Empleados de Diario Tiempo emplazan a titulares de los tres poderes del Estado para que les paguen sus prestaciones

Para blindarse de cualquier acción legal de parte de los trabajadores y de las autoridades de Tributación del país, Carlos Rosenthal quemó la sala de máquinas del edificio de Diario Tiempo con la documentación real de los ingresos financieros de esta empresa.

Diario Tiempo jamás figuró en la lista de empresas designadas por las autoridades de EE.UU y nunca fue intervenida por las autoridades de Honduras.

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. – Los exempleados del desaparecido Diario Tiempo en carta enviada a los titulares de los tres poderes del Estado reclaman el pago de sus prestaciones tras casi tres años del cierre del medio de comunicación.

A causa del entrampamiento del caso provocado por los jueces de los tribunales de justicia, los exempleados exigen el pago de sus prestaciones laborales a través de esa demanda y han visto como muchos de sus compañeros han sufrido problemas de salud, como ataques cardíacos, parálisis faciales y de extremidades.

Además, en medio de esta situación, falleció un compañero que padecía cáncer por no haber sido atendido en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), entidad que le suspendió el servicio en vista de que la familia Rosenthal no transfirió las cuotas que nos descontaba a los empleados.

En la carta lo exempleados señalan que los hondureños deben saber que la familia Rosenthal cerró voluntariamente Diario Tiempo para evadir el pago de las prestaciones laborales de todas las personas que trabajamos durante años en esa empresa y que Diario Tiempo jamás figuró en la lista de empresas designadas por las autoridades de Estados Unidos y nunca fue intervenida por las autoridades de Honduras.

Carta Pública Exempleados de Diario Tiempo

San Pedro Sula, 9 de abril de 2018

Sr. Rolando Argueta, presidente de la Corte Suprema de Justicia

Sr. Juan Orlando Hernández, presidente de la República

Sr. Mauricio Oliva, presidente del Congreso Nacional

Sociedad hondureña

Señores representantes de los tres poderes del Estado y sociedad hondureña nos dirigimos a ustedes mediante esta carta pública para expresarles nuestra preocupación por la dramática demora que ha tomado en los juzgados laborales de San Pedro Sula una demanda colectiva interpuesta por más de 200 trabajadores del desaparecido Diario Tiempo contra los propietarios, los señores Jaime Rosenthal, presidente de Grupo Continental, y Carlos Rosenthal, gerente de Diario Tiempo, y la razón social Editorial Honduras S.A.

Los exempleados de Diario Tiempo, que fuimos víctimas de violaciones a nuestros derechos laborales por parte de la familia Rosenthal, le exigimos a las máximas autoridades de la Corte Suprema de Justicia que realicen una investigación inmediata de este caso y exhorten a los jueces a ser imparciales, pues éstos están actuando de manera sesgada para favorecer a la familia Rosenthal.

A causa del entrampamiento del caso provocado por los jueces, exempleados, que exigimos el pago de las prestaciones laborales a través de esa demanda, hemos visto como muchos compañeros han sufrido problemas de salud, como ataques cardíacos, parálisis faciales y de extremidades. Además, en medio de esta situación, falleció un compañero que padecía cáncer por no haber sido atendido en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), entidad que le suspendió el servicio en vista de que la familia Rosenthal no transfirió las cuotas que nos descontaba a los empleados.

Mientras el Estado de Honduras nos niega la justicia, a través de los jueces, la familia Ronsethal, para ejercer más presión, anunció una pre-demanda contra el Estado de Honduras por casi mil millones de dólares (18,000 millones de lempiras) arguyendo que el Estado le causó daños a la empresa Inversiones Continental Panamá.

Un abogado de esta familia, en medios de comunicación de todo el país, quiso hacer creer a la población que no es la familia Rosenthal la que reclama, sino el holding de empresas en Panamá, pero el 98% de este conglomerado empresarial pertenece a esta familia y en cuya acta de constitución del Registro Mercantil de Panamá aparece hasta Miriam de Rosenthal, esposa del magnate Jaime Rosenthal.

Los hondureños saben perfectamente que la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) designó a miembros de la familia Rosenthal como “Narcotraficantes Especialmente Designados de conformidad con la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros para Narcóticos (Kingpin Act)” y a varias de sus empresas, entre ellas Inversiones Continental Panamá, por lavado de dinero sucio procedente del narco. Esto lo dicen documentos de entidades de Estados Unidos y nos es invento nuestro.

