OIT advierte que la mitad de la población activa mundial podría llegar a perder los medios de vida

OIT
En Honduras la crisis generada por la pandemia del Covid-19 está afectando a por o menos 7 de cada diez personas de la Población Económicamente Activa.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha advertido que la pandemia por el coronavirus (Covid-19) impactara negativamente en la estabilidad laboral y los medios de vida de la población mundial.

Los últimos datos de la OIT sobre el impacto de la pandemia del COVID-19 en el mercado laboral revelan su efecto devastador en los trabajadores de la economía informal y en cientos de millones de empresas en todo el mundo.

A continuación CRITERIO.HN le presenta la versión noticiosa de la OIT

GINEBRA (Noticias OIT) – La caída constante de las horas de trabajo a nivel mundial a causa del brote de COVID-19  significa que 1.600 millones de trabajadores de la economía informal, esto es, casi la mitad de la población activa mundial, corre peligro inminente de ver desaparecer sus fuentes de sustento, advierte la Organización Internacional del Trabajo.

También lea: ¿Cuándo se terminen las ciruelas y los mangos qué vamos a vender? La pregunta de los ambulantes

Según El Observatorio de la OIT: El COVID-19 y el mundo del trabajo – Tercera edición , la caída de las horas de trabajo en el actual trimestre (segundo) de 2020 podría superar con creces a la estimada anteriormente.

En comparación con los niveles anteriores a la crisis (cuarto trimestre de 2019), ahora se prevé un deterioro del 10,5 por ciento, el equivalente a 305 millones de empleos a tiempo completo (asumiendo una semana laboral de 48 horas semanales). Según la previsión anterior, el descenso sería del 6,7 por ciento, el equivalente a 195 millones de empleados a tiempo completo. Ello se debe a la prolongación y la ampliación de las medidas de confinamiento.

Por lo que respecta a las regiones, la situación ha empeorado para la totalidad de los principales grupos regionales. Las estimaciones indican una pérdida de horas de trabajo equivalente al 12,4 por ciento en el segundo trimestre en las Américas (frente a los niveles anteriores a la crisis) y al 11,8 por ciento en Europa y Asia Central. Las estimaciones para el resto de los grupos regionales son bastante cercanas, y todas superan el 9,5 por ciento.

Repercusiones sobre la economía informal

La crisis económica provocada por la pandemia ha dado una estocada contundente a la capacidad de ganar el sustento de casi 1.600 millones de trabajadores de la economía informal (el grupo más vulnerable del mercado laboral), de un total de 2.000 millones a nivel mundial, y de una fuerza de trabajo mundial de 3.300 millones de personas. Son dos los desencadenantes: las medidas de confinamiento y/o el hecho de que esas personas trabajan en alguno de los sectores más golpeados.

A nivel mundial, el primer mes de la crisis se habría cobrado un 60 por ciento de los ingresos de los trabajadores informales. Esto equivale a una caída del 81 por ciento en África y las Américas, del 21,6 por ciento en Asia y el Pacífico, y del 70 por ciento en Europa y Asia Central.

Si no cuentan con una fuente de ingresos alternativa, estos trabajadores y sus familias no tendrán medios de supervivencia.

Las empresas en situación de riesgo

En las dos últimas semanas, la proporción de trabajadores que vive en países sujetos a la obligación o la recomendación de paralizar las actividades ha pasado de 81 a 68 por ciento. La reducción de la estimación anterior del 81 por ciento señalada en la segunda edición del Observatorio  (publicada el 7 de abril) se debe fundamentalmente a los cambios en China; en los demás países, las medidas de paralización han aumentado.

En todo el mundo, más de 436 millones de empresas afrontan el grave riesgo de interrupción de la actividad. Estas empresas pertenecen a los sectores de la economía más afectados, incluidas unas 232 millones pertenecientes al comercio mayorista y minorista, 111 millones, a las manufacturas, 51 millones, a los servicio de alojamiento y servicio de comida, y 42 millones al sector inmobiliario y otras actividades comerciales.

Se necesitan medidas políticas urgentes

La OIT insta a adoptar medidas urgentes, específicas y flexibles para ayudar a los trabajadores y las empresas, en particular, a las empresas más pequeñas, los trabajadores y trabajadoras de la economía informal y demás personas en situación de vulnerabilidad.

“Para millones de trabajadores, la ausencia de ingresos equivale a ausencia de alimentos, de seguridad y de futuro. […] A medida que la pandemia y la crisis del empleo evolucionan, más acuciante se vuelve la necesidad de proteger a la población más vulnerable.»

Guy Ryder, Director General de la OIT

Las medidas de reactivación de la economía deben basarse en un alto nivel de creación de empleo, y debe ser respaldadas por políticas e instituciones laborales más fuertes, y por sistemas de protección social más amplios y dotados de más recursos. Para que la recuperación sea efectiva y sostenible, también será decisiva la coordinación internacional de paquetes de medidas de estímulo y medidas de alivio de la deuda. Como marco, pueden utilizarse las normas internacionales del trabajo, que ya gozan de consenso tripartito.

“A medida que la pandemia y la crisis del empleo evolucionan, más acuciante se vuelve la necesidad de proteger a la población más vulnerable”, dijo Guy Ryder, Director General de la OIT. “Para millones de trabajadores, la ausencia de ingresos equivale a ausencia de alimentos, de seguridad y de futuro. Millones de empresas en el mundo están al borde del colapso. Carecen de ahorros y de acceso al crédito. Estos son los verdaderos rostros del mundo del trabajo. Si no se les ayuda ahora, sencillamente desaparecerán”.

