Logo Cirterio.hn blanco
clases presenciales

Educación sexual y reproductiva no es imposible si existe voluntad política

Tegucigalpa. – La cultura patriarcal y machista establecida en Honduras se ha impuesto y ha obstaculizado diversos temas de importancia para el desarrollo de Honduras, sobre todo el tema educativo, siendo la educación integral sexual y reproductiva uno de esos procesos que no han podido desarrollarse.

Aminta Navarro, coordinadora del Foro Dakar Honduras señaló a Criterio.hn que esta educación permitiría grandes cambios en la vida de la ciudadanía y debe comenzar no solo desde los hogares, también desde las aulas de clase.

La educación sexual y reproductiva es toral y su ausencia en las escuelas es una problemática que se ha mantenido en discusiones de distintas organizaciones nacionales, de la región y del mundo.

La Unesco ha planteado educar a la niñez en el tema de la salud sexual y reproductiva a partir de la enseñanza en las escuelas, pero no solo se trata de educar a las niñas, también a los niños para no normalizar el irrespeto al cuerpo y la integridad de las niñas.

La falta de educación sexual es una las causas del embarazo en menores de edad

Parte clave del proceso para la educación integral sexual y reproductiva también inicia desde la preparación de los docentes hombres y mujeres. Así, los niños deben aprender a no disponer del cuerpo de las niñas, evitar que se conviertan en agresores sexuales.

Por su parte, las niñas deben saber proteger su cuerpo de cualquier tipo de abuso, mantener su integridad, aprender a decir “no”, poner en primer lugar su autoestima y el respeto hacia sí misma.

NIÑAS, LAS MÁS AFECTADAS

El país cuenta con su firma en distintos tratados internacionales, comprometiéndose con garantizar el derecho humano a la educación de la niñez. No obstante, desde el momento en que una niña es acosada sexualmente, su integridad y su cuerpo son violentados, de igual forma cuando son víctimas de situaciones que producen a embarazos precoces o embarazos adolescentes, sus derechos a la educación están siendo violentados, pues lo primero que deben abandonar son los estudios para convertirse en madres.

Es oportuno recordar que, en Honduras continúa la prohibición del uso la Pastilla Anticonceptiva de Emergencia (PAE) y el aborto en sus tres causales, además los derechos de las niñas, jóvenes y mujeres son temas que siempre son limitados por las élites ultraconservadoras y de las iglesias desde una perspectiva impositiva, patriarcal y machista.

Raramente la niña retomará sus estudios, al verlo desde otro punto de vista, solo estamos reproduciendo el círculo de la pobreza pues no contará con los conocimientos para encontrar en el futuro un empleo que le permita vivir dignamente junto con el bebé que traerá a la vida, el cual deberá sacar adelante como pueda, porque en la mayoría de los casos se convierten en madres solteras.

“Nos negamos a educar a las niños y niñas en las escuelas, porque tenemos un concepto equivocado de la salud sexual y reproductiva, pues la sexualidad debe ser llevada con responsabilidad implicando la educación en las escuelas», apuntó Navarro.

La persona más violentada ante este contexto es la niña al faltar el derecho a la educación y su derecho a vivir una vida diferente, de superación, alejada de la pobreza que también afectará a su familia, quien será la encargada de sostener al bebé, mientras el padre es librado de esa responsabilidad debido a esa visión sesgada que impone solo a la madre

Lea también: Infancia interrumpida: cada día 63 niñas y adolescentes se convierten en madres en Honduras

SOCIEDAD HIPÓCRITA ANTE EL TEMA SEXUAL

Este 11 de octubre se conmemora el Día de la Niña, pero el Honduras en lugar de celebrarlo resalta que, existe un vacío enorme en la educación sobre salud sexual y reproductiva en los adolescentes, dando como resultado el aumento en los embarazos en niñas menores de los 18 años.

Un dato relevante compartido por el Instituto Nacional de Estadística (INE), es que hasta marzo de 2022 el índice de embarazos adolescentes es del 23%. Pero la grave situación también destaca que hay alto número de infecciones de transmisión sexual (ITS), agregando las injurias físicas y emocionales.

La sociedad ha normalizado que es responsabilidad de cuidarse recae solo en la niña, en la joven o en la mujer mujer. Sumado a esto, existe la incorrecta creencia que la enseñanza en las escuelas de la salud sexual y reproductiva conlleva a tener relaciones sexuales.

Es incoherente y contradictorio escandalizarse por el hecho de poder implementar este tipo de educación en las escuelas, pero haber normalizado que los jóvenes y hasta niños vean como algo correcto las conductas y comportamientos sexuales explícitas que ven en videos dese sus teléfonos celulares o en la televisión, con letras llenas de violencia que sexualizan y mercadean al género femenino.

Aminta Navarro, coordinadora del Foro Dakar Honduras

Es asó como desde pequeños consumen conductas equivocadas referentes al sexo y las reproducen en su vida como algo correcto y cotidiano, trayéndole pronto otra serie de problemas, siendo uno de los factores negativos de la falta de educación sexual desde el ámbito humanizado y pedagógico.

“Es una perspectiva hipócrita y de doble moral, porque por un lado permiten que sea la televisión y su contenido la educadora. Se olvida que se ha dejado a los jóvenes en manos de quienes transmiten esos productos que no tienen ninguna censura, sin ninguna instancia que cuestione porqué la niñez está consumiendo tanta violencia en los vídeos de música y novelas todo el día”, destacó Navarro.

Lea también: Niñas hondureñas obligadas a abandonar su niñez para convertirse en madres

Ante todo, lo antes expuesto, llevar a cabo la educación integral sexual y reproductiva desde las aulas de clase no es complicado -aseguró Navarro-, siempre y cuando el Estado tenga una clara decisión y exista voluntad política. Además, hay suficientes instrumentos de legislación y compromiso a nivel internacional para impulsar este proceso. 

El hecho es despojarse de muchos prejuicios, realizar políticas públicas, primar con la responsabilidad y crear un claro proceso dentro de un plan de formación para docentes en ejercicio para abordar el tema de diferentes perspectivas per de manera correcta.

En 2017 se produjeron guías de educación sexual y reproductiva, pero fueron retiradas, evitando estos derechos humanos a la educación. Según la Secretaría de Educación de ese entonces, habían 23, 000 docentes capacitados para impartir esta clase, pero la polémica cerró esa oportunidad.

Periodista , Criterio HN

Soñadora incorregible, en todo lo que hago soy diferente y auténtica, quiero dejar legado en esta carrera que ha sido descuidada y utilizada, defiendo a los seres vulnerados y detesto la injusticia. Las artes, el estilo y la naturaleza son parte del libro de mi vida. Escribiendo encontré el sosiego para sobrevivir.

Creo reportajes y escribo sobre derechos humanos, migración, LGBTIQ+, mujeres, niñez, corrupción, arquitectura, análisis y comportamiento social, a veces una pizca de política. Creadora de Las 5 de Criterio.

follow me

comparte:

Más publicaciones

Fiestas de Independencia

El petróleo ruso barato

Por: Guillermo Serrano Hace varios años, los países del llamado tercer mundo procuraron poner un precio justo a los productos básicos que se encontraba en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.