Joon H. Kim, el fiscal interino de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, confirmó en un comunicado el 15 de diciembre de 2017 “que Yani Benjamín Rosenthal Hidalgo fue condenado a 36 meses de prisión por participar en transacciones monetarias en propiedades derivadas de delitos relacionados con el tráfico de drogas. Rosenthal se declaró culpable el 26 de julio de 2017 ante el Juez de Distrito de los Estados Unidos John G. Koeltl, quien impuso la sentencia. Durante el curso del esquema de lavado de dinero, Rosenthal fue un congresista hondureño entre 2010 y 2014, y un candidato a la presidencia de Honduras entre 2012 y 2013”. Su primo hermano Yankel Antonio, también recibió condena en el distrito sur de Nueva York por los mismos delitos. Mientras, Don Jaime, evadió la extradición mediante artilugios legales al reactivarle un juicio en Honduras, del cual goza de medidas distintas a la prisión.

Los exempleados de Diario Tiempo consideramos que la familia Ronsethal actúa de manera hipócrita y desvergonzada, porque, pese a que la justicia de Estados Unidos encontró culpable a Yani Rosenthal, pretende demandar al Estado de Honduras y por otro lado, se niega a pagarnos prestaciones laborales (equivalentes a un pelo de la fortuna que amasa) y, más allá de eso, busca repetir viejas prácticas en detrimento de la independencia del Poder Judicial.

Al presidente Juan Orlando Hernández, por ser el titular del Poder Ejecutivo y la figura representativa del Estado de Honduras, le pedimos que agote las instancias que le permite la ley para que nuestro caso no quede en la impunidad.

A todos los hondureños, independientemente del partido político al cual pertenezcan, los invitamos a informarse en las fuentes oficiales de la justicia de Estados Unidos (como https://www.justice.gov y /www.treasury.gov) para que puedan tener una opinión objetiva, sin fanatismo, y contar con un concepto claro de nuestro problema.

Los hondureños deben saber que la familia Rosenthal cerró voluntariamente Diario Tiempo para evadir el pago de las prestaciones laborales de todas las personas que trabajamos durante años en esa empresa.

Los hondureños deben saber que Diario Tiempo (Editorial Honduras) jamás figuró en la lista de empresas designadas por las autoridades de Estados Unidos y nunca fue intervenida por las autoridades de Honduras.

Nota relacionada Exempleados de diario Tiempo denuncian ante el Conadeh intimidaciones de Carlos Rosenthal

ANTECEDENTES

El 7 de octubre de 2015, la “Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció la designación de tres empresarios hondureños y siete negocios como Narcotraficantes Especialmente Designados de conformidad con la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros para Narcóticos (Kingpin Act) por desempeñar un papel importante en el narcotráfico internacional. Jaime Rolando Rosenthal Oliva; junto con su hijo, Yani Benjamín Rosenthal Hidalgo; y su sobrino, Yankel Antonio Rosenthal Coello, proporcionan lavado de dinero y otros servicios que apoyan las actividades internacionales de narcotráfico de múltiples narcotraficantes centroamericanos y sus organizaciones delictivas”

Según el comunicado del Departamento del Tesoro, la acción de la OFAC se dirigió contra “siete negocios clave de la familia Rosenthal, incluyendo su principal holding panameño, Inversiones Continental (Panamá), S.A. de C.V., conocido como Grupo Continental. Grupo Continental es la compañía matriz de un conglomerado de negocios en Honduras que participan en actividades bancarias, servicios financieros, bienes raíces, agricultura, construcción, turismo y medios. Anunciado hoy junto con Grupo Continental se encuentra su brazo agrícola, Empacadora Continental S.A de C.V. (ahora conocido como Alimentos Continental), y dos de sus componentes financieros clave, Inversiones Continental, S.A. (por ejemplo, Grupo Financiero Continental) y el banco hondureño, Banco Continental S.A., con sede en San Pedro Sula, Honduras”.

De acuerdo con la acusación de la OFAC, las empresas que formaron parte de la estructura de lavado de activos, utilizada por la familia Rosenthal, son BANCO CONTINENTAL, S.A.,  DESLAND OVERSEAS, LTD,  EMPACADORA CONTINENTAL, S.A. DE C.V. ALIMENTOS CONTINENTAL, S.A. DE C.V,  INVERCIONES CONTINENTAL, U.S.A., CORP,  INVERSIONES CONTINENTAL (PANAMA), S.A. DE C.V. (HOLDING INVERSIONES CONTINENTAL (PANAMA), S.A.; «GRUPO CONTINENTAL»,  INVERSIONES CONTINENTAL, S.A. DE C.V,  PREYDEN INVESTMENTS, LTD,  SHELIMAR INVESTMENTS, LTD,  SHELIMAR REAL ESTATE HOLDINGS II, INC, SHELIMAR REAL ESTATE HOLDINGS III, INC.

