Plataforma Agraria del Valle del Aguán denuncia abusos de autoridad de jueces, policía y militares para despojar las  familias campesinas

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- Las organizaciones sociales, populares y movimientos campesinos aglutinadas en la Plataforma Agraria Regional  del Bajo Aguán, denunciaron que existe una confabulación entre jueces, policía y militares para despojar a las familias campesinas de sus tierras.

Bajo Aguán

En un comunicado manifestaron que Denunciamos que la estrategia de despojo hacia las familias campesinas se ha venido planificando hace varios años.

Exigen la responsabilidad del Estado de Honduras en el cumplimiento de los artículos 344 al 350 de la Constitución de la República, que demandan acceso a la tierra, la implementación de programas de asistencia técnica y crediticia a las empresas y organizaciones campesinas, asimismo que se garantice un mercado justo e inmediato para la comercialización la producción.

Comunicado

Ante las violaciones de Derechos Humanos y el abuso de las autoridades judiciales y las fuerzas represivas del Estado Hondureño la Plataforma Agraria Regional del Valle del Aguán de pronuncia de la siguiente manera:

1.-Denunciamos que la mañana de ayer al menos 250 elementos de la policía y el ejército al mando del sub comisionado de la Policía Héctor Turcios Fernández, llegaron fuertemente armados en  forma intimidatoria con una supuesta orden para desalojar las familias de la Empresa Asociativa Campesina de Producción Unidos Lucharemos ubicada en la comunidad de Luzón Palmeras, en el municipio de Sabá, Colón.

La Empresa Campesina de Producción Unidos Lucharemos la conforman 28 familias campesinas;  un total de 140 personas entre hombres,  mujeres y niños que ocupan 115 manzanas de tierras  desde octubre del 2011. La tierra ha sido trabajada por las familias campesinas y cultivada con plátano, maíz, frijoles, yuca  y palma africana, además en un proceso para la siembra de naranjo, caoba e iniciando con un proyecto de ganado y cerdo.

2.-Denunciamos que la estrategia de despojo hacia las familias campesinas se ha venido planificando hace varios años. En junio del 2017 por instrucciones  del director del Instituto Nacional Agraria (INA), Ramón Lara se ordenó la cancelación de la personalidad jurídica de la empresa que ocupa sus tierras desde hace siete años. Hecho que no logró consumarse debido a la presión y las denuncias de los líderes y lideresas campesinas de la zona.

 Asimismo el 16 de Octubre del 2017 el Ministerio Público emitió a traves de la juez Soe Guifarro un requerimiento fiscal por supuesta usurpación en contra de los miembros de la empresa campesina Unidos Lucharemos a quienes  se libró orden de captura. Cabe mencionar que la beligerancia de la juez obedece a intereses económicos y de parentescos familiares  con los denunciantes.

3.-La acción de desalojo se logró detener gracias a la  denuncia inmediata, la intervencion de la Oficina del Alto Comisiondo de Naciones Unidas y la resistencia de los miembros de la empresa en defensa del derecho a la tierra, quedando así evidenciado el claro abuso de autoridad de la juez ejecutora, la policía y el ejército hondureño. Según el Protocolo de Naciones Unidas del cual Honduras es suscriptor no puede ejecutarse desalojos  a asentamientos humanos sin tener un lugar adecuado para su reubicación.

4.-Exigimos responsabilidad del Estado de Honduras en el cumplimiento de los artículos 344 al 350 de la Constitución de la República, que demandan acceso a la tierra, la implementación de programas de asistencia técnica y crediticia a las empresas y organizaciones campesinas, asimismo que se garantice un mercado justo e inmediato para la comercialización la producción.

5.-Como organizaciones sociales, populares y movimientos campesinos aglutinadas en la Plataforma Agraria Regional  del Bajo Aguán reiteramos nuestro apoyo y solidaridad a la Empresa Asociativa Campesina de Producción Unidos Lucharemos y nos mantendremos vigilantes para que se respete el derecho legítimo de las familias campesinas a la posesión de sus tierras y por ende el derecho inherente a la vida.

6.-Solicitamos a las organizaciones defensoras de Derechos Humanos  nacional e internacionales a mantenerse vigilante de cualquier hecho que pudiera suscitarse en contra de las familias campesinas que ocupan sus tierras.

 Dado en el municipio de Tocoa, departamento de Colón  a los 22 días del mes Febrero 2018.

