Los viajes de compras de JOH, y el atoro

Alianza

Por: Rodolfo Pastor Fasquelle

¿A dónde irá mañana? ¿Cuántos fantasmas acompañarán a JOH en su laberinto? Son errores que no sabe aún la historia, que no puede descontar todavía el practicante. ¡Es que aquí se aburre!

No hay qué hacer. No importa que siga la violencia, incólume, que no hay energía eléctrica para producir ni para los servicios, agua para las ciudades más importantes, que se esté muriendo el ganado  en las pródigas sabanas del Oriente, y se perdieran  las cosechas de maíz sin riego, todas, sin que jamás se llenaran cuales cosechadoras de agua,  no importa que ni se polinicen el cacao y la fruta, que cada hora vale menos, como el café, no interesa si desaparecen los bosques por el descortezador y las lagunas por los parásitos, se incendien las reservas, se contaminen los ríos y los mares y las aguas del subsuelo estén cada vez más profundas, no importa que cada día trascienda un nuevo escándalo y los  funcionarios de tercera cometan cada vez más tropelías, acosados para defenderlo. Aquí no va a pasar nada. Y a JOH le gusta viajar

Él confía que entre hermanos y primos y tíos que, encabezados por el General Ponce, los militares lo sigan declarando inocente, a él y a Tony. Mientras miles se van igual que el, huyendo cada día.

Llevándose casi todo su ahorro Casi no pasa tiempo en Tegucigalpa ya el Presi. Se ha cansado de que la gente le huya o le grite groserías. Si no sale una invitación para viajar al extranjero, agarra un helicóptero y avisa a alguno de sus cuates que va ir a ver algún negocio. Ahí llega a Coagricsal a cada rato, y a Gracias. Aunque ayer por excepción se reunió con su gabinete de emergencias, para decretar crisis nacional por la sequía. Claro… porque se entiende que, si no hay decreto no hay sequía y entonces tampoco puede haber ayuda y si la ministra Tábora va a enfrentar la crisis con 200 millones de lempiras para préstamos a productores, tendrá que justificarlo, ¿para cosechar cuál agua otra vez? Para sembrar en la postrera ya será tarde. Últimamente prefiere los viajes internacionales. Antes fue al Sur de España, a vender aguacates que empezamos a sembrar.

En el último mes y medio ha ido dos veces a México, una vez a Veracruz, a un programa protocolario y otra a Chiapas con agenda un poco forzada. También voló dos veces a Washington, EUA con agenda oculta, porque alegó que asistía a reuniones que no habían sido convocadas y eventos que tomaban lugar en otro sitio.

Anteayer, regresando de Jerusalén, ciudad santa, a donde asistió con veinte pastores y una docena de periodistas de los favoritos de Palacio, a alguno de los cuales muy alegres le cantan feliz cumpleaños en la angosta cabina del busito en que hacen turismo. (Han de pagarles bien para que anden tan atrevidos a miles de pies sobre el nivel del mar, expuestos a cualquier viento rachado con que juegue el diablo.) Hoy anuncia un Acuerdo de Libre comercio con Israel que ojalá nos permita comprar plantas desalinizadoras para darle agua potable a Choluteca, San Lorenzo y quizás la capital. El primer ministro promete otro tanto, pronto.

De cierto, sabemos que, para quemar las calorías extras del cocktail, JOH corrió en los parques y calles cercanas a su hotel sin miedo de los terroristas, puesto que aún no le han declarado una fatwa. Y se puso un gorro que usan los fieles judíos en ocasiones rituales, la kipá con que el practicante recuerda que por encima de su cabeza hay una ley y por encima de la ley, Dios está, sobre todo. Y rezó cabizbajo apoyándose en el muro de los lamentos, este infiel, este incircunciso que se ha burlado de todas las leyes, ha irrespetado a los más sabios, ha encumbrado a los cínicos, corrompido a los tontos. Nadie sabrá de qué o quién se quejó ahí, pero habrá sido de lo más grueso, porque no puede enumerar ya a sus enemigos y los males que lo acechan por doquier. Y parece imposible aplacar la furia de sus víctimas, vivos y muertos. Un diplomático exaltó el nivel de su fe. ¡Pero todo es mentira!