Tras la designación de la OFAC y captura de Yankel Rosenthal, la tarde del 6 de octubre de 2015 en un aeropuerto de Miami, Florida, el señor Carlos Rosenthal dejó de pagar los salarios a los empleados de Diario Tiempo aduciendo insolvencia y el 27 de octubre suspendió la circulación del periódico. Ese día, la familia Rosenthal publicó en portada un editorial, con fondo negro y con el título “Hasta pronto, Honduras”, en el cual explicó que “Tiempo, el Diario de Honduras, se ve en la dolorosa situación de suspender temporalmente su entrega diaria al público que, generosamente por 45 años nos ha favorecido con atención y su lealtad a nuestra labor informativa y de opinión.

Carlos Rosenthal quemó la sala de máquinas del edificio de Diario Tiempo

con la documentación real de los ingresos financieros de esta empresa.

Días más tarde, el señor Carlos Rosenthal y sus empleados de confianza vaciaron las oficinas de Diario Tiempo, es decir, retiraron todos los muebles de oficina, incluidas camas que tenía el señor Ronsethal en su interior para su uso personal, y dejaron el edificio vacío y al mismo tiempo en completo abandono a los empleados.

Para blindarse de cualquier acción legal de parte de los trabajadores y de las autoridades de Tributación del país, Carlos Rosenthal quemó la sala de máquinas del edificio de Diario Tiempo con la documentación real de los ingresos financieros de esta empresa. También cambió de propietario unos 20 vehículos de lujo que ingresaron al país como carros para uso de medios de comunicación con las exoneraciones fiscales que tienen las empresas de comunicación en Honduras.

El Ministerio Público y la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) deben investigar el abuso en el aprovechamiento de estas exoneraciones.

En esos días, pese a que no teníamos jefes que les dieran órdenes y no recibir salario, además de las condiciones insalubres por falta de agua, los empleados asistíamos a trabajar durante octubre, noviembre y diciembre. Esta situación de abandono la conocieron las autoridades del Ministerio del Trabajo, entre ellos el señor ministro Carlos Madero, quien llegó a Diario Tiempo a constatar la situación, y también todos los hondureños por medio de denuncias realizadas por todos los medios de comunicación.

En diciembre, luego de haber agotado todos los recursos legales y con el acompañamiento de la Secretaría del Trabajo, el señor Carlos Rosenthal, como gerente de Diario Tiempo (Editorial Honduras), recibió el despido indirecto a favor de los empleados. En enero de 2016, los empleados presentaron una demanda laboral contra la familia Rosenthal para reclamar el pago de sus derechos violentados por estas personas en el cierre intempestivo del medio de comunicación.

Luego de 28 meses (dos años y tres meses) el juicio laboral no ha superado la primera instancia judicial debido a las constantes dilatorias presentadas ante el juzgado por unos cinco abogados de esa familia, cuya misión es retrasar y que se engavete el proceso, y permisibilidad de los jueces.

Inicialmente el representante legal de los trabajadores tuvo que probar que los Rosenthal son los representantes legales de Diario Tiempo, ya que esta familia nombró en cargos de junta directiva a sus empleados de confianza (jardineros, guardaespaldas y secretarias) con el único fin de evadir sus responsabilidades civiles, mercantiles y sobre todo laborales.

Cuando finalmente la jueza (ya despedida de su cargo por razones que desconocemos) decidió citar a Jaime Rosenthal y a Carlos Rosenthal como responsables de Diario Tiempo y Grupo Continental, estos en una jugada maliciosa más tratan de dilatar el proceso argumentando mediante apelaciones que desconocen los hechos que motivaron la demanda de los trabajadores.

Los miembros de esta familia se niegan a comparecer argumentando que no eran miembros de la junta directiva de la empresa, negando su participación accionaria, pero su mentira se descubre sola ya que aún mantienen vigente la edición electrónica de este medio de comunicación como tiempodigital.hn que ha sido operado desde su canal 11 y desde el centro comercial Novaprisa.