Plataforma Agraria exige a posesión de la tierra de familias campesinas en el Bajo Aguán

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- Ante la ola de hostigamiento y represión hacia los miembros de la Empresa Campesina Gregorio Chávez, la Plataforma Agraria Regional del Valle del Aguán denuncian ante el pueblo hondureño, al Alto Comisionado de los Derechos Humanos en Honduras, a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a las organizaciones defensoras de Derechos Humanos nacional e internacional, organizaciones sociales y populares  lo siguiente:

  1. Que hoy 18 de octubre se conmemora un año del asesinato de Jose Ángel Flores y Silmer Dionisio George ambos miembros del Movimiento Unificado Campesino del Aguan (MUCA), beneficiarios de MC50-14 otorgada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH),  asesinados por las balas el grupo paramilitar que opera en el Bajo Aguan a la vista de las autoridades. 
  2. Que el día ayer a las 8:00 de la mañana unos 300 efectivos de la policía y el ejército al mando del coronel Hugo Coca jefe de la operación Xatruch III en el Bajo Aguan desalojaron  a las familias campesinas de la Empresa Gregorio Chávez, pero horas después tomaron nuevamente posesión de sus tierras, por lo que aparatos represivos del Estado endurecieron  la represión en contra de los habitantes  de la comunidad.
  3. Que a las 6:30 de la tarde guardias de seguridad de Corporación Dinant con el apoyo de la policía y el ejército apuntaron  con sus fusible, lanzando gases lacrimógenos  y disparando  bala viva en contra de la humanidad de los y las campesinas que se encuentran haciendo uso de su legítimo derecho a la tierra, durante la represión Darwin Josué Ramos de 15 años resulto  herido y Mario Rosa de 20 junto a Jose Luis Lobo de 35 fueron goleados por el ejército y la policía todos miembros de la Empresa Campesina Gregorio Chávez. El menor de edad fue trasladado al Hospital San Isidro de Tocoa en donde se le dio atención médica. 
  4. Que hoy a las 9:30 de la mañana nuevamente se dio una acción de represión y persecución en donde la policía y el ejército disparo gas lacrimógeno  y bala  en contra de la vida de las familias campesinas que ocupan la finca Paso Aguan desde el pasado 27 de Agosto.
  5. Que por largos años  la finca Paso Aguan ha sido protegida por guardias de seguridad y militares fuertemente armados que se encuentran en un campamento militar en el lote número 20 de la Finca causando terror, persiguiendo y amenazando a muerte a líderes campesinos.
  6. Que la Finca Paso Aguan fue asignada para proceso de Reforma Agraria en 1970, pero acaparada por el Corporación Dinant en los años 1990. Debido a esta ilegalidad su explotación  ha sido basada bajo el terror y el miedo infundido hacia los habitantes de la comunidad de Panamá. La finca Paso Aguan ha permanecido bajo la seguridad de Corporación Dinant y el ejército Hondureño la que se ha convertido en un cementerio clandestino lo que ha evidenciado la clara confabulación del Estado de Honduras con las corporaciones terratenientes en el Bajo Aguan.

Entre los años  2011 al 2017 han sido secuestrados, desaparecidos , asesinados y enterrados en la Finca Paso Aguan Ramón  Lobo semi-sepultado en lote número 18,  el 14 de agosto 2011;   José Antonio López Lara desaparecido y  asesinado el 29 de abril 2012 y  exhumado el 25 de abril del 2013 en el lote numero 3;  Gregorio Chávez  delegado de la palabra de Dios secuestrado y asesinato el 2 de julio del y exhumado el 7 de julio 2012 en lote numero 8; el 16 abril del 2016 se encontró el cráneo de una persona en el lote 26; el 19 de junio del 2016 fueron asesinados mediante una acción de impacto psicológico Allan Martínez y Manuel Milla por Denis Mejía capturado el 16 de septiembre del 2017  y el 20 de septiembre del 2017 fue asesinado José Alfredo Rodríguez en el lote 6 donde producía una pequeña  milpa de maíz.

Asimismo  David Ponce y José Sánchez fueron heridos de bala por guardias de seguridad de Dinant, la  policía y el ejército el 3 de julio 2014 en un acción por recuperar sus tierras. 

  1. Condenamos la acción de represión y persecución por parte de la policía y el ejército al utilizar la fuerza para despojar a las familias campesinas que buscan recuperar sus tierras, sin tomar en cuenta que en el lugar hay niños, mujeres y ancianos.
  2. Condenamos la  inoperancia del Estado de Honduras a través del Comisionado departamental de la Policía en Tocoa, Juan Adolfo Zapata, jefe de la operación Xatruch en el Bajo Aguan, Hugo Coca, el representante del Comisionado Nacional de Derechos Humanos (CONADEH), en Tocoa Juan Frañon y del gobernador departamental de Tocoa, Carlos Aguilar, el Ministerio Publico  en garantizar el respeto a la vida y los derechos humanos de los y las campesinas de la comunidad de Panamá. Así como la negación para instalar la mesa de Alto nivel para buscar soluciones al conflicto agrario en el Bajo Aguan.
  3. Exigimos el respeto a la vida, a los derechos humanos y a la posesión de las tierras a las familias campesinas de la Empresa Gregorio Chávez, asimismo una solución inmediata al conflicto mediante el diálogo para resolver las demandas de los y las campesinas. 
  4. Hacemos un llamado URGENTE a las organizaciones defensoras de derechos humanos nacional e internacional, organizaciones sociales y populares y al Alto Comisionado de las Naciones Unidas a estar muy pendientes de estas  acciones de represión, hostigamiento, desalojo y criminalización en contra de las familias campesinas.

Por la tierra, por la tierra estamos en pie de lucha.

La tierra NO se vende se recupera y se defiende

Dado en la Comunidad de Panamá, Trujillo Colon a los 18 dias del mes de Octubre.