Nación.|Noticias Destacadas

Gobierno de Honduras impone mordaza al personal de salud en triajes de Covid-19

ley mordaza covo-19 Honduras

Compartir

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. – La Secretaria de Salud de Honduras emitió el miércoles un oficio mediante el cual censura a los coordinadores de triajes para que no puedan informar a través de los medios de comunicación a la ciudadanía sobre la situación de la pandemia de Covid-19.

El oficio número 231-RISS-RSM-2021 señala que a partir del 7 de abril el vocero oficial será el médico Harry Bock Melará, siendo “la única persona autorizada para brindar declaraciones a los medios de comunicación y reportar datos estadísticos y de cualquier otra índole de estos centros (triajes)”.

Curiosamente la censura del gobierno de Juan Hernández se registra ante el cierre de 36 triajes y reiteradas denuncias a nivel de todo el país por falta de presupuesto y pago al personal de salud que está al frente de estos centros en donde se brinda atención a pacientes con Covid-19 que, ante la colapsada red hospitalaria, ha sido una respuesta limitada ante la pandemia.

Lea además: Antitransparencia: el virus que matará a Honduras

El presidente de la Asociación de Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), en San Pedro Sula, Carlos Umaña, expresó que valora la censura como un acto delincuencial porque nadie debe cuartar la libertad de pensamiento y expresión. “Ocultar la realidad en una pandemia, es ocultar los muertos”.

Mediante una publicación en Twitter, Umaña pidió a la Comisionada de los Derechos Humanos y a los comisionados del Instituto de Acceso a la Información Pública que investiguen a profundidad la violación a la libertad de expresión de la que están siendo objeto sus colegas que laboran en los triajes.

 

La condena por la medida gubernamental también fue expuesta por la jefa del servicio de neumología del Instituto Nacional Cardiopulmonar de Honduras (Tórax), Suyapa Sosa, quien dijo que el personal que está en los triajes es el que trabaja con la realidad y que son las autoridades sanitarias las que están haciendo mal su trabajo.

Asimismo, que a los únicos que se les debe creer es a los pacientes que llegan y no encuentran nada en los centros de acopio.

Siempre que se señala a las autoridades directamente del mal trabajo que hacen, aplican una ley mordaza, ya que en este país no quieren que se diga la verdad, pero la verdad siempre va a salir, manifestó Sosa.

Noticia Relacionada: Cierran más de 36 triajes a nivel nacional por falta de recursos financieros

Los triajes han sido implementados en los 298 municipios de Honduras como opción ante el colapsado sistema de salud, pero en los últimos días estos centros están siendo cerrados por los gobiernos municipales por la falta de apoyo presupuestario por parte del gobierno central. La crisis ha sido más evidente durante las últimas tres semanas ante la nueva ola de contagios, atribuida a las aglomeraciones de personas durante las elecciones primarias del 14 de marzo y el feriado de Semana Santa.

Entre el 14 de marzo y los primeros días de abril se registró un promedio de 581 casos diarios de Covid-19, sin embargo, esta cifra se podría duplicar en las próximas dos semanas, de acuerdo con los cálculos de los epidemiólogos.

Hasta este jueves 8 de abril el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) registraba 192,413 contagios acumulados desde que se registraron oficialmente los primeros dos casos por el nuevo coronavirus el 11 de marzo de 2020 y 4,686 muertes.

El gobierno de Juan Hernández se ha caracterizado por ocultar la información pública, a tal extremo que a partir de 2014 entró en vigor la Ley para la Clasificación de Documentos Públicos Relacionados con la Seguridad y Defensa Nacional, más conocida como “Ley de Secretos Oficiales”, que establece reserva en la información en 16 instituciones del Estado hasta 50 años.

El Colegio de Periodistas de Honduras (CPH), que debería ser garante de la libertad de expresión y del derecho al acceso a la información lejos de condenar la medida gubernamental, se mostró indiferente e incluso se podría interpretar que existe cierta complacencia.

En un canal de televisión, el presidente del CPH, Osman Reyes, consideró la censura implementada por el gobierno como “algo normal” porque “cada institución está en su derecho de manejar la información como mejor le parezca».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.