Los exempleados de Diario tiempo han estado viviendo tiempos de lipidia han manifestado en varias ocasiones cuando han realizado plantones reclamando sus derechos

Estas acciones han alargado en el juzgado laboral (primera instancia) un juicio que de acuerdo a las leyes laborales debería estar con sentencia firme. No nos explicamos como un juez permite tantas trabas dilatorias en este juicio.

El próximo jueves 12 de abril la Corte de Apelaciones de san Pedro Sula deberá resolver una apelación presentada por los abogados de los Rosenthal, quienes se niegan a comparecer a declarar. Esta acción entorpecerá la audiencia que está programada para el 25 de abril, fecha en que Jaime Rosenthal y Carlos Rosenthal deben comparecer.

Los extrabajadores de Diario Tiempo, los únicos afectados con el cierre de esta empresa, solicitamos a los presidentes de los tres poderes del Estado, en especial la Corte Suprema de Justicia, celeridad en la resolución de este caso y el país mande un mensaje positivo al mundo de que aquí se respetan los derechos de los trabajadores.

Exempleados de diario Tiempo denuncian ante el Conadeh intimidaciones de Carlos Rosenthal

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Por  acciones de intimidación, un grupo de exempleados de diario Tiempo denunciaron este lunes ante el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) al gerente de este desaparecido medio de comunicación, Carlos Rosenthal.

Los trabajadores del medio, cuya  edición escrita fue cerrada en noviembre del año pasado, acudieron a la institución estatal en busca de respaldo porque aparentemente están siendo intimidados por Rosenthal por reclamar sus prestaciones laborales.

Rosenthaal querelló en las últimas horas al periodista, Efrén Bonilla, por los supuestos delitos de difamación y calumnia, luego éste que le pidiera el pago de sus prestaciones laborales correspondientes a 22 años de labor en diario Tiempo.

Bonilla deberá comparecer mañana martes ante los tribunales de justicia para responder a la acción legal presentada por el empresario de la zona norte y miembro de la acaudalada familia Rosenthal, requerida en octubre del año pasado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos por lavado de activos procedentes del narcotráfico.

Carlos Rosenthal es ahora el gerente de Tiempo Digital que es en lo que se convirtió el diario impreso que circuló en Honduras por más de tres décadas.

 

A un año de su cierre, empleados de Diario Tiempo continúan sin recibir sus prestaciones

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Hoy 27 de octubre se cumple el primer año del cierre de Diario Tiempo y sus más de 260 exempleados continúan esperando el pago de sus prestaciones laborales.

Los extrabajadores de Tegucigalpa acudieron  esta mañana ante el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) a denunciar los atropellos de los que están siendo objeto por parte de la familia Rosenthal  y del mismo Estado, ya que su caso sigue engavetado en los tribunales de justicia.

“Prácticamente el juicio de nosotros está congelado en San Pedro Sula. Desde hace un año incoamos una demanda, pero recurso que presentábamos en los tribunales de San Pedro y recursos que nos batean, es decir que la mano peluda de los Rosenthal, a pesar que están políticamente en las latas, siguen mandando, al parecer en los tribunales de justicia”, apuntó el periodista y extrabajador de Tiempo, Oscar Hernández.

El periodista Oscar Hernández, dijo que los extrabajadores de diario Tiempo están en la lipidia.
El periodista Oscar Hernández, dijo que los extrabajadores de diario Tiempo están en la miseria.

El comunicador social dijo que ya es tiempo que el gobierno haga lo que le corresponde, porque la justicia y las leyes siguen en las manos de los más poderosos.

A pesar que Diario Tiempo, perteneciente a Editorial Honduras S.A. de C.V. no entró en las lista de empresas confiscadas a la familia Rosenthal por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento de Tesoro de los Estados Unidos, sus dueños optaron por cerrarla aduciendo que no podían importar la materia prima porque esa transacción les fue prohibida.

Posteriormente los trabajadores denunciaron al presidente de Editorial Honduras, Carlos Rosenthal, de incorporar en el Consejo Editorial a varios testaferros para incumplir con sus obligaciones. Detallaron que Melvin Pineda Moreno, quien funge actualmente como presidente, es un guarda espaldas de la familia Rosenthal.

El Grupo Continental propiedad de la familia Rosethal fue confiscada por la OFAC en octubre del año pasado, luego de acusar a Jaime, Yani y Yankel Rosenthal de lavar activos procedentes del narcotráfico. Yani y Yankel Rosenthal se encuentran bajo arresto en New York, Estados Unidos.

