¿Temerán los cachurecos que JOH los traicione?

Para asistir al mitín político, los nacionalistas dejaron abandonados sus puestos de trabajo para los cuales devengan salarios del Estado. 

 

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-La dirigencia del Partido Nacional se reunió este viernes en Choluteca, supuestamente, para anunciar la unidad partidaria, aunque los discurso han dejado evidenciado que su motivación podría surgir ante el temor que su correligionario y gobernante de Honduras, Juan Hernández, adopte en cualquier momento decisiones que los ponga contra la espada y la pared.

cachurecos
Mauricio Oliva, aseveró que la actividad política no era para lanzar una plataforma política a su favor.

El encuentro entre los partidarios de la estrella solitaria se llevó a cabo en el marco del natalicio del presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, quien los recibió con bombos y platillos en las instalaciones de la Asociación de Ganaderos y Agricultores de Choluteca (Agach), que lució acordonada por policías y militares.

Muchos de los participantes de la reunión denominada, “camino a la cuarta victoria”, han sido imputados por actos de corrupción por su supuesta participación en el saqueo de instituciones del Estado y otros han sido mencionados por supuestos nexos con el narcotráfico.

Entre los presentes se observó al alcalde de San Pedro Sula, Armando Calidonio; al diputado y jefe de la bancada del Partido Nacional, Mario Pérez; al presidente del Comité Central del Partido Nacional, Reinaldo Sánchez; al alcalde de Tegucigalpa, Nasry Asfura; al designado presidencial y exalcalde capitalino, Ricardo Álvarez; al coordinador del Movimiento Nacionalista Rafael Leonardo Callejas (Monarca), Roberto Ramón Castillo; al empresario, ex precandidato presidencial nacionalista y ex canciller de la República, Mario Canahuati, entre otros.

cachurecos
La cúpula del Partido Nacional se trasladó a la ostentosa residencia de Mauricio Oliva en la ciudad de Choluteca.

Ricardo Álvarez teme que los “toquen”…

La interpretación sobre la verdadera razón de la reunión de este viernes, se colige por algunas frases y oraciones claves expresadas por el designado presidencial, Ricardo Álvarez, quien al dirigirse al diputado por el departamento de Santa Bárbara, Mario Pérez, dejó entrever que alcaldes y diputados del Partido Nacional, están en riesgo de ser “tocados”.

“Unidad es cuidar al partido, unidad es cuidar a los alcaldes, es cuidar a los activistas, es cuidar a los diputados. ¡Mario…! Y si nos tocan a un diputado, tocan al partido y vamos a estar unidos y vamos a estar fuertes, que nadie se meta con el Partido Nacional, que nadie se meta con los diputados de mi partido,  que nadie se meta con los alcaldes de mi partido”, expresó Álvarez en la residencia de Mauricio Oliva.

¿Por qué temen que JOH los traicione?

En su reciente visita a Washington, el gobernante hondureño sostuvo reuniones con autoridades de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Administración para el Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA, por sus siglas), con quienes se comprometió a luchar contra la corrupción y el narcotráfico, respectivamente.

Noticia Relacionada:Declaración de la DEA sobre JOH es perturbadora: Norma Torres

El compromiso ha sido valorado por analistas como una negociación del gobernante con EE.UU., para entregar en extradición a funcionarios, diputados y alcaldes de su partido que están involucrados en la narcoactividad y para inducir al Ministerio Público para que presente requerimientos fiscales contra los funcionarios corruptos, a cambio de seguir gobernando y que a él no se le impute ningún cargo.

Los analistas suponen que de esa manera, Hernández se estaría blindando para evitar ser perseguido por la justicia, ya que muchos de sus correligionarios que están siendo señalados por actos de corrupción o que tienen vínculos con el narcotráfico, le aportaron fondos a su campaña política.

La investigación de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) sobre el caso “Arca Abierta” señala que las transferencias de los fondos que fueron saqueados, fueron autorizadas por el jefe de gobierno, quien en junio de 2015 admitió que parte de los fondos saqueados en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) fueron destinados para su campaña política de 2013.

En los últimos meses, tras la captura en febrero de 2018 de su esposa, Rosa Elena Bonilla, el expresidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, ha manifestado que Hernández lo ha traicionado y que está entregando a la justicia a muchos de sus correligionarios del Partido Nacional, que lo apoyaron para llegar al poder.

