¿Cómo funciona el mercado de valores?

 

 

Muchas personas conocen la existencia del mercado de valores y las inversiones en bolsa, aunque no todas disponen de los mismos conocimientos acerca de estos, o al menos no al mismo nivel. Asimismo, muchos serían capaces de citar algunas de las marcas que participan en el mercado en la actualidad, pero no todos sabrían explicar cómo funciona.

Existen diferentes mercados en todo el mundo, como pueden ser la Bolsa de Valores, la de Materias Primas, la Bolsa de Futuros… pudiendo operar todas ellas de manera regional, nacional o incluso internacional, dependiendo de los productos que ofrezcan. En cuanto al término en cuestión, el mercado de valores es un lugar donde las diferentes empresas compran y venden acciones. Los precios de éstas van marcados por el precio que el libre mercado esté dispuesto a pagar por ellas, o a cuánto están dispuesto a venderlas aquellos que las ofrecen. Aunque normalmente los responsables de la compra y venta se reúnen en un local, el mercado de valores no es un lugar físico como puede serlo una empresa, sino que las operaciones se gestionan de forma digital. No debemos olvidar que los cambios en el precio, o las subidas y bajadas de las mismas, indicarán cómo se encuentra la empresa en ese momento o qué futuro puede tener, determinando la actuación de muchas de ellas.

Se trata de una compraventa que requiere un estudio previo para evaluar los valores pasados y futuros, algo que nos recuerda a los casinos online, dado el componente de azar que estos conllevan. Aunque las investigaciones pueden ayudarnos a conseguir datos sobre estas, podemos perder o ganar con una gran facilidad, en base a las decisiones que tomemos. A primera vista, la opción de aumentar nuestros ingresos puede ser muy atractiva. Sin embargo, la dificultad de elegir las empresas o la cantidad de acciones se acerca mucho a las decisiones que debemos tomar antes de apostar. Por ejemplo, en fútbol: ¿qué perspectiva tiene el equipo o cuánto estamos dispuestos a perder en el caso de que nuestro pronóstico no se cumpla? Lo mismo pasa con las acciones de cada empresa, en las que, a pesar de saber el rendimiento previo y las estimaciones futuras no podremos predecir todos los movimientos de las mismas. Además, en ellas también se ofrecen diversas opciones, desde bonos a créditos o divisas que comparándolo a las plataformas de juego podría equivaler a los diferentes juegos: tragamonedas, ruleta, póker…

El mercado de valores es, pues, utilizado por las empresas para recuperar o aumentar sus beneficios, ofreciendo de manera atractiva sus productos de modo que el público tenga interés en comprarlos para poder conseguir unos ingresos extra. Una opción que está abierta a todo aquel interesado en arriesgarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.