El 2016 y nuestros deseos

Por: Redacción CRITERIO

redacción@criterio.hn

Cuando cerramos un año lleno de tantos desencantos, problemas, asesinatos,  robos y tantos actos de corrupción, nuestro primer deseo es que el 2016 sea mejor y no por tradicionalismo Cristiano o por decir una frase muchas veces repetitiva y gastada, sino como buenos hondureños,  en Criterio.hn deseamos no solo un mejor año para los hondureños, sino un mejor país con menos problemas y con más cosas buenas.

Copas año nuevo

Soñamos al igual que la mayoría de nuestros compatriotas con un país donde la corrupción no impere, donde la democracia sea el eje donde se sustente el Estado de Derecho, donde la justicia ya no solo muerda a los descalzos, como decía el gran americanista Eduardo Galeano.

Anhelamos una matria donde la educación no solo forme sino transforme a los niños y niñas y a los adolescentes con una formación de calidad que les permita ser mas competitivos para poder desarrollar este terruño que amamos que se llama Honduras.

Soñamos con una salud donde las pastillas no sean de harina, donde haya médicos, enfermeras y sobre todo medicinas y material quirúrgico para todos sin excepción.

Soñamos con un país con menos militares en las calles, pero si con mayor seguridad, soñamos con una policía honesta, profesionalizada y dedicada a desarrollar su eslogan cada día: Servir y Proteger. 

Soñamos con políticos comprometidos con el desarrollo de sus comunidades, con políticos que no se vendan ni se compren y que en todo momento de ejecutar una acción o de emitir un voto, recuerden a quien representan, que recuerden que representan a un pueblo y que si fallan,  como muchos lo han hecho, no tengan la desfachatez de volverse a presentar a una elección. 

Soñamos tantas cosas para este país y debemos empezar a construir esos sueños cada uno desde nuestra trinchera, haciendo el bien, denunciando a los corruptos y sobre todo despertando y no siguiéndole el juego a los políticos de siempre, buscando cada día el despertar de nuestro yo interior y enfilarlo a estadios de mejoramiento humano, con conciencia crítica, pero sobre todo con los ojos bien abiertos.

Desde Criterio.hn les deseamos un feliz año nuevo lleno de compromisos para cambiar, el barrio, la aldea la ciudad y en conjunto Honduras nuestro país, sin esperar que vengan de afuera a transformarlo cuando somos nosotros quienes podemos hacerlo porque dice una frase por ahí «que no solo cambie el año, sino cambia tu»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.