Honduras: la peligrosa lucha por la defensa de la tierra y los derechos humanos

El informe de la OACNUDH revela un panorama alarmante en Honduras, donde la defensa de la tierra, el territorio y el medio ambiente conlleva un riesgo constante para quienes la ejercen. Con al menos 363 ataques registrados en 2023, la violencia contra defensores de derechos humanos y periodistas persiste, evidenciando una débil institucionalidad y falta de protección efectiva por parte del Estado

Portada: décimo aniversario de triple asesinato en Locomapa, Yoro

Tegucigalpa, Honduras. – En Honduras, la defensa de la tierra, el territorio y el ambiente ha sido una tarea fundamental personas defensoras de los derechos humanos. Sin embargo, esta labor se ha convertido en peligrosa, donde la vida de quienes la ejercen está constantemente amenazada.

En 2023, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), registró al menos 363 ataques contra 453 víctimas que incluyen tanto a defensores como organizaciones, de las cuales 308 se dedican a la defensa de los derechos humanos y 145 al periodismo.

La representante de la OACNUDH reiteró el llamado a la adopción de medidas urgentes para la protección de defensores de derechos humanos. Foto: Horacio Lorca/Criterio.hn 

Los datos se dieron a conocer en la presentación del Informe sobre la Situación de los Derechos Humanos en Honduras 2023. En ese sentido, la representante de la OACNUDH en Honduras, Isabel Albaladejo detalló que más del 54% de las 453 víctimas de los 363 ataques registrados en 2023, corresponden a personas defensoras de la tierra, el territorio y el medio ambiente. El 31.5% de estos ataques fueron perpetrados contra personas y organizaciones integradas por indígenas y afrohondureños.

Bajo este panorama, el doctor en derechos humanos Joaquín Mejía, refirió que “Honduras sigue siendo un país donde la defensa de derechos humanos representa un peligro”.

Aunque los problemas de las violaciones a derechos humanos son históricas y estructurales que no tienen soluciones a corto plazo, como lo reconoció Albaladejo. Las organizaciones de defensa de los derechos humanos, esperaban que –con la llega del Partido Libertad y Refundación (Libre) al poder, por llamarse un partido socialista democrático— se fortalecieran las instituciones y resolver las violaciones a derechos humanos a corto, mediano y largo plazo, sin embargo, la vulneración es persistente.

En ese sentido, Joaquín Mejía, explicó en entrevista con Criterio.hn que los derechos humanos “es un asunto que tienen que ver con el poder y el poder independientemente de la ideología siempre va a ser un riesgo para los derechos humanos”.  

De interés: Honduras carece de una institucionalidad sólida que garantice los derechos humanos: OACNUDH

DEUDAS INSTITUCIONALES PARA LA DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS

En el último Análisis Global de Front Line Defenders, Honduras fue el cuarto de los países de América y el quinto del mundo que reportó el mayor número de personas defensoras asesinadas sólo en el año 2022. Estas cifras convierten al país centroamericano en un territorio hostil para defender los derechos humanos, la tierra, el territorio y el medioambiente.

Un peligro y gravedad que, de acuerdo con la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, continuó en 2023.

Para Joaquín Mejía, en Honduras no se están previniendo las violaciones de derechos humanos. Foto: Horacio Lorca/Criterio.hn

Para Joaquín Mejía, la gravedad se profundiza con la débil institucionalidad, particularmente del Ejecutivo y de las instancias que deben velar por la prevención de dichos ataques, como el Mecanismo Nacional de Protección.

Por ello, el doctor en derechos humanos, señaló que el informe de la OACNUDH debe tomarse como “un llamado de atención y como un empujón”, para que el gobierno a través de sus instituciones vinculadas a la defensa de derechos humanos “tomen cartas en el asunto”.

Joaquín Mejía señaló que en Honduras las principales deudas de las instituciones sobre la defensa de derechos humanos, son las relacionadas con la falta de investigación a las violaciones de derechos humanos por parte del Ministerio Público, que se traduce en criminalización de la defensoría y en el incremento a la mora juridicial.

Lea: ONU preocupada por la seguridad de Miriam Miranda, líder Garífuna en Honduras

INSTAN FORTALECER MECANISMO DE PROTECCIÓN

La falta de una respuesta efectiva por parte del Estado de Honduras, de acuerdo con la OACNUDH, tuvo un impacto en el aumento considerable en los ataques contra personas defensoras de derechos humanos, principalmente los que están ligados con la defensa de la tierra, el territorio, y el medio ambiente, periodistas y comunicadores sociales. Ello devela, según el organismo, en una débil institucionalidad del Mecanismo de Protección para Defensores, 

En ese sentido, la representante de la OACNUDH, Isabel Albaladejo, enfatizó que dicho mecanismo “continúa enfrentando serios desafíos” para a cumplir con su mandato. De acuerdo con Albaladejo, se debe a la falta de asignación presupuestaria, falta de personal “suficiente e idóneo”, carencia de herramientas técnicas para el cumplimiento de sus funciones y la falta de corresponsabilidad de las instituciones del Estado en la protección de las personas defensoras.

El sacerdote jesuita, Ismael Moreno, para la garantía de los derechos humanos en el país debe haber una clara transformación agraria, ambiental, tributaria y en las políticas públicas. Foto: Horacio Lorca/Criterio.hn

Por su parte, el sacerdote Jesuita, Ismael Moreno Coto, en entrevista con Criterio.hn, enfatizó que en Honduras hay un trabajo que es coyuntural: exigir el funcionamiento del Mecanismo de protección para defensores, periodistas y que funcionen las comisiones que se han creado para defender los derechos de las poblaciones campesinas.

En noviembre de 2023, 15 organizaciones de defensa de derechos humanos, durante la audiencia temática “Situación del Mecanismo Nacional de Protección de Personas Defensoras, Periodistas, Comunicadores sociales y Operadores de Justicia” en Honduras,  celebrada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), denunciaron el debilitamiento institucional que enfrenta este mecanismo y sus obstáculos para cumplir con sus obligaciones en materia de prevención y protección de personas defensoras. 

En Honduras, entre 2019 y 2023, al menos 15 personas defensoras de derechos humanos que eran beneficiarias o vinculadas con medidas del Mecanismo Nacional de Protección fueron asesinadas.

  • Breidy Hernández
    Amante de la lectura y la naturaleza, una mujer con la convicción firme que todos podemos hacer cambios significativos en la sociedad, por eso mi objetivo es exponer las injusticias que adolece la ciudadanía. Busco incidir, a través del periodismo, en la defensa y promoción de los derechos humanos, evitando caer en la complicidad de callar ante las injusticias y la corrupción. breidyhernandez@criterio.hn

Compartir 👍

Podría interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.