Seis muertos y 80 heridos en Honduras durante reciente crisis, reporta Amnistía Internacional

Por: Redacción CRITERIO
redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Seis personas muertas y al menos 80 heridos se registraron en Honduras durante las represiones militares y policiales suscitadas en la reciente crisis motivada por la privatización de la salud y la educación, según el organismo Amnistía Internacional.
La organización defensora y promotora de los derechos humanos realizó en los últimos días un despliegue en toda Honduras para constatar las denuncias de represiones de las fuerzas de seguridad del Estado, a partir del pasado mes de abril, cuando en este país centroamericano estalló una nueva crisis debido a la aprobación de leyes que pretenden la privatización de la salud y la educación y que desencadenó en protestas ciudadanas que exigen la renuncia del jefe de gobierno, Juan Hernández.
«El mensaje del presidente Juan Orlando Hernández (JOH) es muy claro: gritar «fuera JOH» y exigir un cambio puede pagarse muy caro. A menos seis personas han fallecido en el contexto de protestas y decenas han resultado heridas, en muchas ocasiones por disparos de armas de fuego a manos de las fuerzas de seguridad desde inicio de esta oleada de manifestaciones», dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Amnistía Internacional
El organismo señaló, en una rueda de prensa en Tegucigalpa el viernes, que las cifras están sustentadas en un estudio minucioso de evidencias videográficas, reportes forenses y en entrevistas con las familias de las víctimas.
Aministía señaló que, en un intento desesperado de acallar las voces que exigen su renuncia, el gobernante hondureño ha usado a las Fuerzas Armadas para el control de las protestas haciendo uso de armas de fuego y de armas menos letales, como gases lacrimógenos o balas de goma, provocando lesiones en decenas de personas.
La organización precisó que cuatro de las seis víctimas mortales recibieron impactos de balas de armas de fuego de las Fuerzas Armadas .
El 20 de junio, el jefe de gobierno de Honduras, Juan Hernández anuncióel despliegue militar y policial a nivel nacional para contener la indignación de los ciudadanos, que a través de protestas callejeras exigen su salida por suponerlo responsable de actos de corrupción y de tener nexos con el narcotráfico.

Noticia Relacionada: Hernández ordena el despliegue militar y policial en toda Honduras 

Amnistía recordó que las políticas represivas del gobierno de Juan Hernández, para responder a protestas, han sido condenadas anteriormente y se fundamentan en un informe emitido el 13 de junio de 2018 y que se denominó Prohibido Protestar: Uso de la fuerza detenciones arbitrarias como estrategia para reprimir la desidencia en Honduras, en el que se documenta cómo las autoridades no solo emplearon una fuerza excesiva para reprimir a personas que protestaban de manera pacífica inmediatamente después de las polémicas elecciones del 26 de noviembre de 2017, sino que también detuvieron arbitrariamente y mantuvieron a personas manifestantes recluidas en condiciones deplorables durante meses, negándoles su derecho al debido proceso y a una defensa adecuada.
De acuerdo con la organización no gubernamental, Comité por la Libre Expresión (C-Libre), del 4 de marzo al 25 de junio de este año, hubo al menos 346 protestas en todo el país. El actual descontento generalizado de la población fue provocado por la aprobación, el 25 de abril, de leyes para la transformación de los sistemas nacionales de educación y salud, que a juicio de los dirigentes magisteriales y del Colegio Médico de Honduras, conducen a la privatización de los sectores y al despido masivo de empleados. A pesar de que estas leyes fueron derogadas, las protestas han continuado exigiendo la renuncia de Hernández a quien los manifestantes suponen responsable de actos de corrupción y de tener vínculos con el narcotráfico.

Muertes por uso de la fuerza letal
Como parte de los registros, Amnistía Internacional registró el crimen Eblin Noel Corea Maradiaga, estudiante de 17 años, ejecutado el 20 de junio a manos del ejército en la localidad de Yarumela, la Paz, donde horas antes había tenido lugar un bloqueo carretero en señal de protesta, y que finalmente fue disipado
Asimismo, el 19 de junio, Erik Peralta intentaba cruzar una avenida bloqueada por una protesta en la zona de El Pedregal, Comayagüela, tras volver del trabajo, cuando elementos del ejército llegaron y sin mediar palabra, comenzaron a disparar. De acuerdo con el informe forense, una bala perforó su tórax y le causó la muerte casi de forma inmediata. Erik tenía 37 años y cuatro hijos.

Heridos por el uso de la fuerza letal
Otro caso documentado por Amnistía Internacional sobre uso excesivo de la fuerza, fue la incursión a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) el día 24 de junio, cuando elementos de la Policía Militar entraron al recinto y dispararon contra decenas de personas que se estaban manifestando en el área de acceso. En un comunicado de prensa, el gobierno justificó este actuar por la necesidad de rescatar a un oficial privado ilegalmente de la libertad por parte de algunos estudiantes, así como por el empleo de bombas molotov y otros artefactos lanzados en contra de las fuerzas del orden, y la necesidad de “persuadir” y “repeler el ataque”.
«Si bien Amnistía Internacional pudo documentar el uso de piedras y, en algunos casos, el uso de morteros artesanales por parte de los manifestantes, la organización considera que el uso de fuerza letal fue excesivo e innecesario. El hecho de que algunos grupos o personas ejerzan violencia en una manifestación no vuelve violenta per se a toda la protesta», apunta el organismo en un comunicado.

Amnistía Internacional señala, además, que no pudo encontrar indicios de la supuesta retención del oficial castrense, y el propio rector de la universidad confirmó al organismo que no se habían presentado evidencias sobre este hecho, ni de que hubiera existido un proceso de negociación previo al uso de la fuerza. Así mismo, la autoridad quebrantó el principio de excepcionalidad de la fuerza letal, que únicamente puede ser usado en casos de riesgo inminente contra la vida de los agentes o de terceros.
Como resultado, al menos cinco personas fueron heridas de bala, entre ellas un estudiante de 25 años, cuya identidad fue omitida por razones de seguridad, quien recibió un disparo en el brazo, y Elder Nahúm Peralta, otro estudiante de 21, quien recibió un impacto de bala con entrada y salida que perforó su glúteo derecho.
El 30 de mayo, un joven maestro que participaba en las protestas de su localidad, fue herido de bala a manos de agentes de la Policía Nacional, tras disparar contra la multitud. El impacto que recibió por la espalda le provocó la pérdida de un riñón y dañó su intestino grueso, colon trasverso y pulmón.

Impunidad
El organismo también apunta que la impunidad, que ha sido continuamente denunciada en Honduras en los últimos años, sigue siendo endémica en Honduras cuando se trata de violaciones de derechos humanos, lo cual favorece su repetición.
“El sistema de justicia hondureño ha demostrado una vez más que las violaciones de derechos humanos en el contexto de protestas continúan sin ser debidamente investigadas, ni aquellos sospechosos de responsabilidad penal son llevados ante la justicia. Los hechos de estas últimas semanas dejan al descubierto como la impunidad es una constante que promueve la repetición de graves violaciones”, dijo Erika Guevara Rosas.
La funcionaria dijo además que el gobernante hondureño «tiene que demostrar de forma urgente que está dispuesto a poner todos los medios a su alcance para frenar la represión letal, de lo contrario existirán razones de peso para considerar su responsabilidad en cada una de las muertes y violaciones a la integridad personal de las personas que ejercen su derecho legítimo a manifestarse».

