Honduras celebra independencia bajo el servilismo y obediencia a las decisiones del Gobierno de Estados Unidos

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa, Honduras.- Con bombos y platillos el oficialismo está celebrando los 199 años de la firma del acta de independencia, siguiendo una tradición que está alejada de la realidad, pues Honduras sigue siendo una patria dependiente de otras naciones.

A través de medios de comunicación y autoridades de gobierno, los discursos de patriotismo y las afirmaciones de que nuestro país es independiente están a la orden del día, mientras la ciudadanía vive otro contexto.

Para el catedrático universitario, Sergio Rivera, celebrar que Honduras es independiente es un error que solo busca un beneficio mediático y de mercadeo, pues el principal punto demostrativo de que el país está a las órdenes del capital internacional, es la injerencia que el Gobierno de Estados Unidos impone en la nación.

“Nosotros no somos independientes, nunca hemos tenido una independencia real. Desde que se proclamó la independencia de Centroamérica, la presencia de Estados Unidos en nuestro país ha sido clave quitando y poniendo presidentes”, recordó el docente.

De acuerdo a Rivera, los políticos y medios de comunicación no pueden hablar de independencia cuando en el país se encuentra la base militar estadounidense más grande de la región. “Esta base es el signo mayor de injerencia, en el que el Gobierno norteamericano se fundamenta para presionar geográficamente a otras naciones del continente”, comentó Sergio Rivera.

El papel de Estados Unidos va más allá del militarismo, y es que en 2017 la postura de la Embajada norteamericana, jugó un papel fundamental en la validación de la reelección de Juan Orlando Hernández al frente del Poder Ejecutivo.

“La injerencia norteamericana se ve en el aspecto político, cultural, económico y religioso, en el 2017, Fulton terminó de validar el fraude de Hernández sin importar la voluntad popular y ciudadana”, lamentó Rivera.

Por otra parte, el analista repudió que desde el Gobierno que hoy se denomina patriota, en el día a día legisla para vender el país al mejor postor, y citó el ejemplo de las Zonas Especiales de Desarrollo, la cual ha servido para entregar el territorio hondureño al capital internacional.

Por lo tanto Rivera expuso: “el proceso de independencia es luchar contra la venta del territorio, si de verdad los que hoy se denominan patriotas y que hoy se visten con la bandera nacional, deberían abonar por construir un país con igualdad, equidad y justicia”.

El analista lanzó dardos a los políticos, de quienes criticó que además de legislar para vender al país, también apoyan a un gobierno salpicado por el narcotráfico y con una actitud servil a las decisiones del Gobierno de Estados Unidos.

Sergio Rivera culminó manifestando: “hablar de independencia es ser libre en materia de salud, educación, generar cambios, tener un proceso colectivo, pero acá la independencia se ve en un papel que se escribió hace 199 años.  Ser independientes es ir más allá, por eso hay mucha gente que cree que se puede avanzar y luchar hacia una verdadera independencia, a un estado de derecho mejor, a un mundo nuevo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.