La música nos hace volver a vivir

Claro sin luna

(Sonata en Do sostenido menor, Ludwig Van Beethoven)
Por Sergio Rodríguez*

Quasi una fantasia- Sus manos se mueven delicadamente sobre las teclas del piano y su traviesa sonrisa evidencia su destiempo entre los acordes que armonizan la melodía en arpegios. Entretanto con su pie desnudo presiona suavemente el pedal de resonancia que sostiene cada cambio de su fraseo musical.  Así la recuerdo hoy mustio en este solitario y helado castillo, mientras mis lágrimas se deslizan sobre el teclado de marfil por ese amor en vano. La imagino conmigo a la orilla del lago, bajo la esplendorosa luna, asidos de las manos a la vez que el vaivén del agua susurra este adagio sostenuto que inspiran esta composición.

Wolfi-Crecí bajo la sombra del genio musical de Mozart, y de la severa disciplina de mi padre alcohólico, quien me obligó durante mi niñez a practicar el piano rigurosamente para así algún día llegar a tocar al igual que el talentoso y caprichoso Wolfi (Wolfgang Amadeus Mozart). De esta suerte, mi niñez transcurrió abandonado frente a un teclado. 

Muchas veces en ciernes a esas prácticas, lloré cuando veía a través de la ventana a otros niños retozar por la calle con los que yo también ansiaba jugar. Escuchaba de sus estridentes risas y de sus alegrías y en mi imaginación yo también corría junto a ellos feliz a la algarabía de sus juegos. Estos alegres ensueños se derrumbaban rápidamente cuando mi padre con un cinto en mano y los ojos rojos por el alcohol, me advertía que tenía que seguir practicando. Aprendí a componer mi música meticulosamente logrando desarrollar el arte de orquestación y a plasmar en mis composiciones mis más sublimes sentimientos.

Mi amada inmortal1-En toda mi vida nunca logré que alguien me amara y sufrí muchos rechazos. “Mi ángel, mi todo, mi yo” fueron muchas, pero esas pasiones fueron inalcanzables dado que mis divas eran parte de la nobleza y me veían de menos; como un simple artesano.  Viví en la soledad y como único amigo el piano, y agravando a mi aislamiento físico sobrellevé una enfermedad que paulatinamente cercenó mi capacidad de oír.

Esta incapacidad absoluta de no poder escuchar ningún sonido, es similar al estridente silencio que existe entre los cráteres de la luna.  ¿Cómo era posible que un hombre que amaba y creaba la música, se le negase el poder escucharla? Este aislamiento sensorial y el tiempo exclusivo dedicado a mis obras, me llevó a convertirme -sin que yo quisiera- en un hombre amargado e incomprendido.

Oda a la alegría-Pude haber odiado ese instrumento sonoro, que me recluyó de disfrutar de mi propia infancia. Sin embargo, ese artefacto de teclas blancas y negras, se convirtió en el amigo que nunca tuve, el que me brindó con su teclado musical el medio de poder comunicarme con el mundo y a la vez dejar a la posteridad a través de mi música mis anhelos de paz, libertad y confraternidad universal como están indeleblemente escritos en mi novena y última sinfonía y que por mi infortunada enfermedad auditiva jamás la pude escuchar.

Con los años me volví más hermético y ermitaño. Continué escribiendo mis composiciones porque sin ellas mi vida no tenía sentido. El amor que nunca me fue correspondido fueron mi inspiración con la cual mi obra musical se fusionaban con mi propia humanidad y así en esa simbiosis etérea, haber sentido que amé y fui amado.

Senza sordini-La sonata casi fantasía se acerca a su candencia perfecta, hoy soy yo – sin que nadie me escuche- quien interpreta de su lírica arpegiada melodía, y en ritmos lentos consume este primer movimiento con sus notas calando como lamentos en yuxtaposición con el pulso lánguido de mi extenuado corazón.

Carta descubierta post-mortem de Ludwig Van Beethoven “A La Amada Inmortal”.

*Violinista, director de orquestas y compositor

Atlanta, GA USA
June 26, 2023
sergio.raulrodriguez@gmail.com

www.sergioraulrodriguez.com

  • Criterio Hn
    Somos un medio de comunicación digital que recoge, investiga, procesa, analiza, transmite información de actualidad y profundiza en los hechos que el poder pretende ocultar, para orientar al público sobre los sucesos y fenómenos sociopolíticos de Honduras y del mundo. info@criterio.hn

Compartir 👍

Podría interesarte