Honduras: es grave que se persiga a quien difunda información según nuevo Código Penal

 

Por Bersely García/kaosenlared.net

El nuevo Código Penal hondureño que entraría en vigencia el próximo 10 de noviembre del presente año, trastoca las libertades y tiene un efecto negativo en el sistema democrático en el país.

En el 2017 varias organizaciones de sociedad civil se reunieron para discutir y hacer propuestas al Congreso Nacional sobre los artículos que contempla dicho documento procesal penal que son lesivos para la ciudadanía en general, mismas que fueron ignoradas por el parlamento hondureño.

Según el abogado Laureano Carbajal el artículo 28 del nuevo Código Penal “No tiene caso estar estableciendo procedimientos de penas para el ejercicio del trabajo periodístico esto corresponde a la responsabilidad escalonada que hace mención dicho artículo”.

Responsabilidad penal en delitos cometidos a través de medios de difusión

El artículo 28 señala que “En los delitos que se cometen utilizando medios o soportes de difusión no responden criminalmente los cómplices.

Los que sean autores sólo responden, en estos casos, de forma escalonada, excluyente y subsidiaria, de acuerdo con el orden siguiente:

  1. a) Quienes hayan redactado el texto o producido el signo de que se trate y quienes les hayan inducido a realizarlo;
  2. b) Los directores de la publicación o programa en que se difunda;
  3. c) Los directores de la empresa editora, emisora o difusora; y, d) Los directores de la empresa de grabación, reproducción o impresión.

Cuando por cualquier motivo distinto de la extinción de la responsabilidad penal, incluso la declaración de rebeldía o la residencia fuera de Honduras, no puede perseguirse a ninguna de las personas comprendidas en alguno de los literales del párrafo anterior, debe dirigirse el procedimiento contra las mencionadas en el literal inmediatamente posterior.

Persecución es grave

Para el catedrático Geovanny Domínguez, de la Escuela de Ciencias de la Comunicación, de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, (UNAH), es demasiado grave que la información que salga difundida en un medio de comunicación será perseguida comenzando por el periodista que la escribió “ya no es por el director como dice la Ley de Emisión del Pensamiento, siendo en el primer piso el comunicador como responsable y en último término están los directores de los medios en esa categorización de responsabilidades que plantea el nuevo Código Penal”

Por lo tanto, según él, lo que habría que pensar es que el legislador ya no quiere correr el riesgo de que la información salga publicada y que sea el director el que asuma la responsabilidad hasta que salió publicada, por esa razón se coloca en la escala de prioridades al primer eslabón que es el periodista, por si ese contenido que se publicará puede dañar a terceros.

Bajo el criterio del docente de la Escuela de Derecho Penal, de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la UNAH, Nazario Luque “tanto en el código nuevo como en el que está vigente actualmente se regula los delitos contra el honor como la injuria, calumnia y difamación, normalmente se asocia por parte de los medios de comunicación que esos ilícitos son una traba para dar una información o noticia, desde ese punto de vista en los dos códigos se regulan.

Luque asegura que ambas legislaciones están reguladas y en cuanto a la responsabilidad escalonada debe de seguirse una gradualidad como ya lo menciona el Código Penal, donde primero se le deduce responsabilidad a uno y no a otro.

Sin embargo la Declaración de Universal de Derechos Humanos en el artículo 19 destaca que “ Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión” lo cual en reiteradas ocasiones la Corte Interamericana de Derechos Humanos, ( CIDH), ha pedido al gobierno respetar los derechos ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.