“Carlos Rosenthal da la cara”: Empleados de Diario Tiempo

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Empleados de Diario Tiempo realizaron este miércoles una nueva protesta exigiendo el pago de salarios atrasados y el respeto a sus derechos laborales.

“Carlos Rosenthal da la cara”, decía un rótulo colocado en las afueras del edificio que ocupa el medio de comunicación en la ciudad de San Pedro Sula, como un reproche al  gerente de este medio de comunicación, cuya edición impresa se encuentra suspendida desde el pasado 27 de octubre.

Durante la protesta denunciaron que el servicio de agua y luz ha sido suspendido en el edificio donde operaba el periódico y hasta donde muchos siguen llegando pese a que las actividades fueron clausuradas.

A raíz de la suspensión de  la edición impresa, los  empleados se declararon en un limbo laboral, porque los propietarios no les entregaron cartas de suspensión ni de liquidación.

En la protesta de este martes pidieron a la Secretaría del Trabajo que los declare como despedidos indirectos.

En los últimos meses periodistas, fotógrafos, editores, diseñadores gráficos, motoristas, secretarías, personal administrativo y de otras áreas, han salido a protestar en San Pedro Sula y Tegucigalpa, exigiendo el respeto a sus derechos laborales e incluso han pedido la mediación del gobierno.

La familia Rosenthal, quien es la propietaria del medio de comunicación determinó la suspensión, tras ser declarados  por el departamento del Tesoro de los Estados Unidos como lavadores de activos procedentes de narcotráfico. La acción del gobierno estadounidense se originó el 7 de octubre.

 

 

Empleados de Diario Tiempo piden a la CNBS, OABI y a la secretaría del Trabajo recuperar sus prestaciones

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- Tras cumplir 45 días sin recibir salarios, los trabajadores de Diario Tiempo pidieron este viernes a las autoridades de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) y de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI) que hagan uso de sus mecanismos legales para que se les paguen sus prestaciones laborales.

Los empleados de Diario Tiempo llevan 45 días sin recibir salarios.
Los empleados de Diario Tiempo llevan 45 días sin recibir salarios.

Los empleados del rotativo, cuya edición impresa fue clausurada el pasado 27 de octubre, hicieron la petición mediante un comunicado, en el que señalan además que han sido abandonados por los propietarios de ese medio de comunicación.

A continuación el comunicado:

Los trabajadores de Diario Tiempo, que hemos cumplido 45 días sin salario y nos encontramos en el abandono, exhortamos a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) y la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI) a qué se pronuncien sobre los mecanismos que emplearán para que nosotros seamos honrados con el pago de nuestras prestaciones laborales.

A esas dos instituciones, que deben trabajar en coordinación con la Secretaría del Trabajo, les recordamos que la familia Rosenthal, propietaria de Editorial Honduras (Diario Tiempo), nos ha dejado abandonados a más de 300 trabajadores para evitar el pago de prestaciones.

Para burlar a los trabajadores, la familia Rosenthal, por medio del gerente de la empresa Carlos Rosenthal, ha manifestado que Editorial Honduras no tiene activos para que sean embargados, vendidos y el dinero utilizado para pagar los derechos laborales.

No obstante, la CNBS tiene la suficiente documentación y respaldo legal para que el gobierno pueda ejecutar acciones legales, sobre bienes de la familia Rosenthal, orientadas a pagar las prestaciones de los trabajadores y respetar los derechos laborales garantizados por el Código del Trabajo y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

¿De dónde puede obtener dinero el gobierno para pagarnos las prestaciones? 

El gobierno, por medio de acciones legales, puede conseguir los recursos económicos de las empresas que constituyen Inversiones Continental SA de CV, la cual es propietaria de Grupo Financiero Continental, grupo supervisado por la CNBS.

Según los estados financieros del Grupo Financiero Continental, al 31 de diciembre de 2014, Inversiones Continental SA de CV es propietaria del 93.7295% de las acciones de Banco Continental SA, es dueño del 86.63% de Seguros Continental, dueño del 99.99% de Arrendadora Continental SA de CV, propietario de Continental Casa de Bolsa en un 100% y dueño del 89.56% de las acciones de Almacenes de Depósito Continental.

Según los estados financieros del Grupo Financiero Continental, al 31 de diciembre de 2014, que fueron aceptados por la CNBS, Editorial Honduras S. A. es considerada “parte relacionada” de este grupo.

