CURNO refuerza laboratorios de Biología

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

 

JUTICALPA, OLANCHO. Las autoridades del Centro Universitario Regional Nor-oriental, CURNO, están reforzando las asignaturas de biología, con apoyo de técnicos y laboratorios de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, UNAH.

Luis Antonio López  y Marcela Isabel  Matamoros, Biologos que la UNAH envió para el entrenamiento.
Luis Antonio López y Marcela Isabel Matamoros, Biólogos que la UNAH envió para el entrenamiento.

La iniciativa fue del catedrático Julio Méndez, un profesional de las ciencias agronómicas, quien imparte la clase de Biología General, lo que ha permitido desde hace un año que los jóvenes educando tengan acceso a la enseñanza teórica y práctica.

Trabajan en esta nueva modalidad los biólogos Luis Antonio López, coordinador de laboratorio de la carrera de Biología General y Marcela Isabel  Matamoros Ortega, coordinadora técnica de histología en la ciudad universitaria en Tegucigalpa.

“El objetivo básico es impartir 10 prácticas de laboratorio a los alumnos que cursan la asignatura de biología general”, dijo Matamoros Ortega, quien es licenciada en biología y trabaja en la UNAH desde el año 2013.

 Aprender haciendo

Aprender haciendo es el lema del CURNO
Aprender haciendo es el lema del CURNO

 “La primera práctica es el uso del microscopio, en el cual los estudiantes aprenden a manipular y montar placas; la segunda, aprenden a clasificar  los seres vivos, en la cual pueden diferenciar los reinos y pueden observar placas de los diferentes reinos  identificando sus partes”.

“En las otras prácticas son de biología celular, en la cual pueden observar  las diferencias entre  células animales y vegetales,  preparando los educando  las placas a partir de criterio bucal, en el caso de la célula animal, y criterio de cebolla, en el caso de la célula vegetal”, explico.

“La clase consiste en 45 minutos de teoría, luego se procede a la práctica, en la cual los jóvenes están viendo en el microscopio, manipulando el equipo y materiales, luego se procede a las conclusiones”.

“Normalmente, en la ciudad universitaria una práctica de esta naturaleza dura  3 horas, en el CURNO, como se trata de un curso intensivo tiene una duración de una hora y media”.

“En total son 10 practicas por periodo, tienen la misma calidad y usamos los mismos materiales de Tegucigalpa”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.