Fetanyl, China y el Occidente: sus antecedentes históricos

 

Por John Moran Robleda, MA

El conflicto entre los EE. UU y China ahora ya no es un conflicto, sino una guerra oficial. Y no uso la palabra GUERRA ligeramente. Es una guerra económica. Dejó de ser un conflicto entre rivales.  Según la óptica de Trump y sus aliados militares (quienes lo pusieron en el poder) China está decidido a tomar la batuta del próximo poder mundial y ha hecho muchas cosas para lograrlo. Entre ellos drogar el último baluarte del Occidente – los EE.UU.  Parte de esta debacle, según Trump, es la complicidad de la élite política occidental en los EE.UU quienes de su parte colaboraron con China para destruir la federación norte americana – fueron ellos quienes amañaron el sistema para que China creciera como potencia económica (algo que China aprovechó sin pensarlo dos veces) y fueron ellos quienes transfirieron la industria y tecnología Americana a China (pero también a los llamados “Tigres Asiáticos”, pero esos no aprovecharon para fines imperiales como lo hizo China).  Sin embargo, sucedió una situación de “Wag the Dog” es decir, una reversión de los roles adecuados. La élite Global que creó China para gobernar el mundo como dioses Olimpianos (usaban China para sus fines transhumanistas, etc.) ya no están en el poder debido a perder contra Trump y su agenda MAGA en 2016.

Desde que Trump llegó al poder en 2016, se sabía que las cosas como estaban ya no iba a seguir. Especialmente en lo económico donde los pactos que hizo la clase política Occidental beneficiaba al Cabal y sus secuaces a nivel mundial y no el pueblo y país de los EE.UU. (mucho menos el pueblo y países de sus secuaces – como Honduras –  bajo el yugo del neoliberalismo global). La guerra civil dentro de la élite Occidental no está terminada y aun no se sabe quién ganará, aunque la ventaja la tiene Trump. Para China es esperar quién ganará para saber con quién tratarán y cual agenda cumplirán.  Hasta dentro de China ha habido división: tienes a Xi Jinping y sus aliados quienes han decidido apostar por Trump, pero no pueden frenar su “Deep State” aliado con el Cabal. Xi se ha demostrado como un “Emperador sin ropa” y no ha podido hacer mucho al agrado de Trump. Las noticias últimas donde Trump decidió “tirar los guantes” contra China.  Este artículo resume muy bien los tuits nucleares de Trump contra China en los últimos días.

 http://stateofthenation2012.com/?p=127145

El tuit donde se vio más la ira de Trump fue el asunto de Fetanyl. Para mis lectores que no saben qué es y cuál es el asunto detrás de ello, Fetanyl es una droga más potente que la morfina. Más que la heroína. Por casi una década, Fetanyl fue la droga que norteamericanos euro descendiente preferían para consumo recreativo. Supero a cocaína. Contrabandistas en países del tercer mundo (sin o con el consentimiento del gobierno chino) comenzaron a introducirlo a los EE.U.U. pues las ganancias son astronómicas. Se dice que causaba la muerte de 10,000 al año (cifra mínima) a 100,000 al año (cifra máxima). La epidemia de Opioides está vinculada con Fetanyl y con vínculo con China (papel de facilitador y gana su %, pues es el Cabal que lo dirige). 

https://www.wsj.com/articles/the-chinese-connection-fueling-americas-fentanyl-crisis-1466618934

Trump no mentía cuando lo mencionaba como una crisis de emergencia.

Muy pocos analistas geopolíticos, comentaristas políticos, economistas, etc. realmente entienden lo que está sucediendo con la guerra comercial con China.  Esto se debe a que no saben o no entienden correctamente el historial. Y hay mucho que saber, ya que hay MUCHO que entender correctamente. La raíz está en lo que llamamos “La Guerra del Opio” del siglo XIX. Un evento que marco al psique Chino hasta hoy día.