En los estados financieros de Grupo Financiero Continental que posee la CNBS, “el Grupo considera como partes relacionadas a aquella persona natural o jurídica, o grupo de ellas, que guarden relación con el Grupo y que además mantengan entre sí relaciones directas o indirectas por propiedad, por gestión ejecutiva, por parentesco con los socios y administradores de la situación dentro del segundo grado de consanguinidad y primero de afinidad, o que estén en situación de ejercer o ejerzan control o influencia significativa”.

Carlos Rosenthal, hijo de Jaime Rosenthal que es presidente de Grupo Continental, es gerente y representante legal de Editorial Honduras (Diario Tiempo), por lo tanto ejerce una influencia y control de manera directa.

El mismo Jaime Rosenthal lo ha manifestado públicamente que Diario Tiempo recibía dinero de empresas del Grupo Financiero Continental e Inversiones Continental. Igualmente, sacaban de esta empresa dinero para financiar a otras.

El 24 de octubre pasado, en una carta que le escribió la ministro de la presidencia Ramón Hernández Alcerro, Jaime Rosenthal le confirmó que “el día de hoy mencionaron que en Editorial Honduras, Diario Tiempo no hay suficiente dinero en el banco para pagar los salarios, lo que es correcto, los salarios se pagan por los cobros de publicidad y otros ingresos. 

La política de Grupo Continental ha sido fundar empresas que necesitan al principio de subsidios y apoyo de otras empresas del grupo hasta que logran un porcentaje del mercado que les permita tener utilidades. En este momento dejamos de ayudar a la empresa y la misma por su parte empieza ayudar a otras empresas nuevas que estamos fundando”.

Si la CNBS y otras instituciones autorizaron al Grupo Financiero Continental a realizar movimientos de capitales para subsidiar sus empresas, estos mismos organismos del Estado, están obligados legal y moralmente a autorizar movimientos similares para honrar los compromisos laborales que tiene Editorial Honduras.

A las autoridades del gobierno les pedimos que no olviden el artículo 23 del Código del Trabajo el cual advierte que “el trabajador puede participar de las utilidades o beneficios de su patrono, pero nunca asumir sus riesgos o pérdidas”.

Más de 3 millones de lempiras otorga el RAP en préstamos a ex empleados de Diario Tiempo

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

El Régimen de Aportaciones privadas (RAP) respalda a ex empleados de diario tiempo, otorgando préstamos personales con el 80% de sus aportaciones.

Al menos 125  personas han sido atendidas en la zona norte, atlántica y central del país, en las  instalaciones del RAP desde el pasado miércoles.

Arturo Larios
Arturo Larios

Arturo Armando Larios Maradiaga es uno de los afectados y manifiesta estar a la deriva, “agradezco al RAP que se ha puesto a la orden nuestra y que nos está sacando del apuro, es un beneficio casi milagroso que nos va ayudar mucho”. Afirmó.

El monto total otorgado en préstamos a las personas afiliadas al RAP que laboraban en diario tiempo es alrededor de 3 millones 661,024  y 101 solicitudes de préstamos.

 

 

 

Diario Tiempo ha sido abandonado por sus dueños

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Los empleados de Diario Tiempo denunciaron este martes que el gerente de ese medio de comunicación, Carlos Rosenthal, abandonó su puesto desde el pasado fin de semana para eludir el pago de salarios y prestaciones laborales.

Carlos Rosenthal
Carlos Rosenthal

Los empleados del rotativo, que fue cerrado en su versión impresa el pasado 27 de octubre, remitieron una carta pública al presidente Juan Hernández, en la que lo ponen en conocimiento sobre el abandono de la empresa.

En la misiva también piden la intervención del periódico por parte de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI) y la Secretaría del Trabajo y la venta de algunos activos de Grupo Continental, para el pago de sus derechos laborales.

A continuación la carta remitida por los trabajadores de Diario Tiempo al presidente Juan Hernández:

Nos dirigimos a usted, como máxima autoridad del país, para que gestione ante las instituciones correspondientes, como la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI) y la Secretaría del Trabajo, la inmediata intervención a Editorial Honduras SA (Diario Tiempo) debido a que esta empresa ha sido abandonada por sus propietarios, dejándonos a la deriva a más de 300 trabajadores.

Todos los trabajadores, algunos con hasta 44 años de antigüedad, nos hemos mantenido en nuestros puestos de trabajo sin recibir salario desde octubre pasado y en estas últimas semanas hemos estado esperando las cartas de despido que, a nuestro juicio, pondrían punto final a nuestra incertidumbre laboral.

