulares.

El movimiento social se fortaleció la semana pasada con la adhesión de Luis Munguía, Arturo Tróchez y Alejandro Bardales, quienes al ver la salida de Ariel Varela y de Miguel Briceño, se retiraron, pero aclararon que seguirán en la lucha desde otra trinchera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.