Vea aquí en comunicado completo de Amnistía Internacional

Embajada de EE.UU. pide diálogo en Honduras en medio de represión e ingobernabilidad

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-La embajada de los Estados Unidos emitió este martes un comunicado que no establece una postura determinante sobre la crisis por la falta de gobernabilidad que vive Honduras y que ha desencadenado en protestas ciudadanas, represiones militares y policiales y varias muertes, bajo este escenario.

La representación diplomática, que ha demostrado un claro respaldo al régimen de Juan Hernández, comienza diciendo que Estados Unidos afirman su compromiso con los derechos humanos.

El texto expone que “los incidentes de violencia durante las protestas, así como la violencia como forma de protesta, afectan las peticiones legítimas de reforma y progreso, las cuales deben ser resueltas por medio de la participación y el diálogo”. Al hacer esta aseveración, la nación del norte aparenta un desconocimiento a las verdaderas causas del descontento popular, pese a que la gente que se manifiesta en las calles exige públicamente la salida del poder de Juan Hernández, por suponerlo responsable de actos de corrupción y de tener vínculos con el narcotráfico.

Sin valorar las razones de las protestas, hace un llamado para que todos los hondureños, tanto manifestantes como miembros de las fuerzas de seguridad, se abstengan de la violencia, que guarden la compostura y que muestren respeto a los derechos fundamentales de sus conciudadanos.

El exasesor de campaña del Partido Libertad y Refundación (Libre) Rodolfo Pastor, se interroga si será cinismo o cálculo de Estados Unidos  equiparar la violencia perpetrada de manera brutal por las fuerzas represoras del régimen con la reacción de defensa de los manifestantes. «Resulta perverso y condenable en si. Un lado armado con gas, fusiles y balas gringas, el otro con valentía y dignidad», dice Pastor en un tuit.

Finalmente, la embajada solicita investigaciones transparentes y explícitas sobre los casos las personas que han fallecido y que han resultado heridas a consecuencia de las protestas, así como las denuncias de otras serias violaciones a los derechos humanos.

El comunicado de la representación diplomática estadounidense dista de los pronunciamientos emitidos contra el gobierno nicaragüense de Daniel Ortega, donde producto de la represión y crímenes contra ciudadanos, ha adoptado severas medidas contra los funcionarios de la vecina nación, que vive una crisis similar.

El jueves 20 de junio Hernández, en calidad de presidente del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, ordenó el despliegue a nivel nacional de los militares, Policía Nacional y equipo de inteligencia, con el fin de reprimir las protestas ciudadanas.

Durante la última semana, las jornadas de protestas dejaron al menos tres personas muertas, quienes fueron abatidas por balas en manifestaciones reprimidas por las fuerzas de seguridad del Estado. Ayer lunes, cinco estudiantes fueron heridos por policías y militares, que irrumpieron violentamente los predios de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) en Tegucigalpa.

Embajada de EE.UU.

Hernández ordena el despliegue militar y policial en toda Honduras 

El Consejo Nacional de Defensa y Seguridad se declara en sesión permanente. No se descarta que en las próximas horas se suspendan las garantías constitucionales.

Por: Redacción CRITERIO

redacción@criterio.hn

Tegucigalpa.-El jefe de gobierno de Honduras, Juan Hernández, anunció este jueves el despliegue militar y policial a nivel nacional para contener la indignación de los ciudadanos, que a través de protestas callejeras exigen su salida por suponerlo responsable de actos de corrupción y de tener nexos con el narcotráfico.

Noticia Relacionada: Acorralado: JOH convoca de emergencia al Consejo Nacional de Defensa y Seguridad

Hernández argumentó la medida a acciones de violencia, vandalismo y saqueos a tiendas y comercios, registrados en las últimas horas

“Se ha tomado la resolución de instruir el despliegue nacional de las Fuerzas Armadas, policía, inteligencia y los órganos que dependen del Poder Ejecutivo para garantizar el derecho a la libertad de locomoción, libre tránsito, pero también a la protección de la propiedad privada, propiedad pública, y desde luego, la protección a la integridad física de los hondureños, a la vida de los hondureños”, dijo Hernández en una comparecencia ante medios de comunicación.

El gobernante hizo el anuncio en el marco de una reunión del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, que él mismo preside y que se ha declarado en sesión permanente, dejando establecido que de momento se analiza la adopción de una serie de medidas legales a fin de establecer una política de Estado “para ser más efectivos”.

En el marco de esas medidas no se descarta la suspensión de las garantías constituciones, como ocurrió en diciembre de 2017 cuando en el marco de las denuncias de un fraude electoral se declaró un toque de queda para contener las manifestaciones.

Durante la comparecencia mediática, el titular del Poder Ejecutivo enfatizó que las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional y los demás entes de seguridad y defensa, se han desplegado a nivel nacional y seguirán en la misma línea.

La reunión del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad surge a raíz de que elementos policiales, aglutinados a las unidades élites de la institución uniformada (Tigres y Fuerzas Especiales) se declararan en paro, denunciando violaciones a sus derechos y abusos por parte de sus autoridades. Los policías manifestaron el miércoles, mediante un comunicado, que no reprimirán a la población que se manifieste en las calles porque las protestas son justificadas.

Anoche cuando la ciudadanía se decantó en las calles, las fuerzas de seguridad del Estado reaccionaron de manera violenta, dejando un saldo de al menos dos víctimas morales y dos decenas de heridos.

Honduras viene enfrentando una crisis de ingobernabilidad que se acentuó con las elecciones de noviembre de 2017, por un fraude electoral y por la violación de la Constitución de la República, que prohíbe la reelección presidencial.

Hernández, sigue a merced de una crisis de legitimidad y en medio de dos diálogos: uno gestado por él mismo con sectores afines y otro liderado por la Plataforma por la Defensa de la Salud y la Educación, integrado por los docentes, médicos y personal de la salud, con el respaldo de la mayoría de los hondureños, que exige un sistema sanitario y educativo gratuito y de calidad. La exigencia comenzó para hacerle frente a un proceso privatizador de la salud y la educación, iniciado en los últimos nueve años.