Pero la familia Rosenthal, representada por Carlos Rosenthal, además de no pagar nuestros salarios, ha evitado entregarnos las cartas de despido para eludir el pago de las prestaciones laborales.

Contra los principios morales y legales, la familia Rosenthal utilizó en las últimas semanas maniobras para desestabilizarnos sicológicamente con el propósito avieso de obligarnos a renunciar (sin derecho a prestaciones) o salir a las calles para protestar contra el gobierno de Honduras y Estados Unidos.

Dado a que los trabajadores nos hemos mantenido unidos, la familia Rosenthal no logró su objetivo. No nos hemos cansado, pero ahora estamos en condición de abandono. En estas circunstancias no nos queda otro recurso que solicitarle a su gobierno nos ayude a resolver esta situación mediante la venta de algunos activos de Grupo Continental, por responsabilidad solidaria, para el pago de nuestros derechos laborales.

El fin de semana, Carlos Rosenthal vació las oficinas y abandonó la empresa y a sus trabajadores como una salida desesperada para no honrar el pago de salarios y prestaciones laborales.

Aprovechamos esta carta pública, señor presidente, para solicitarle que gestione una investigación ante la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), considerando los preceptos de la Ley Marco del Sector de las Telecomunicaciones, sobre el dominiowww.tiempo.hn el cual era utilizado por Editorial Honduras SA (Diario Tiempo), pero lo adquirió en el año 2000 el Banco Continental, liquidado por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS).

Confiamos en usted, puesto que su objetivo, como mandatario de Honduras, es salvaguardar la imagen del país internacionalmente y los derechos de todos los ciudadanos de esta República.

Atentamente,

Más de 300 trabajadores de Diario Tiempo

Empleados de Diario Tiempo denuncian que propuesta patronal es una trampa

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Los empleados de Diario Tiempo rechazaron la propuesta formulada por la junta directiva y propietarios de este medio de comunicación, de constituir una cooperativa, al considerar que el planteamiento es  una trampa mediática.

Los trabajadores del rotativo de circulación nacional denunciaron que el planteamiento de la familia Rosenthal es mediático para aparentar ante la opinión pública que ellos son bondadosos, pero que el fondo es tenderles una trampa y no cumplir con el pago de sus prestaciones laborales, que es lo que ellos demandan en este momento.

A continuación CRITERIO transcribe un comunicado mediante el cual los trabajadores exponen sus puntos de vista:

A la sociedad hondureña, autoridades del gobierno central, a las organizaciones que velan por la libertad de expresión y derechos laborales, los trabajadores de Diario Tiempo le informamos lo siguiente:
En una reunión realizada a las 11:00 de la mañana del martes 3 de octubre el señor Carlos Rosenthal, propietario de Editorial Honduras SA (Diario Tiempo), le propuso a trabajadores que constituyeran una cooperativa para que adquirieran el 50% de las acciones de esta empresa por el valor de 100 millones de lempiras pagaderos en un período de 5 años.
La propuesta la formuló Carlos Rosenthal de manera verbal en la reunión, pero, mientras era escuchada por los trabajadores el mexicano Alonso Cedeño (experto en marketing y política), quien es miembro del “cuarto de crisis” que ha montado la familia Rosenthal en Canal 11, publicó la propuesta con fines mediáticos.

Nuestra posición:

Los trabajadores de Diario Tiempo solamente estamos interesados en que la familia Rosenthal nos pague las prestaciones laborales y consideramos que esa propuesta es malintencionada y es una trampa para los trabajadores.
Le solicitamos a la familia Rosenthal que nos traspase todos los bienes que Editorial Honduras tenga en uso y en usufructo, entre estos, el edificio, la rotativa y cualquier otro activo para poder garantizar el pago de nuestros derechos laborales.
No queremos comprar el 50% de las acciones de una empresa por 100 millones de lempiras, pues Diario Tiempo no tiene ningún activo, según los dueños, lo único que posee es una deuda superior a los 30 millones de lempiras, más un monto superior a los 120 millones de lempiras en pasivo laboral (prestaciones que debe pagar a trabajadores).
Carlos Rosenthal pretende contar con el 50% de las acciones para mantener de manera velada el control administrativo y control de la política editorial de este medio de comunicación.
Con esta propuesta de Carlos Rosenthal, hecha pública por redes sociales por el mexicano Alonso Cedeño, la familia Rosenthal, pretende mostrar su cara de generosidad, victimizarse y convertir a los trabajadores en villanos.
Editorial Honduras SA es en la práctica una “empresa de maletín” que, según su propietario cuesta 200 millones de lempiras, pero esta no posee bienes. La rotativa (imprenta), los edificios (San Pedro Sula y Tegucigalpa), no son de su propiedad, sino de otras compañías que son parte de Inversiones Continental Panamá, actualmente bloqueada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.
El pasado 27 de octubre, la familia Rosenthal suspendió la edición impresa de Diario Tiempo. Desde entonces, este medio ha funcionado solamente en internet bajo el dominio www.tiempo.hn 
El dominio de internet www.tiempo.hn lo compró Banco Continental el 31 de agosto de 2000 con un derecho a posesión de 15 años. Y es utilizado como un medio de comunicación de defensa por la familia Rosenthal.
Banco Continental ya dejó de existir. Sus bienes son administrados por el ente liquidador nombrado por la Comisión Nacional de Banca y Seguros (CNBS) y la OABI, instituciones que también, por ley, deberían ejercer posesión sobre el dominio www tiempo.hn

