Detienen empleados de Invest-H borrachos y en un vehículo con rótulo de la institución

 

Los cinco arrestados estaban “celebrando” en pleno toque de queda en las playas de Tela. INVEST-H es investigada por supuestas compras sobrevaloradas de material hospitalario

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- Arrestadas por tomar bebidas alcohólicas durante el toque de queda en las playas de Tela fueron cinco personas que se conducían en un carro con rótulo de INVEST-H, la institución investigada por las supuestas compras sobrevaloradas de insumos para combatir la pandemia del coronavirus.

Jennifer Carolina Machado (20), Rosmary Estefani García Méndez (27), Henry Eliú Sánchez Natarén (32), Luis Fernando Hernández Salgado (25) y Dany Rafael Orellana Mendoza (37) fueron detenidos mientras andaban en una camioneta Nissan blanca con rótulos de INVEST-H en Tela, Atlántida, en el norte de Honduras, según la Policía Nacional.

El vehículo con rótulo de INVEST-H y placa PDY7856 es un Isuzu blanco perla. Al conocerse el nombre de los detenidos salieron fotografías publicadas en las redes sociales por Rosmary Estefani García Méndez horas antes de la detención. Ella es  originaria del departamento de Copán, pero actualmente reside en la ciudad de El Progreso.

Los ciudadanos requeridos se encontraban a las 5:00 de la mañana ingiriendo bebidas alcohólicas y haciendo escándalo público en la playa municipal de Tela, según reporte policial. Se les decomisaron 13 cervezas marca Ultra. Todavía no se ha confirmado si los detenidos son empleados de INVEST-H.

LEA: «Andan libres quienes roban cientos de millones, pero arrestan al que pinta un graffiti»: Pedro Barquero

Más de 392.7 millones de lempiras pagó INVEST-H el pasado 18 de marzo por dos hospitales móviles con capacidad de 91 camas.

El 2 de abril, la institución investigada por supuestos actos de corrupción desembolsó más de 779.5 millones por un hospital móvil con capacidad de 91 camas, cuatro hospitales con capacidad de 51 camas y siete plantas de tratamiento de desechos hospitalarios.

INVEST-H pagó “de buena fe” la compra completa que supera los 1,100 millones de lempiras, cuando el precio real de todo ese equipamiento es de apenas 369.1 millones, según el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA).

En julio, Criterio junto con Expediente Público publicó una investigación periodística donde detalló las compras irregulares de insumos médicos y hospitales móviles que no llegaron a su destino en la presente crisis de la COVID-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.