También inauguró –no una embajada como anunció con bombo y platillo, a Trump y a Netanyahu- una Oficina de negocios, para lo cual un bufete de abogados amigos del gobierno le prestó una sala estrecha en un edificio incómodo, decorada para la fotografía y la cinta, después de la cual, todos se fueron y el espacio volvió a manos de sus usuarios habituales para nada concernidos.

Asistió asimismo JOH al astillero en que la industria militar israelí Elbit eso sí está a punto de terminar de habilitarle una nave especial, OPV 65, capaz de alcanzar 38 nudos, con espacio para dos lanchas aún más rápidas, cañones y ametralladoras de 12.7 mm incorporadas, radar, helipuerto y mandos electrónicos, para perseguir las lanchas y los submarinos a remo de los capos que se le quieran resistir, y para enfrentarse a los submarinos nucleares que tendrían que acercarse -no demasiado- a las costas hondureñas para sacar del juego a los cohetes patriots que se instalan ya, con nuevos cuarteles, en Palmerola ¡en donde invierte el Pentágono más de $21 millones de dólares!

Nota relacionada JOH y Pepe Lobo dirigieron relación simbiótica entre narcos y el Partido Nacional

En la región, JOH es de los mejores clientes de la industria militar Israelí a la que antes se compró armas sónicas.  En tiempos más recientes, también se le ha comprado tecnología nueva para monitorear y escuchar a sus opositores, porque a los Hernández quien los escucha en sus blackberries, es la DEA. ¿Ha comprado doce aviones cazas a retropropulsión y repuestos junto con otras dos patrulleras de $28 millones cada una, a Colombia? Y nadie diga que es despreciable el monto porque Honduras es pobre. El dato que circula es de más de 3200 millones de lempiras erogados de 5400 millones proyectados, sin contar lo que -tras bambalinas- aporte el gringo para fortalecer la logística de su más fiel aliado para la guerra regional anunciada. Culminando con este buque de alta mar, al que JOH bautiza con el nombre del presidente emblemático de la honestidad y del liberalismo, el más honrado mandatario que jamás tuvo Honduras, José Trinidad Cabañas, que rechazó la pensión que le acordó el Congreso observando que no había para pagarla fondos en el erario. ¡Un lanchón que cuesta casi $57 millones, más de L.1400 millones de lempiras! Poca cosa en el presupuesto de las FFAA que se ha incrementado de 2009 a la fecha en 150%, mientras se abrían gigantescos déficits en Salud y Educación, carreteras secundarias abandonadas, prevención.

No es por supuesto el único dictador, ni acaso el peor, que ha rezado piadosamente frente al muro del templo de Salomón, JOH. Pero nada indica que ande arrepentido y aconsejo a las autoridades que custodian ese santo lugar que, donde puso sus manos, hagan la prueba de luminol para lavar el rastro de la sangre de los inocentes que han muerto bajo su guardia y para su beneficio.

4 comentarios en “Los viajes de compras de JOH, y el atoro

  • el septiembre 10, 2019 a las 6:58 am
    Permalink

    Exelent sin mas que decir …..

    Respuesta
  • el septiembre 9, 2019 a las 4:08 pm
    Permalink

    Felicidades, que buen artículo detalla de cuerpo entero a JOH, buen análisis da gusto leer artículos del Señor Pastor Fasquelle.

    Respuesta
    • el septiembre 10, 2019 a las 6:31 am
      Permalink

      Excelente artículo , expone los despilfarros del gobernante defecto de Honduras. Lástima que no hay quien ni ley que pare está injusticia. Hay que esperar que Dios le pase la factura, por lo que hace con el dinero del pueblo y del país. Gracias por su artículo señor Pastor Fasquelle.

      Respuesta
  • el septiembre 9, 2019 a las 2:39 pm
    Permalink

    Exelente alguien que lo suba por facebook

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.