En medio de la lucha por la salud y educación, que inicio desde abril, los ciudadanos han seguido exigiendo, mediante protestas, la salida de Hernández.

Tinte político

El gobernante dijo hoy que las protestas tienen tintes políticos. “Es muy claro que existe una vinculación entre actores fuera de las instituciones estatales relacionados con temas políticos, incidiendo en atacar la economía nacional y también generado estos brotes, estos problemas”.

Arde Honduras esta noche exigiendo la salida de Hernández

Arde Honduras esta noche
Estas escenas se viven en el occidental departamento de Santa Bárbara.

Pasan las horas y el gobierno sigue sin reaccionar ante la presión ciudadana. Lo único que se ha observado es el gran despliegue de militares en la Casa Presidencial.

La crisis se registra en medio de un desabastecimiento de combustibles

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Tomas de calles y carreteras y algunos conatos de quemas de negocios, es el escenario que se vive esta noche en Honduras, en una nueva jornada de protestas por parte de la ciudadanía que ha salido masivamente a las calles a exigir la salida del poder del gobernante, Juan Hernández, por considerarlo responsable de actos de corrupción y nexos con el narcotráfico.

La indignación de los hondureños ha resurgido luego que elementos policiales, aglutinados a las unidades élites de la institución uniformada (Tigres y Fuerzas Especiales) se declararan en paro, denunciando violaciones a sus derechos y abusos por parte de sus autoridades.

Noticia Relacionada: Honduras: En medio de crisis, policía hondureña se enfrentan entre si

Los policías manifestaron esta mañana, mediante un comunicado, que no reprimirán a la población que se manifieste en las calles porque las protestas son justificadas.

Esta tarde elementos de la Policía Nacional Preventiva se enfrentaron contra los elementos de las Fuerzas Especiales y Tigres, en varias acciones registradas en Tegucigalpa. A raíz de los incidentes entre los uniformados, la población reaccionó de manera espontánea y comenzó a tomarse puentes, calles y carreteras en los cuatro puntos cardinales.

Momentáneamente la población está siendo reprimida por los elementos de la Policía Nacional Preventiva y de la Policía Militar del Orden Público.

Arde Honduras esta noche
Esta toma se registraba esta tarde en la ciudad de Tela, Atlántida.

“No te queremos, ándate, ándate, ya no te aguantamos”, gritaba esta noche una mujer en el bulevar de las Fuerzas Armadas de Tegucigalpa al dirigirse a las cámaras de televisión de los medios de comunicación que cubrían una toma de calle. La mujer se dirigía al gobernante hondureño, quien de acuerdo a documentos desclasificados de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, está siendo investigado por la DEA desde el año 2013 por supuesto tráfico de cocaína a gran escala y lavado de activos.

El gobernante hondureño es hermano de Juan Antonio Hernández, alias “Tony” Hernández, un presunto narcotraficante que se encuentra recluido en una cárcel de Nueva York desde noviembre de 2017, acusado de traficar toneladas de cocaína, utilizar armas para proteger sus cargamentos y brindar información falsa a agentes federales. El juicio contra Hernández está programado para septiembre.

Arde Honduras esta noche
Esta leyenda ha sido colocada en una manta durante una toma en la colonia Hato de Enmedio de Tegucigalpa.

Corrupción

Juan Hernández ha sido salpicado por la corrupción. En junio de 2015, cuando se descubrió el descomunal saqueo en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), confesó que su campaña política de 2013 recibió al mensos 150 mil dólares de empresas que participaron en el desfalco.

Según publicaciones de medios locales, Hernández y su entorno familiar habrían drenado al menos 4.500 millones de lempiras de instituciones del Estado mediante la utilización de organizaciones no gubernamentales.

Arde Honduras esta noche
Juan Hernández, jefe de gobierno de Honduras.

Honduras viene enfrentando una crisis de ingobernabilidad que se acentuó con las elecciones de noviembre de 2017, por un fraude electoral y por la violación de la Constitución de la República, que prohíbe la reelección presidencial.

Hernández, sigue a merced de una crisis de legitimidad y en medio de dos diálogos: uno gestado por él mismo con sectores afines y otro liderado por la Plataforma por la Defensa de la Salud y la Educación, integrado por los docentes, médicos y personal de la salud, con el respaldo de la mayoría de los hondureños, que exige un sistema sanitario y educativo gratuito y de calidad. La exigencia comenzó para hacerle frente a un proceso privatizador de la salud y la educación, iniciado en los últimos nueve años.

En medio de la lucha por la salud y educación, que inicio desde abril, los ciudadanos han seguido exigiendo, mediante protestas, la salida de Hernández.

Arde Honduras esta noche
En San Pedro Sula, la gente también ha salido a protestar.

Noticia Relacionada: ¡Caos! Ciudades de Honduras se quedan desabastecidas de combustibles

La crisis social en Honduras se ha  comenzado a sentir en las últimas horas con el desabastecimiento de combustibles en las principales ciudades del país, debido a un paro de labores por parte del sector de carga pesada que lleva tres días consecutivos en tomas de carreteras.

Esta noche se reportaban cierres en las carreteras que dan acceso a las fronteras con El Salvador, Guatemala y Nicaragua. Mientras las empresas de transporte interurbano anunciaban el cierre de operaciones para mañana.

Esta noche los hondureños se siguen auto convocado a las calles y han programado un cacerolazo a partir de las 8:00 de la noche.

Mientras la crisis se acentúa con el paso de las horas, el gobierno de Hernández no ha reaccionado al respecto. Lo único que se ha observado es el gran despliegue de militares en la Casa Presidencial.

Conferencia Episcopal ve la crisis en Honduras como una encrucijada sin salida

Además, señalan que, si cada conflicto es manejado con la misma ineficiencia con que se manejan todos, las consecuencias pueden hundir a Honduras en una crisis muy difícil de superar.

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- Los Obispos miembros de la Conferencia Episcopal de Honduras (C.E.H.), se ha pronunciado hoy señalando que los hondureños enfrentan problemas como el alto costo de la vida, el crimen, la violencia, el desempleo, las deficiencias graves en los sistemas de salud y educación, la corrupción, el narcotráfico y muchos más.

