Noticias Destacadas

En honor al natalicio de Francisco Morazán protestan contra las ZEDE

protestan contra las ZEDE

Compartir

Tegucigalpa.- El Movimiento Nacional Contra las Zede y por La soberanía nacional en el marco del nacimiento del general Francisco Morazán realizó un plantón de protesta frente a las instalaciones del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

En un pronunciamiento público manifestaron que, el régimen narco dictatorial nacionalista, sus diputados en el Congreso Nacional, los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y sus lacayos corruptos aprobaron la Ley Orgánica de las ZEDE mal llamadas “ciudades modelo”.

Acogidas bajo esta ley se multiplican las ZEDE como la de Prospera en Roatán en la región insular, la ZEDE ciudad MORAZÁN en Choloma, Cortes y la ZEDE Orquídea en San Marcos de Colon, Choluteca, así como en otras regiones del país previéndose ya con decretos aprobados por el Congreso Nacional dos Distritos Turísticos: Fortaleza del Caribe, que incluye los municipio de San Pedro Sula, Puerto Cortes y Omoa del Departamento de Cortes y otros municipios que posteriormente se pudiesen agregar; y Caribe Esmeralda, que incluye los municipios de Tela, El Porvenir, La Ceiba y Jutiapa del Departamento de Atlántida y Trujillo, Santa Fe y Balfate del Departamento de Colon y otros que se pudieran agregar.

También lea: Las ZEDE van orientadas a ser paraísos fiscales

La condición fundamental de esta iniciativa macabra es que exista infraestructura física de importancia nacional, abundantes recursos naturales, patrimonios culturales e históricos, mano de obra abundante y barata, acceso rápido para la extracción acelerada de los mejores recursos -Bienes y Servicios- y todo tipo de riquezas de la biodiversidad natural con que cuentan estas regiones y el país en general.

La aprobación e implementación de estos decretos y proyectos extractivitas en la zona insular y en las regiones Norte y Sur del país, tendrá impactos culturales, sociales, ambientales, económicos y políticos desastrosos para las comunidades en ellas existentes, que pasaran a convertirse de inmediato en extraños en su propia tierra marginados y explotados eternos con sus hijos y familia o en procesos de expulsión masivos y flujos migratorios de igual importancia.

Las concesiones mineras, ferrocarrileras y bananeras son el mejor ejemplo de la brutalidad, saqueo y explotación que puede soportar una nación con sus graves consecuencias de profundización la pobreza, miseria generalizada, desigualdad y atraso las encontramos precisamente en esas concesiones leoninas que fueron promulgadas con el eterno estribillo de generar empleo y desarrollo para nuestro pueblo. Desde 1876 cuando se aprobó la Reforma Liberal de Ramón Rosa y Marco Aurelio Soto bajo la falsa ilación de la inversión económica extranjera traería prosperidad y desarrollo, nuestro país se ha sumergido en el más cruel atraso, dependencia y miseria.  

El antecedente que dejó la reforma liberal de Soto y Rosa,  que por cierto eran de las familias más potentadas y poderosas de esa época; además de prominentes políticos que cuando se trata de hacer negocios con el imperio para incrementar sus fortunas no importan banderas ni colores, se unen en una sola causa para brindar en bandeja de plata las mejores riquezas nacionales al invasor extranjero, siempre y cuando esto represente enormes ganancias a su peculio familiar y a su entorno de amigos más cercano.

Está Triste y lamentable realidad se repite para la mayor desgracia de los hondureños; cuando al transitar en 1982 de los gobiernos militares a los gobiernos civiles de ese periodo hasta la fecha estos han emitido sendos decretos y leyes como los ZOLT, RIT y ZIP con el cacareado discurso de generar empleo y el lógico derrama de la riqueza que bañaría a los hondureños de felicidad.

La verdad que todas estas leyes y decretos solo han venido a afianzar el poder en unas pocas familias que son las que concentran en sus manos más del 80% de la riqueza nacional.

La aprobación de este tipo de Leyes, proyectos y decretos facilitan contratos de concesionamiento con clausulas leoninas que solo favorecen los intereses de los beneficiarios de estas y no a la nación o Estado hondureño. No tienen limite y procuran a toda costa perpetuar las concesiones que les permite seguir gozando de la evasión fiscal, cero impuestos de exportación e importación, bajas tasas de impuesto sobre la renta cuando existen, cero pagos de servicios públicos de todo tipo que se convierten en el gran sueño de la oligarquía hondureña y extranjera que se hace realidad.  

Nota relacionada Presentan recurso de inconstitucionalidad contra Ley de las ZEDE y de minería

De esta manera se establece protectorados, paraísos fiscales en pedacitos de territorio que brindan seguridad, comodidad y disfrute de inmensas fortunas a hondureños y extranjeros, seguramente vinculados al lavado de activos, al narco tráfico, al crimen organizado transnacional y dictadores criminales autores de delitos de lesa humanidad.

Esa es la razón de ser que se oculta en la creación de las Zonas Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) promovidas hasta la locura por el actual régimen del narco dictadura que gobierna la nación. Esta reforma constitucional, su Ley Orgánica y otra normativa, se ha convertido en las concesiones más entreguistas que registra nuestra historia republicana al capital extranjero transnacional, en una franca violación a nuestros derechos constitucionales y específicamente el artículo 107 de nuestra Carta Magna, además del Convenio Internacional N° 169 de la OIT y otros aplicables.

Los pilares que justifican las ZEDE se originan en el desempleo que golpea a la población; el Plan de Nación y Visión de País, Plan Vida Mejor, el Plan 2020, constituyen políticas del actual régimen, profundamente demagógicas que fácilmente dejan al descubierto, en 12 años del régimen nacionalista, proyectos irrealizables, creados todos en un ambiente precario e ilegítimo y lo grave, a espaldas de todos los sectores de la población que con su capacidad, imaginación y creatividad podrían haber aportado su concurso y cuyas organizaciones no fueron tomadas en cuenta.

Al contrario, los entreguistas facilitaron el involucramiento de sectores obscuros, nacionales y extranjeros, con una visión torcida de nuestra realidad nacional, reza el pronunciamiento.

Expandir el territorio de las ZEDE, para su eventual entrega a inversionistas extranjeros, resulta inaceptable. Por consiguiente, exigen la exclusión de toda norma jurídica relativa a las ZEDE en el texto constitucional y derogar la Ley Orgánica de las ZEDE, porque aspiran a una autentica independencia y no a convertirnos en Colonia o en los caprichos de inversionistas libertarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.