Buscan quitar licencias de conducir a indocumentados

 

Grupo conservador de Oregon afirma que este beneficio es un «imán» para atraer inmigrantes sin documentos

El grupo conservador Oregonianos Para la Reforma de Inmigración (OFIR, por sus siglas en inglés) ha comenzado una nueva campaña de recolección de firmas con el fin de derogar la ley que permite a ciudadanos indocumentados obtener licencias de conducir en Oregón.

“Darles a los extranjeros ilegales la capacidad de obtener licencias de conducir es proporcionar un imán y complacer a aquellos que ni siquiera deberían estar en EEUU, porque ya están violando la ley “, dijo este sábado el líder de la campaña, Mark Callahan.

Una nueva ley que entró en vigor en agosto posibilita conducir legalmente en Oregón a unos 100,000 ciudadanos indocumentados que el Centro de Investigación Pew estima viven en el estado.

OFIR, con sede en Salem, ha recolectado hasta el momento 1,000 firmas para la Petición de Iniciativa 43, llamada “Ley de Derogación de Acceso Equitativo a las Carreteras”, en su propósito de revocar la ley mediante referéndum.

El grupo antiinmigrante necesita recolectar 112,200 firmas válidas para que la iniciativa aparezca en la boleta electoral de noviembre de 2020.

Callahan aseguró que la medida será aprobada para esa fecha.

“En 2014, de los votantes de Oregón más del 66% votaron en 35 de los 36 condados para negar que los extranjeros ilegales tengan licencias de conducir, voluntad que fue revocada por la legislatura de Oregón recientemente”, acotó.

“Es hora de que nosotros, los votantes de Oregón, revoquemos la legislatura, ya que no representan la voluntad de los votantes”, enfatizó Callahan.

“La ley 2015 permite que todos los habitantes de Oregón que cumplan con los requisitos se cuiden a sí mismos y a sus familias”, dijo por su parte Iván Hernández, gerente de comunicaciones de Causa, la organización de derechos de los inmigrantes más grande de Oregón.

“Nuestros antepasados vinieron aquí en busca de una vida mejor, y entendemos que los inmigrantes modernos están haciendo lo mismo”, añadió Hernández.

Centenares de organizaciones en todo el estado están preparadas para derrotar esta iniciativa, como lo hicieron en 2018 con la medida que permitía establecer ciudades santuarios en Oregón.

En 2018, OFIR comenzó a mover su campaña para sacar adelante su intención de abolir la ley de “ciudad santuario” del estado, tras ser aceptada esta iniciativa para su votación en las elecciones del 6 de noviembre.

La iniciativa, denominada IP 22, se aceptó gracias a una tasa de verificación del 86.2 por ciento.

Esa tasa significa que la medida alcanzó el umbral requerido de 88,184 firmas válidas, aportando otras 7,500 extra.(Tomado de: eldiariony.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.