Además, señalan que, si cada conflicto es manejado con la misma ineficiencia con que se manejan todos, las consecuencias pueden hundir a Honduras en una crisis muy difícil de superar.

Por esa razón, se hace aún más dolorosa y comprensible la indignación de la mayoría de la población, el sufrimiento de los más pobres, la decepción de los jóvenes, el miedo de los migrantes, la angustia de los enfermos, la impotencia frente a la corrupción y la impunidad, el cansancio de quienes luchan por una Honduras mejor sin ver resultados.

Su pronunciamiento de este jueves,  señala que otro ingrediente que agrava los conflictos es la politización que los complica aún más, introduciendo dobles agendas y empañando la claridad de los objetivos por los que se lucha.

Los sacerdotes manifiestan que no dudan que las manifestaciones de protesta tienen la intención de ser pacíficas, pero permitir la infiltración de elementos violentos demerita la finalidad que persiguen y conculcan otros derechos de la población que también deben ser garantizados.

Apuntan que, una Constitución violada cuantas veces convenga, unos poderes que no son para nada independientes, un Congreso que se ha convertido en un teatro de pésimos actores, dándole la espalda al pueblo.

Nota relacionada Conferencia Episcopal de Honduras cataloga de “tragedia humana” al éxodo de ciudadanos

Señalan que, hay una falsa reforma del Código Penal, que simplemente lo convierte en un instrumento de protección a los corruptos y narcopolíticos, con apariencia de ser mejor por el hecho de endurecer las penas a los supuestamente más “peligrosos”, que acostumbran a ser los jóvenes marginados y los pobres desesperados por subsistir.

“Esto, y mucho más, hace brotar de nuestros corazones un ¡Basta ya!”, dicen los obispos de Honduras quienes además señalan 5 pilares donde se puede buscar el rescate de la patria:

EL RESPETO A LA LEY. Obligación de la autoridad es emitir leyes justas, conformes a la dignidad de la persona humana y en orden al bien común. Cuando no actúa así, la autoridad se vuelve ilegítima y pierde el derecho a ser obedecida. Educar en el conocimiento y respeto a las leyes es una tarea pendiente y urgente a todos los niveles, incluyendo a los mismos legisladores para que dejen de aprobar lo que ni siquiera han leído o comprendido.

LA CONFIANZA. La que se ha ido perdiendo y que consiste en la esperanza firma en lo bueno que hay en las personas y en las instituciones. La decepción que pueden provocar muchas situaciones conflictivas no ha de llevarnos a creer que no nos podemos fiar de nadie, a desconfiar de todo. El salmo 37,3 nos hace esta invitación: “Confía en el Señor y haz el bien, establécete en la tierra y mantente fiel”.

LA ÉTICA POLÍTICA. “Una democracia sin valores se convierte con facilidad en un totalitarismo visible o encubierto, como demuestra la historia” (Juan Pablo II “Centesimus annus”, 46). La honorabilidad de la autoridad política y el derecho a hacerse respetar por el pueblo, depende de que sean moralmente rectos los fines que persigue y los medios que utiliza para ello. Con frecuencia, las manifestaciones de protesta de la sociedad no son para atacar a los políticos sino para defenderse de ellos y de sus abusos.

LA VERDAD. No es un producto decidido por la mayoría y condicionado por los intereses y acuerdos políticos. La convivencia social es ordenada y respetuosa del ser humano cuando se fundamenta en la verdad. Por eso, la búsqueda de la verdad fundamenta el verdadero diálogo.

EL DIÁLOGO. La solidaridad, como fruto de la preocupación de unos por otros, nos acerca al diálogo como camino e instrumento de la búsqueda de una comprensión mutua que facilite rebajar tensiones y encontrar, en medio de conflictos, posibilidades de acercar posiciones y de ver con mayor claridad dónde está el bien común. Dialogar no es obtener a toda costa lo que yo pienso; es buscar juntos qué es lo mejor para el Bien Común. El diálogo fracasa cuando alguien no quiere escuchar por creerse poseedor de la verdad.

Finalmente, hacen un llamado a toda la sociedad para que, desde la realidad en que vive cada persona y cada grupo, considere la necesidad de sumarse a la búsqueda de caminos de solución para Honduras. Sea por medio de pactos, acuerdos, reformas, plataformas, el plebiscito o el referéndum o leyes de iniciativas ciudadana.

Vea el texto completo…

 

Crisis de gobernabilidad en Honduras tiene a su población en las calles

Crisis de gobernabilidad en Honduras

“Entramos en una etapa en la que el pueblo manda, entramos en la etapa en la que el pueblo está en el poder. Vamos a recuperar el poder del pueblo”: Suyapa Figueroa, Presidenta del Colegio Médico de Honduras.

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Una convocatoria a un diálogo para abordar la crisis en el sector de la salud y la educación ha encauzado a los hondureños a salir masivamente a las calles a rechazar dicho planteamiento del gobierno de Juan Hernández, quien enfrenta acusaciones por corrupción y narcotráfico.

Las manifestaciones se han realizado en todo el país por parte de docentes, médicos y personal de salud. La mayor concentración de hoy se desarrolló en Tegucigalpa, partiendo de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) hasta llegar al Hospital Escuela Universitario (HEU) en un trayecto de 4.6 kilómetros.

Las protestas, convocadas por la Plataforma por la Defensa de la Salud y Educación, iniciaron desde finales de abril, para exigir la derogación de varios decretos que, según estos dos gremios, atentaban contra la salud y la educación pública. Los decretos fueron derogados en las últimas horas por el gobierno.

El domingo anterior el gobierno pactó un convenio mediante el cual concretó la derogación de varios decretos ejecutivos lesivos a la salud y educación pública y aprobó dos nuevos para la instalación de mesas de diálogo por separado, una para el gremio de la salud y otra para educación. El gobierno suspendió el  inicio del diálogo previsto para hoy a las 10:30 de la mañana porque no pudo reunir a los dirigentes magisteriales con quienes acordó dialogar.

Noticia Relacionada: Gobierno no instaló diálogo hoy porque no logró reunir a los dirigentes magisteriales

El pacto se suscribió a espaldas de la Plataforma para la Defensa de la Salud y Educación, con directivos de organizaciones magisteriales señaladas por el mismo gobierno de mal manejos de fondos se sus agremiados: Colegio de Profesores Superación Magisterial Hondureño (Colprosumah), Primer Colegio Profesional de Maestros de Honduras (Pricpmah), Colegio Profesional Unión Magisterial de Honduras (Coprumh) y el Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (Copemh).