La Guerra del Opio (1832 – 1840)

En 1997, el New York Times, en vísperas de la transferencia de Hong Kong a China, escribió un editorial sobre la Guerra del Opio

https://www.nytimes.com/1997/06/28/opinion/the-opium-war-s-secret-history.html

Cuando el NYT no era aún todavía el gran tarifado que es hoy día.  En resumen la guerra muy bien:

“Para la mayoría de los chinos, un siglo de humillación comenzó con esta guerra, en la que los occidentales intentaron forzar una droga mortal sobre un pueblo asiático, y luego impusieron un tratado desigual que abrió su país y anexó la isla que se convirtió en Hong Kong.  Junto con el tráfico de esclavos, el tráfico de opio era el lado sucio de una economía comercial global en evolución.”

Hacia fines del siglo XVIII hubo una demanda aparentemente insaciable del occidente para productos de la China. Esto causó un déficit significativo en la balanza comercial británica porque los chinos tenían poco interés en los productos occidentales y sólo aceptarían la plata como pago. Los emperadores manchúes creían que el “Reino Medio” ya poseía todo lo que valía la pena tener. Esto estimuló al East India Company (cuyos dueños eran la “Nobleza Negra” ya trasladados en Londres) a vender opio cultivado en sus plantaciones en la India a comerciantes independientes, que lo enviaron a China para venderlo a cambio de plata.

El impacto social era devastante también. Al principio, el consumo de opio se limitaba a las familias adineradas que adoptaban el hábito. Más tarde, personas de todos los estratos sociales adoptaron el hábito abiertamente. Con la esperanza de poner fin a esta situación, la dinastía Qing comenzó a prohibir su venta, fabricación y uso, pero fracasó, ya que la importación británica se realizó ilegalmente – su versión de “Guerra contra las Drogas”.

Antes del comienzo de la guerra, la Gran Bretaña vendía aproximadamente 1,400 toneladas de opio por año. Antes de la primera Guerra del Opio, la economía de China era la más grande del mundo y tenía grandes ganancias con la mayoría de los países occidentales. Después de la Segunda Guerra del Opio (1856-60), la participación de China en el PIB mundial se había reducido a la mitad, y su soberanía sobre su territorio se vio seriamente comprometida hasta el final de la Segunda Guerra Mundial.

Si pueden comprar este valioso libro sobre este capítulo oscuro del Occidente y de la historia, vayan acá

https://www.secondsale.com/i/dope-inc-britain-s-opium-war-against-the-world/9781615772841

o pueden descargarlo vía torrents.

Uno de los beneficiados de las Guerras de Opio fueron los comerciantes chinos en un lugar llamado Hong Kong donde ellos y los británicos lavarían todo el dinero del negocio de opio vía sus bancos.  Lea esto para más información

https://www.scmp.com/magazines/post-magazine/short-reads/article/2146579/hong-kong-history-fortunes-built-opium-including

La Historia se repite

China nunca superó lo sucedido durante las Guerras del Opio. Su prestigio, su sociedad, su cultura, etc. Droga fue usado para paralizar y empobrecer a su nación. Causo su declive como potencia y su división en esferas de influencias entre Europeos.  Humillación total. Vean esto sobre esferas de influencia en China

https://www.youtube.com/watch?v=EWZ5sLxw7Ek

Si desean saber más sobre el imperialismo Occidental en Asia y su reacción este video:

https://www.youtube.com/watch?v=nxmWfbXS4Pw

Excelentísimo. No es sorprendente que han deseado pagar el Occidente con su propia medicina O como la Guerra de Opio aun forma la conciencia colectiva de los chinos.

https://www.economist.com/christmas-specials/2017/12/19/the-opium-wars-still-shape-chinas-view-of-the-west