Además de los nexos con la corrupción, Hernández está salpicado también por el narcotráfico. El 23 de noviembre de 2018, su hermano Juan Antonio Hernández, alias “Tony” Hernández fue capturado en el aeropuerto de Miami  por agentes de la DEA, acusado por fiscales federales en Estados Unidos de traficar toneladas de cocaína, utilizar armas para proteger sus cargamentos y brindar información falsa a agentes federales.

Hasta el momento, el gobernante, que es presidente del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad desde el año 2014, no ha dado una explicación convincente por qué no actuó contra su hermano que venía participando en el narcotráfico desde el año 2004, según la DEA.

Aunque los dirigentes nacionalistas no lo dijeron de manera abierta e insistieron que aprovechaban el natalicio del presidente del Congreso Nacional para anunciar la unidad de su partido, el rumor que se teje entre la clase política, es que están haciendo un bloque para enfrentar las próximas arremetidas de Hernández.

En sus discursos reconocieron los supuestos logros de los gobiernos de Hernández.

La actividad proselitista de los nacionalistas, quienes ostentan cargos de elección popular, se llevó a cabo en un día y horas hábiles, siendo esto autoritarismo e irrespeto a la ley electoral.

Esta es la nueva Corte de la traición: Luis Redondo

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El diputado del Partido Anti Corrupción (PAC), Luis Redondo, anoche durante se juramentaba la nueva Corte Suprema de Justicia dio la espalda al acto protocolario  y mostró un rótulo donde se leía:“La nueva Corte de la traición”.

Esta Corte surge de una serie de traiciones, sobe todo al pueblo dice Luis Redondo
Esta Corte surge de una serie de traiciones, sobe todo al pueblo dice Luis Redondo

Ayer se consumó un acto que se ha vendido gestando por el presidente Juan Hernández, quien realmente dirige el Congreso Nacional, donde se llegó a acuerdos bajo la mesa para poder conseguir los votos que ellos necesitaban para elegir la Corte Suprema de Justicia (CSJ), acotó el parlamentario.

A lo largo de estos dos años, después que la oposición votó en contra de elevar a rango constitucional  la policía militar, la gente del Congreso Nacional agarró ingenio para identificar las personas que tienen nexos cercanos con el Partido Nacional que sean bastante fuertes, sean estos familiares de amistad o de negocios, recordó Redondo.

Agregó, «fue así que comenzaron con una campaña contra la gente de la oposición que les estorbaba para sus propósitos y salieron con un spot donde salía Yuri Sabas y Yadira Bendaña,  señalando a Salvador Nasralla a mi persona y a otra gente de la oposición».

Esto lo hicieron a través de la Fundación “Hondureños por la Paz y la Democracia” que la dirige el actual mandatario Juan Hernández», re.cordó

El parlamentario dijo que «la campaña de apología del odio» puso en peligro su vida y la de sus demás compañeros diputados,  como solo se ve en los países donde hay dictaduras descaradas. Pero  en Honduras hay una dictadura legalizada, refrendó.

Redondo explicó que el rótulo de anoche describe el golpe que se gestó al pueblo hondureño por el bipartidismo, «es una pena que el Partido Liberal en su totalidad haya apoyado nuevamente al Partido Nacional votando por la planilla presentada por el presidente Hernández», lamentó.

“Desgraciadamente hay muchas personas que se infiltraron a los partidos y que son personas que tienen precio y que también hicieron una traición a lo interno de los partidos políticos”, apuntó Redondo.

En el Pac la traición comenzó a darse cuando se hizo lo cambios en la jefatura de bancada. Yo conservó un video de las primeras declaraciones que di cuando se dieron los cambios en la jefatura de bancada, en ese entonces dije que esto obedecía a buscar el control de la Corte Suprema y en ese momento mucha gente creyó que lo decía por dolor porque me habían quitado de la jefatura de bancada, expresó el parlamentario por Cortés.

Según Redondo, otra nueva traición se gestó anoche a la hora de elegir el presidente de la Corte y es imperdonable que los magistrados del Partido Liberal hayan votado por unanimidad para entregarle la presidencia a un nacionalista, altamente cuestionado durante el proceso.

 “En mi opinión debieron dársela a la magistrada,  María Fernanda Castro,  que fue la más votada (98) y no a uno que entró con votos logrados con la traición de diputados de la oposición,  de hecho casi no entra, finalizó diciendo Redondo.