La Plataforma por la Defensa de la Salud y la Educación, liderado por la presidenta del Colegio Médico de Honduras (CMH), Suyapa Figueroa, ha rechazado sentarse a dialogar con el gobierno al considerar que las condiciones no son claras.

Figueroa dijo hoy que no comprende cómo el gobierno ha decidido sentarse a dialogar con las organizaciones que él mismo acusa de corruptos y que curiosamente entre los convocados hay personas que “cada vez que los llama” les saca las órdenes de captura.

Las bases del magisterio han condenado que sus dirigentes hayan pactado un diálogo con el gobierno, por lo que este martes se han unido directamente a las directrices que emanen de la Plataforma.

Hoy durante una asamblea las bases de los docentes, médicos y el personal de salud, acordaron no deponer sus acciones de protesta y no acudir al diálogo mientras el gobierno no dé respuesta a las exigencias de la Plataforma por la Defensa de la Salud y la Educación.

A las manifestaciones de hoy, registradas en las ciudades más importantes de los 18 departamentos del país, se sumaron a los gremios de la salud y educación, estudiantes, obreros y ciudadanía en general, que ya no solo exigen la solución de los problemas en salud y educación, sino que la renuncia del gobernante, Juan Hernández, a quien acusan de actos de corrupción y de tener nexos con el narcotráfico.´

Las protestas han arreciado en los últimos seis días con la convocatoria a un paro nacional y luego que medios nacionales e internacionales informaran que la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) viene investigando, desde el año 2013, al gobernante hondureño y a sus cercanos colaboradores por participar, supuestamente, en tráfico de cocaína a gran escala y lavado de dinero.

Hernández, que gobierna a Honduras desde el 2014, se enfrenta a una crisis de ingobernabilidad que se viene dando desde junio de 2015 cuando admitió que su campaña política de 2013 recibió al menos 150.000 dólares de los fondos saqueados al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS). La problemática se profundizó con su reelección, ya que en Honduras la reelección es prohibida por la Constitución y porque fue el resultado de un proceso electoral denunciado por un fraude electoral.

Crisis de gobernabilidad

Para el sociólogo, Armando Orellana, en la lógica de las bases del magisterio ya no caben las negociaciones a sus espaldas o las llamadas “misas negras”, que fue lo que hicieron los dirigentes al reunirse con agentes del gobierno que tienen  un discurso calculador.

El catedrático universitario apuntó, además, que el pueblo hondureño ha levantado los ojos y se ha dado cuenta del cinismo de la élite política que los gobierna.

También dijo que los hondureños están decididos a poner contra la pared a la élite política gobernante, para exigirle transparencia y medidas responsables al futuro inmediato y a largo plazo.

Señaló que la génesis del problema radica en la implementación de un modelo neoliberal voraz, basado en el extractivismo e interesado en la explotación del agua, minas y en los recursos naturales en general, pero no en la industrialización.

Finalmente, concluyó que lo que ocurre en Honduras es el reflejo de una crisis de gobernabilidad y de liderazgos, que solo se puede solucionar a través de un liderazgo colectivo, con poder horizontal y no con un poder vertical, como lo han querido imponer e ideologizado y acompañado de fanatismo religioso.

Demandas de la Plataforma

En virtud del escenario en el que se han dado los hechos, la Plataforma se plantea las interrogantes: ¿Quién será el convocante en este proceso?: ¿Cuál será la agenda que el gobierno pretende desarrollar?: ¿Cuál es la metodología? especialmente con respecto a la toma de decisiones en el seno de la Mesa? ¿Cuáles serán las garantías que esta Plataforma tendrá para una participación efectiva, que permita en el corto y mediano plazo el fortalecimiento del Sistema Nacional de Salud y Educación? y ¿Cuál será el lugar donde se instalará la Mesa Nacional de Salud y Educación?

La presidenta del Colegio Médico de Honduras, Suyapa Figueroa, demandó además que el diálogo sea televisado para que todo el pueblo hondureño se dé cuenta de las deliberaciones.

“Entramos en una etapa en la que el pueblo manda, entramos en la etapa en la que el pueblo está en el poder. Vamos a recuperar el poder del pueblo”, dijo Figueroa durante la asamblea, donde además manifestó que el 49 % del presupuesto de la salud se pierde por la corrupción.

Este día en un foro televisivo el secretario de Trabajo, Carlos Madero, respondió que los participantes del diálogo podrían ser todos los hondureños que expresen su deseo de hacerlo.

Ante dicho planteamiento, Figueroa señaló que esas son las cosas que no se pueden aceptar porque son inciertas, ya que es probable que el gobierno invite a las mismas organizaciones que han participado en procesos anteriores y que no han dado resultados.

En ese orden, manifestó que no se puede aceptar que en esta oportunidad participen las iglesias, porque la educación es laica o asociaciones de supuestos padres de familia, porque se ha comprobado que son activistas del partido de gobierno.

El diálogo planteado por el gobierno será mediado por el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), Roberto Herrera Cáceres, acusado por la Plataforma de asumir una conducta antiética por haber avalado una firma de un acuerdo con personas que no representan a ese espacio de lucha.

Para el expresidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada, Eduardo Facussé, actualmente no hay espacios para un diálogo porque la ciudadanía ha perdido la confianza en la clase política.

A manera de ejemplo de los fracasos, Facussé citó que el diálogo convocado durante el periodo post electoral fue un desastre porque lo que se aprobó fue un maquillaje.

Facussé resumió que lo que se debe hacer en la actualidad es llegar a una concertación con gente que tenga credibilidad. A renglón seguido, manifestó que el titular del Conadeh no es la persona idónea para liderar un diálogo.

“Tenemos que entender todos los hondureños que el error más grande fue, y el comienzo de todo esto, fue la reelección, ahí radica todo”: Eduardo Facussé, expresidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

Las protestas continuaron este martes en diferentes sectores del país, donde ya se reportan personas golpeadas, detenidas y perdidas económicas millonarias por la toma de carreteras.

En la protesta de Tegucigalpa se denunció la infiltración de personas, supuestamente, enviadas por el gobierno, con la intensión de provocar violencia.

