Nación.

Empleados de Diario Tiempo se toman la CBNS exigiendo su salario

Los empleados de Diario Tiempo tienen 22 días de no recibir pagos.

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Los empleados de canal 11, empresa del Grupo Rosenthal,  se tomaron esta mañana la calle frente a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) en la capital de Honduras Tegucigalpa, exigiendo su salario del mes de octubre.

Los epleados de Diario Tiempo exigen a la CNBS que desbloqueen sus salarios
Los empleados de Diario Tiempo exigen a la CNBS que desbloqueen sus salarios

Fredy Perdomo, periodista de canal 1, relató que ellos se han tomado la calle frente a la CNBS para entregarles una carta respetuosa,  pero enérgica reclamando que les devuelvas las dos quincenas de salario que la empresa les acreditó para cubrir el mes de octubre.

La iniciativa la han tomado porque el liquidador les ha negado el desbloqueo de las cuentas donde están acreditados los salarios de los empleados del mencionado medio de comunicación, correspondiente a las dos quincenas del mes de octubre.

“Venimos a exigirles que nos den una explicación sustentada en ley, porque están bloqueando un dinero que no es de los Rosenthal,  sino de los empleados de diario Tiempo, explico Perdomo.

El comunicador señaló que,  con esta medida están afectando a más de 300 empleados del canal que desde ayer se apersonaron a las ventanillas de los bancos  para reclamar su quincena y se encontraron con esta arbitrariedad.

Por su parte,  Efren Bonilla, también periodista de Diario Tiempo manifestó que, “no tuvieron tacto,  como lo han señalado otros economistas que además señalan que habían otros caminos y que si querían liquidar el banco,  debieron apartar las planillas de los salarios  de los 11 mil empleados del Grupo Continental para que cobráramos nuestro sueldo y para que las empresas pudieran seguir operando”.

Bonilla,  quien también es economista,  apunto que debieron nombrar un interventor en cada empresa,  para que no se sacara el dinero de ellas, pero no afectar a los empleados que dependen de su salario.