Dueños de Diario Tiempo proponen cooperativa a empleados para que mantengan sus empleos

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- La familia Rosenthal planteó este martes a los empleados de Diario Tiempo, que conformen  una asociación o cooperativa para volver con su impresión impresa y ofrecer un medio de comunicación independiente.

La propuesta fue formulada por la junta directiva de Editorial Honduras, S.A. de C.V., editora del diario, cuyas operaciones fueron cerradas temporalmente el pasado 27 de octubre.

Mediante un comunicado, Editorial Honduras promete asegurar los empleos y el bienestar de los trabajadores, volver a la circulación de la edición impresa y mantener un medio de comunicación objetivo con la tradición de siempre al servicio de la verdad y de Honduras.

A continuación la propuesta:

1.- Asesorar a los colaboradores y empleados del Diario TIEMPO en la conformación de una asociación o cooperativa.
2.- Transferir el porcentaje de acciones necesario a esta cooperativa para que pueda operar normalmente según lo dicho por el Ministro de Trabajo Carlos Madero. La contraprestación por estas acciones se verá en un momento más favorable para los empleados. 
3.- Nombrar un comité de administración conformado y electo por los propios empleados del Diario TIEMPO, para garantizar la operación y el manejo financiero en favor de los mismos.
4.- Las cuentas por cobrar, tanto de empresas como de instituciones de gobierno, ascienden a más de 40 millones de lempiras, lo cual es suficiente para garantizar las planillas vencidas y la operación regular del diario. El gobierno deberá facilitar los mecanismos para poder depositar y hacer efectivos estos fondos así como liquidar prontamente su deuda.
5.- Solicitar al gobierno las facilidades y su intermediación para la entrega de 3 millones de lempiras en papel que se encuentra pagado en su totalidad en poder del transportista. 

6.- El Grupo Continental pone a la disposición de los trabajadores, empleados y colaboradores a su equipo legal para asesoría y conformación de la asociación/cooperativa y gestión ante todas las instancias relacionadas.

Empleados de Diario Tiempo piden la Bolsa Solidaria al gobierno

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- Como un acto de protesta y tras un mes sin recibir sus salarios, los empleados de Diario Tiempo,  pidieron este viernes al gobierno de Honduras que les dé la “Bolsa Solidaria”, para hacerle frente a la difícil situación económica por la que atraviesan en sus hogares.

Los trabajadores forman parte de Editorial Honduras, una de las empresas del Grupo Continental, propiedad de la familia Rosenthal, que el pasado miércoles cerró temporalmente sus operaciones al ser asfixiada económicamente  como resultado de la liquidación forzosa de Banco  Continental, informaron sus ejecutivos a través de su último editorial.

Los empleados, entre ellos periodistas, fotógrafos, editores, conductores, secretarias y otro personal de apoyo, realizaron la protesta en Tegucigalpa, en las afueras de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (SEDIS),  donde portaron pancartas reclamando la ayuda social del gobierno.

Durante la protesta los trabajadores del rotativo que llevaba 45 años de circulación ininterrumpida, portaron pancartas y gritaban que querían la “Bolsa Solidaria” para alimentar a sus hijos, por lo que entregaron una solicitud formal al ministro de la SEDIS, Ricardo Cardona.

Los empleados del medio impreso se han declarado en un “limbo laboral” porque aún no  han sido despedidos ni suspendidos por los dueños de la empresa que los contrató.