El viernes anterior un grupo de personas encapuchadas le prendió fuego a varios neumáticos frente a la embajada de los Estados Unidos, provocando daños en las estructuras de la puerta y el techo de la entrada principal.

El incidente provocó una lluvia de elucubraciones, de personas que se interrogan del por qué la seguridad privada y los agentes de la Policía Tigres, que custodian permanentemente la sede diplomática, no impidieron el hecho.

Médicos y docentes dicen que no caerán en la trampa desmovilizadora

Además del retiro de la “ley de masacre laboral”, los médicos y maestros piden la derogatoria de los decretos ejecutivos de emergencia que autorizan compras de emergencia y la contratación de personal durante un período de 24 meses prorrogables.

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Los gremios médicos y docentes, han advertido que no aceptan la propuesta de diálogo del gobierno y del Congreso Nacional, porque sería caer en la trampa para desmovilizarlos.

Los docentes y médicos continúan con la suspensión de labores y movilizados en las calles. Esta mañana en Tegucigalpa se movilizan desde la Universidad Pedagógica Nacional-Francisco Morazán (UPN-FM) hacia el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh).

La aprobación el jueves pasado por parte del Congreso Nacional de la Ley de Reestructuración y Fortalecimiento de la Salud y Educación, ha provocado una crisis en el país, ya que el personal de educación y salud se ha movilizado masivamente a las calles, exigiendo el retiro definitivo la normativa.

En las últimas horas el gobernante, Juan Hernández, manifestó que un diálogo amplio y sincero es la solución al problema. En tanto el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, anunció la suspensión de la ley y la convocatoria a un diálogo para que las partes en conflictos construyan de manera conjunta una propuesta, mediada y supervisada por el Poder Legislativo.

La propuesta de Oliva ha sido rechazada por los médicos y docentes que han manifestado que no creen en la palabra de Oliva porque el jueves, día en que se aprobó la ley, había prometido el retiro de la misma y que la aprobación se haría hasta lograr un consenso, cosa que no se dio porque optó por la imposición.

La diputada del opositor del Partido Innovación y Unidad-Social Democrática (Pinu-SD) dijo que alrededor de la aprobación de la ley hay muchas irregularidades porque los diputados no conocieron los dictámenes, tampoco se supo quienes votaron a favor o en contra. “Por donde usted lo vea es una situación totalmente anómala e ilegal…nula aquí y en la China”, sentenció la congresista.

Los docentes y médicos sostienen que Ley de Reestructuración y Fortalecimiento de la Salud y Educación, más conocida como “ley de masacre laboral”, lleva implícito el despido masivo de los trabajadores de la salud y educación y la privatización de estos dos servicios.

“Nos quieren dar atol con el dedo, pero hemos demostrado que tenemos fuerza aún, hemos despertado”, dijo el dirigente del Primer Colegio Profesional Hondureño de Maestros (Pricphma), Yuri Hernández.

El dirigente de los docentes dijo que su gremio pedirá además del retiro de la “ley de masacre laboral”, la derogatoria de los decretos ejecutivos de emergencia que autorizan compras de emergencia y la contratación de personal, en las secretarías de Salud y Educación, durante un período de 24 meses prorrogables.

La exigencia de los docentes es la misma del Colegio Médico de Honduras (CMH) que bajo la conducción de su presidenta, Suyapa Figueroa, impugnó en noviembre de 2018 el Decreto Ejecutivo PCM 026-2018 de fecha 20 de agosto de 2018, que versa sobre la creación de la nueva estructura orgánica del Poder Ejecutivo y que quedó integrada por seis miembros de la sociedad civil.

Noticia Relacionada: Declaran inadmisible recurso de inconstitucional presentado contra la creación de Comisión de Salud

Sin argumento jurídico alguno, la Sala de lo Constitucional declaró la inadmisibilidad del recurso que fue presentado por la abogada y ex ministra de Justicia y Derechos Humanos (2010-2014), Ana Pineda.

En Honduras no hay crisis económica: Antonio Tavel Otero

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- El empresario de las telecomunicaciones, Antonio Tavel Otero manifestó este lunes que en Honduras no existe una crisis económica.

Recalcó que en este momento no hay una crisis económica en Honduras, señaló haber visto crisis en 1998 y en el año 2009 después del golpe de Estado y en este momento estamos en una situación de crecimiento.

Apuntó que el crecimiento no es muy favorable porque se han dado factores externos adversos como el precio de los combustibles y el precio del café que ha caído y eso presiona a la economía hondureña.

Nota relacionada Crisis política y violación de derechos humanos continúa con apoyo de EE.UU y Canadá

Ante el señalamiento que Honduras es quien más grava los combustibles y otros productos y como fiel defensor del actual régimen, señaló que los gobiernos necesitan cobrar impuestos para cumplir con sus obligaciones con los hospitales públicos y con las escuelas públicas.

Al parecer el señor Tavel Otelo no ve los medios que a diario publican que no han medicinas en los hospitales y que a diario mueren hondureños por falta de atención médica.

¿Hay salida a la crisis en Honduras? (primera de dos partes)

México

Por: Marlin Oscar Avila

La involución de la sociedad hondureña en los últimos 10 años pareciera seguir en caída libre. Sin opción para las grandes mayorías, más que seguir expresando su disgusto por las redes, como un recurso terapéutico; manifestarse públicamente aún a sabiendas que las fuerzas militares y policiales tienen orden de reprimir y hasta asesinar a quienes lo hagan; y, organizando caravanas hacia México y Estados Unidos, como opción de búsqueda de mejores oportunidades. Desde luego, hay quienes prefieren no ver, no saber y menos expresar el disgusto que causa las condiciones de su entorno, esperando, cómodamente: “que el Dios Todopoderoso sea quien cambie la situación.”

Y pareciera que, de acuerdo con las estadísticas oficiales generadas desde la propia Secretaría de Seguridad, el suicidio se posiciona como otra opción viable a la salida de la crisis que viven miles de hondureños. Más de 45 personas se han quitado la vida en lo que va del 2019. Se trata de un promedio de un caso al día. Se presumen sus causas, pero es un tema que aún falta por estudiarse con profundidad[1].

