Nación.

Empleados de Tiempo quieren intervención y no discurso lírico que l ofrece el gobierno

Los empleados de Diario Tiempo recibieron la solidaridad de la Alianza por los Derechos Humanos.

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Los empleados de Diario Tiempo, quienes se han declarado en un limbo laboral, demandaron este jueves la pronta intervención del gobierno de Honduras para que se les defina su situación laboral y rechazaron el discurso “lírico” que les ha llevado el ministro del Trabajo, Carlos Madero.

Los empleados de Diario Tiempo recibieron la solidaridad de la Alianza por los Derechos Humanos.
Los empleados de Diario Tiempo recibieron la solidaridad de la Alianza por los Derechos Humanos.

El periodista Efrén Bonilla, dijo que entienden que el bien colectivo principal es la libertad de expresión, “pero en el caso de nosotros la pirámide se invierte porque tenemos nuestro problema laboral y como dijo Platón, el hombre primero comió y después pensó, entonces como nosotros estamos sin comer, estamos pensando más en nuestras necesidades”.

Bonilla, quien actuó como vocero del grupo, también señaló que la empresa todavía no les define el estatus de su situación, porque aún no los ha despedido ni tampoco suspendido; “estamos en el limbo”, dijo.

Reveló que en las últimas horas han descubierto que los dueños del medio están cometiendo una “barbaridad”, porque “están pagando seguridad privada. Tienen dinero para pagar seguridad privada y no tienen dinero para pagarnos a nosotros”, cuestionó.

DISCURO LÍRICO

En virtud de lo antes señalado, “estamos exigiendo al Estado que de inmediato se tome acciones pero contundentes, que no sea ese discurso lírico que ha llevado dos veces el ministro del Trabajo, Carlos Madero”, anotó.

Amplió que el funcionario ha llegado a las oficinas del medio de comunicación, únicamente a decir, “no podemos hacer nada, no es culpa del Estado, el cierre, es una situación particular del medio con el gobierno de Estados Unidos”.

A su juicio las declaraciones de Madero son de principios porque se limita a decir que el gobierno va a velar por el derecho de los trabajadores en la medida de sus posibilidades.

LIMBO LABORAL

Por su parte el editor del rotativo, Roberto Corea, apuntó que están atravesando “por lo que se llama un limbo laboral, porque no estamos ni despedidos ni suspendidos, ni se nos garantiza nuestra estabilidad laboral, ni nuestras prestaciones sociales, en caso que se produjera ese hecho”.

El periodista consideró que el gobierno no tiene tanta culpa de lo que le está pasando a los empleados, aunque sus ejecutivos sostienen que el cierre se debió a la liquidación forzosa de Banco Continental y por toda la consecuencia financiera, porque no había papel, tienta y otros insumos. No obstante, “eso por un lado puede ser cierto en alguna medida, pero la verdad es que Diario Tiempo viene arrastrando un déficit financiero, una carencia de insumos desde hace seis, siete años; esto ya solo fue el colapso”, sentenció

A raíz de tanta problemática, demandó la intervención del gobierno, ya que sería la salida para asegurar las prestaciones laborales y todo lo que implica el pasivo laboral de los empleados.

Los empleados del medio impreso recibieron la solidaridad de la Alianza por los Derechos Humanos, que mediante un pronunciamiento exhortaron al secretario del Trabajo, para que de manera directa asuma el conocimiento de la situación laboral de los empleados y empleadas de Diario Tiempo y Canal 11, otro medio de comunicación en el cual la familia Rosenthal posee acciones, por lo que desde ya sus empleados avizoran su cierre.

Los defensores de derechos humanos, Juan Almendares Bonilla, Ana Pineda, Wilfredo Méndez y Wendy Funes, reflexionaron que el cierre de un medio de comunicación, independientemente de las causas que lo provocan, entraña un menoscabo en la transmisión de información  e ideas y en el derecho a la población a acceder a dicha información.

Editorial Honduras, responsable de la edición de Diario Tiempo,  es una de las empresas del Grupo Continental, pero no figura en la lista de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (Ofac),  mediante la cual el Departamento del Tesoro de Estados Unidos designó a tres miembros de la familia Rosenthal y varias de sus empresas, como lavadores de activos provenientes del narcotráfico.

Diario Tiempo fue fundado el 7 de noviembre de 1970 en la ciudad de San Pedro Sula, departamento de Cortés, por Editorial Honduras, S.A. de C.V.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.