Eduardo Facussé llama a la insurrección y acusa los Medios de callar a cambio de favores económicos

Cuando uno habla con claridad en contra de las acciones del presente gobierno, eso no sale en los medios de comunicación

 

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- El expresidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), Eduardo Facussé manifestó que los medios de comunicación de Honduras desinforman al pueblo y callan muchas cosas que están pasando en el país a cambio de favores económicos.

Facussé enfatizó que los medios de comunicación pagados por el gobierno le quieren hacer creer al pueblo que todo está bien, que todo está bonito,  cuando la realidad es otra y los hondureños lo vivimos en carne propia cada día.

Agregó que es lamentable que los medios se presten a ese tipo de maniobras publicitarias para distorsionar la realidad y pretender engañar al pueblo.

Fustigó al expresar: “cuando uno ve los medios escritos y televisivos y escucha los medios radiales, aparentemente todo está saliendo bien bonito, y eso es parte de la publicidad que le paga el gobierno a esos medios”, dijo sin señalar nombres concretos.

Sobre el proceso elecctoral que se avecina, «Guayo» Facussé dijo que el Partido Nacional está haciendo de las suyas como lo ha venido haciendo en los últimos siete años y ha querido demostrar hasta la saciedad que la situación está bastante buena y la verdad no ha habido un proceso real de combate a la corrupción. 

Señaló que ahora vemos que se están cambiando las pernas en el Congreso Nacional, reduciéndolas para efectos de que esa gente que ha estado robándole al pueblo hondureño,  sigan haciendo de las suyas.

Facussé dijo que lo que más le sorprende es que la población no reaccione para quitar de en medio a esos políticos baratos que han venido destruyendo la economía de Honduras y robándole al erario público.

Finalmente se cuestionó: ¿Qué dice el pueblo al respecto?, ¿Por qué los reelige?, tuvimos una oportunidad con las marchas de las antorchas, pero el pueblo se cansó y no siguió y ese es el camino que queda: salir a protestar masivamente hasta hacer caer a los políticos corruptos.