Los 30 productos de la canasta básica alcanzan un monto 15 mil 300 lempiras mensuales[2], en contraposición con un salario mínimo promedio 9 mil 443. 24. Y estos 30 productos terminan no teniendo razón de haberse seleccionado, si las distribuidoras, en especial, los supermercados, les cobran el IVA. Por otro lado, están las micro y pequeñas empresas sin capacidad para una sostenibilidad de sus negocios, los cuales se ven obligados a cerrar, tanto por la ausencia de políticas financieras apropiadas, como por las políticas de Estado, en cuanto Honduras es, junto con Nicaragua, donde se pagan más altos tributos.[3] Si encima de esto, existe la extorción de las maras quienes cobran tributos “de guerra”, en contubernio con las autoridades policiales y civiles, ningún negocio se puede sostener.

Los servicios básicos de salud (sanidad)[4] y educación para la sociedad hondureña, por otro lado, han dejado mucho por desear, y van de mal en peor. No se han llegado a reestructurar y modernizar, desde hace más de 50 años, pero sí ha habido promesas de su modernización en cada uno de los gobiernos[5]. Cada impulso de los políticos con propósito de “modernización”, se reduce a la profundización de la privatización de esos servicios, que, por otro lado, se encuentran inmersos en redes de corrupción que nadie desconoce, en las que se ven beneficiados los políticos y empresarios. El resultado: el encarecimiento a su acceso a la masa de trabajadores.

Honduras tiene un crecimiento vegetativo del 1.64% (datos de 2016)[6]. Si se promedia que en abril del 2018 había 9 millones 012 mil 229 habitantes, ahora tendríamos una población de 9 millones 160 mil 030 habitantes. En el 2016, el Banco Mundial (BM), dijo que Honduras es un país de ingreso medio-bajo que se enfrenta a desafíos significativos, con cerca del 60. 9% de la población viviendo en la pobreza en 2016. En zonas rurales, aproximadamente uno de cada 5 hondureños vive en pobreza extrema (menos de US$1. 90 al día).

Dos años después (2018), el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), daba a conocer que la pobreza había aumentado casi los ocho puntos porcentuales más: “Los datos del INE señalan que las personas en condición de pobreza representan el 68 por ciento de la población, más de seis millones de personas.” Además, informó que “…de este colectivo, el 44%, es decir, 3. 9 millones viven en la pobreza extrema, a lo que se suma otra realidad: el subempleo que es de 56% y del total de asalariados, el 75% recibe menos de la remuneración de subsistencia[7]”, lo que resulta en una fuerte explotación económica de la clase trabajadora.

Otro escenario que permite visibilizar la crisis en el país, es el éxodo colectivo de migrantes. Hasta antes de este fenómeno, el éxodo hacia EUA era manejado, exclusivamente, por traficantes (coyotes) de personas (unas 300 personas por día pagan cada una entre 5 mil y 6 mil dólares al coyote)[8], pero a partir del 13 de octubre del 2018, con la modalidad de grupos de autoprotección, de manera libre, muchas en núcleos familiares se han sumado hasta 7 mil migrantes[9]. La penúltima caravana, con más de mil personas, salió el 21 y 22 de enero de 2019 y a mediados de febrero[10]

Las cifras de migrantes que tradicionalmente han salido del país, se afirma que son 1,500 por día. Así es que en los 102 días cumplidos el viernes, ciento cincuenta y tres mil (153,000) habría abandonan su país por razones de inseguridad, desempleo, impunidad, corrupción y desprotección social. Hay muchas más familias que anhelan abandonar el país, pero no lo hacen por las condiciones actuales en las que subsisten o por no estar dispuestos a pasar los riesgos que eso implica, no obstante, cada vez más familias aceptan el reto diariamente.

Nota relacionada Crisis política y violación de derechos humanos continúa con apoyo de EE.UU y Canadá

Esta migración, junto a la de Guatemala y El Salvador, hacen que el gobierno de Washington pierda su cordura y amenace, no solamente con levantar un muro en su frontera sur e incluso cerrar por un tiempo el tránsito con México, donde pasan miles de millones de dólares semanalmente, pero con cortar la ayuda económica que ha brindado el último inquilino de la Casa Blanca, a los tres países del extremo norte centroamericano, que según ellos ronda los mil trescientos millones de dólares.[11] Lo que no parece admitir el equipo que gobierna a EUA, es su responsabilidad con lo que ocurre en estos países centroamericanos. Hasta el más sencillo ciudadano sabe que detener o reducir la creciente cantidad de migrantes hacia el norte, no se logra colocando muros, pero sí combatiendo las causas que la provoca. O como pareciera escucharse en toda la región, “se cambia y eligen mejores gobiernos, para acabar con esta pesadilla”, algo que se inició ya en El Salvador.

[1] https://wp.radioprogresohn.net/alarmantes-cifras-de-suicidio-en-honduras/ https://criterio.hn/2019/02/23/honduras-reporta-2750-suicidios-en-los-ultimos-ocho-anos/

[2] https://criterio.hn/2018/07/14/canasta-basica-de-honduras-entre-las-mas-caras-del-mundo/

[3] https://criterio.hn/2018/07/14/canasta-basica-de-honduras-entre-las-mas-caras-del-mundo/

[4] . De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el desempeño de los sistemas nacionales de salud Honduras ocupa la posición 131 de 191 países [5]. La importancia de contextualizar el rol del Estado en el sistema de salud radica en que sólo 2.9% de la población está cubierta por seguros privados [6 http://www.archivosdemedicina.com/medicina-de-familia/situacin-del-sistema-de-salud-en-honduras-y-el-nuevo-modelo-de-salud-propuesto.pdf

[5] https://www.elheraldo.hn/pais/1155919-466/gobierno-de-honduras-buscar%C3%A1-modernizar-salud-y-educaci%C3%B3n

[6] https://www.indexmundi.com/es/honduras/tasa_de_crecimiento.html

[7] https://www.oncenoticias.hn/la-onu-confirma-que-honduras-recayo-tres-puntos-en-los-indices-de-pobreza-extrema/

[8] https://www.nytimes.com/es/interactive/migracion-coyotes-contrabando/https://www.laprensa.hn/honduras/1153842-410/honduras-migrar-migrantes-eua-migraciones-indocumentados-

[9] https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-45978111

[10] https://www.oncenoticias.hn/reportan-nuevo-exodo-masivo-de-hondurenos-hacia-ee-uu/

[11] CNN 31 de marzo, 1 de abril de 2019