Política.

Antorchas vuelven a encenderse en Tegucigalpa y la exigencia de la CICIH sigue vigente

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- Las movilizaciones de las antorchas regresaron este viernes con más brillo en la capital hondureña, Tegucigalpa, tras varias semanas de letargo producto de la división de los grupos de indignados y su consigna sigue siendo la misma: la instalación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad-Honduras (CICIH).

INDIGNADOS3

La movilización de esta tarde-noche, la número 26, fue notablemente concurrida y sus dirigentes insistieron en que de ahora en adelante lo harán en un solo bloque, e incluso el jueves pactaron la unidad de la Coalición de Movimientos Indignados-del Distrito Central (CMI-DC).

La coalición está integrada por los movimientos: Honduras Indignados Somos Todos, Plataforma Indignada, Indignados Unidos por Honduras, Tegucigalpa y Comayagüela Indignados, Movimiento  5 de Julio y Médicos Indignados. A la agrupación no se unió Oposición Indignada, que encabezan Ariel Varela y Gabriela Blen.

INDIGNADOS4

La jornada inició a eso de las 6:00 de la tarde en la primera entrada de la colonia Kennedy, pasando por  la casa del presidente Juan Hernández y concluyó en Casa de Gobierno.

Durante el recorrido los manifestantes coreaban las mismas  consignas, referentes a exigir la CICIH, la renuncia del  presidente Hernández, juicio político para el fiscal general adjunto y fiscal general de la República y castigo para los implicados en el saqueo al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

El coordinador de Honduras Indignados Somos Todos, Miguel Briceño, apuntó que los indignados no creen en la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) que implementará el gobierno, con el apoyo de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Miguel Briceño
Miguel Briceño

“Nosotros no queremos la MACCIH, simplemente que venga, que haga el trabajo que supuestamente va a hacer, queremos verlo, pero nosotros  no creemos porque no hay independencia”, añadió.

En torno a la unidad de los indignados, Briceño, manifestó que el movimiento se está unificando a nivel nacional en ciudades como San Pedro Sula, La Esperanza, Intibucá y otras.

Anunció que, además de las movilizaciones de las antorchas, se contempla implementar otras medidas de presión, las que serán anunciadas en su momento.

La casa del  Presidente, ubicada en la colonia San Ignacio, fue resguardada por un fuerte retén policial para impedir que los manifestantes se acercarán. Al ver dicha escena y mientras los manifestantes ya se habían retirado del lugar,  tres jóvenes que andaban con el rostro cubierto lanzaron piedras por lo que los uniformados tiraron  bombas lacrimógenas.

En virtud que la actividad no fue afectada por el suceso, la movilización siguió su ruta hasta llegar a las afueras de la sede del Poder Ejecutivo, donde, igualmente, había un fuerte cordón policial.

INDIGNADOS2

En este lugar los manifestantes entonaron el himno nacional y sus dirigentes leyeron una proclama mediante la cual, lamentaron la actitud hostil que ha emprendido el gobierno contra algunos medios de comunicación que critican los actos de corrupción que cometen sus funcionarios.

Las movilizaciones de las antorchas surgieron en mayo pasado, luego que el presidente Hernández admitiera, que el Partido Nacional, que lo llevó al poder recibió fondos provenientes del saqueo al IHSS. Datos oficiales establecen que el desfalco al Seguro Social ronda los 350 millones de dólares. A la par de la pérdida económica, se produjo la muerte de 2,888 personas por falta de medicamentos y atención médica, según un reporte documentado del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ).