La fiera está acorralada; de lo contrario, no cometería tantas torpezas

Claves de la declinación de la narcodictadura

Por: Jaime Flores Juan Orlando Hernández es una fiera acorralada y gravemente herida que respira artificialmente. No obstante, el tanque de oxígeno que lo mantiene en el poder se está vaciando y no tarda en sonar la alarma, a lo que se suma la amenaza de una  mano invisible que lo puede desconectar y dejarlo […]