Hernández aprueba una nueva emergencia; ahora por la sequía

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El gobierno de Honduras declaró este jueves emergencia nacional supuestamente para enfrentar la falta de agua de consumo humano y por la pérdida de la producción agrícola ocasionada por las sequías.

Sin dar detalles de lo que implica la emergencia, el jefe de gobierno, Juan Hernández, informó que la medida se aprobó en el marco de una reunión con los miembros del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).

El gobierno ha aprobado una serie de emergencias en diferentes sectores, evadiendo los procesos de licitación, con lo que se propicia y alienta la corrupción.

Noticia Relacionada: Un millonario sueño que se evaporó en riegos y semillas

Hernández, que es cuestionado por actos de corrupción, celebró el pasado 6 de julio la aprobación de $ 35 millones para Honduras del Fondo Verde para el Clima, $ 24.2 millones de donación y $ 10.8 millones en préstamos. Hoy al lanzar la emergencia aprovechó la oportunidad para demandar más recursos de la iniciativa mundial.

Siempre con la intención de buscar fondos de la comunidad internacional, informó que en las próximas horas su gobierno hará una presentación ante la cooperación y comunidad internacional sobre la problemática ocasionada por las sequías.

“La afectación en el recurso agua para el consumo humano y también para el tema de la producción de alimentos, los datos son dramáticos”, dijo Hernández, quien adelantó que el asunto será abordado mediante una campaña de comunicación para trasladarle al pueblo lo que se está viviendo.

“Hoy Honduras tiene más de dos décadas estar siendo el país más afectado por el cambio del clima en el mundo y eso requiere también una facilidad de acceso a los Fondos Verdes del Clima para poder enfrentar esta situación”, manifestó.

Cosechadoras de agua

Este medio de comunicación, en alianza con la Revista Gato Encerrado de El Salvador y con el apoyo de CONNECTAS, KLAS y EKLA, publicó recientemente una investigación relacionada al proyecto de cosechas de agua, descubriendo que el 88 % de las obras no están funcionando, porque no se hizo un estudio de suelo. Asimismo, porque el proyecto se ha politizado.

Noticia Relacionada: Un millonario sueño que se evaporó en riegos y semillas

Para este propósito el gobierno aprobó en el año 2016, 200 millones de lempiras para la construcción de cosechas de agua en 11 departamentos ubicados en el denominado corredor seco.  Pero la suma total de los fondos sobrepasa los 400 millones de lempiras, porque las obras se vienen construyendo desde el 2010.

riegos y semillas
A más de año y medio de su construcción, Jeremías Miralda señala cómo quedó el supuesto embalse. La muestra que el dinero quedó botado en este proyecto, es más que evidente. El campesino reveló que la obra iba a beneficiar al ministro de Desarrollo e Inclusión Social y presidente del Partido Nacional de Honduras, Reinaldo Sánchez. Esta cosechadora de agua fue construida en la comunidad de El Regadillo, San Francisco de la Paz, Olancho.

Sobre la transparencia en el manejo de los fondos y en cuanto a los costos y especificaciones de lo construido hasta el momento, es difícil dar un recuento, ya que por la complejidad de las obras no se puede precisar precios o valores reales. Asimismo, porque en Honduras existe una cultura de opacidad promovida por la “ley de secretos” que establece reservas a la información pública hasta por 50 años. Además, a partir de septiembre del año pasado se aprobó un decreto ministerial que declaró en reserva toda la información relacionada a trámites del medio ambiente.

Proyectos no funcionan

Hoy durante una comparecencia ante medios de comunicación, Hernández anunció el desembolso de más fondos para la construcción de cosechadoras de agua, aunque admitió que el proyecto no está dando resultados.

“Hemos aprendido la lección, no se puede hacer una cosechadora de agua donde a usted se le ocurra porque tiene ahí su cultivo inmediato, tiene que tener un afluente aunque sea mínimo, la recolección de agua lluvia es complementario nada más”, expresó.

Al renglón seguido anunció que en las próximas dos semanas arribará a Honduras un equipo de expertos en cosechadoras de agua, enviados por el gobierno israelí y de empresas de ese país.

Según datos de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), entre 50 y 60 por ciento de la producción se estaría perdiendo en los departamentos de Olancho, El Paraíso, Choluteca, Valle, Francisco Morazán y Yoro, donde se pondrá especial atención con la emergencia.

La secretaria de Finanzas, Rocío Tabora, estimó que para atender esta emergencia se destinarán al menos unos 200 millones de lempiras a partir de la fecha hasta el mes de diciembre próximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.