Los chinos vieron a Mao y su marxismo como una vía para regresar a su antiguo estatus como potencia mundial – y que pagaran todos aquellos que participaron en su humillación (Japón, el Occidente).   El Cabal vio en Mao un instrumento útil para sus fines de dominio total planetario.  Crearían el “sistema China”. Primero con Mao para crear un nuevo biotipo chino ideal para un sistema de maquila que las élites del Occidente deseaban traer. El genocidio de Mao cobró casi 100 millones de muertos. El “Council of Foreign Relations” (CFR) escribió mucho sobre su Plan Chino desde los 1960s que era, en resumen:  1) consolidar China (imponer a Mao);   2) asegurar el control de la cultura) Mao y su Revolución Cultural); 3) construir el sistema que pudiera proyectarse industrialmente al mundo, pero bajo control del Cabal (Llegada de Nixon, Mao alineado, purgar el sistema de “maoístas” e iniciar el “Milagro Chino de los 80s en adelante). Después de la Guerra Fría los Bush, Clinton y Obama siguieron este plan con China.  

Desde el final de la Guerra Fría, el Cabal y su “Deep State” decidió implementar un nuevo modelo totalitario para el mundo. Se llama Marxismo Cultural (con énfasis en feminismo y LGBTQ). Con ello lograrían debilitar y así destruir el Occidente. China todo ese tiempo, por 25 años o más, utilizó este “suicidio de los Occidentales” para sus fines, y así pagarle al Occidente con su propia medicina. Fetanyl era su arma preferida. Hubo demanda para consumirlo. Este artículo de 2018 lo dice todo:

https://edition.cnn.com/2018/05/25/health/nebraska-fentanyl-bust/index.html

Solo en una confiscación ilícita de Fetanyl en Nebraska había dosis suficientes para matar a aproximadamente 26 millones de personas.

Trump ha intentado tomar las medidas para frenarlo, sin ir a una guerra mundial convencional contra China (que ninguno realmente desea) :

Su Tesorería ha reaccionado

https://www.breitbart.com/national-security/2019/08/22/u-s-treasury-cracks-down-on-chinese-fentanyl-traffickers/

y el DHS donde declaran que Fetanyl puede ser “arma de destrucción masivo”

https://www.breitbart.com/national-security/2019/04/16/dhs-confirms-fentanyl-viable-option-weapons-mass-destruction/

Está vinculado con la crisis en la frontera.  

Sin embargo, lo que nadie esta viendo o niegan ver es el papel del Cabal – los Globalistas – con la droga. ELLOS son los que están aplicando a los EE.UU. los que ellos hicieron a China. China es un “habilitador” con una agenda personal contra el Occidente. Regresamos al “Wag the Dog” – ¿Quién usa a quién? Trump y sus aliados saben que el “Deep State” controla el negocio ilícito en el mundo. ¡Son ELLOS los verdaderos cárteles!

Si hay conclusiones sobre esto diría que:

*  El presidente Trump no retrocederá. Él está en la misión de su vida. Él no es anti China, pero contra el Cabal que controla el “Deep State” Chino.

*  China no retrocederá – recuerdan las guerras del opio. Creen en Karma.

*  China quiere y exige respeto y espera un acuerdo justo para ambas partes.

*  China prefiere mucho un resultado de ganar-ganar (igual que Trump). Si eso significa cambiar radicalmente la forma en que han hecho negocios con Estados Unidos durante los últimos 40 años, China está dispuesta a llegar a un acuerdo justo.

*  China no hizo las reglas que lo ayudó levantarse. Solamente jugaron bajos esas reglas. El Cabal en el Occidente hizo esas reglas.

*  La Commonwealth Británica (y su BREXIT), el Vaticano (anti Papa Francisco), los rusos (Putin), los chinos (Xi), Trump y sus aliados militares entre otros, quieren que el Cabal y los sionistas sean eliminados de este mundo. Los sionistas lucharán contra este con uñas y dientes, algo que China está viendo en Hong Kong.

*  A menos que AMBOS lados se acerquen a la mesa – PRONTO – y negocien de buena fe, no hay un buen final para este desastre en ciernes.

La recesión viene este otoño. Veremos que pasará.

Un comentario en “Fetanyl, China y el Occidente: sus antecedentes históricos

  • el agosto 26, 2019 a las 11:21 am
    Permalink

    Excelente columna. Parece que todo ha sido un juego maquiavelico de manipulacion – un grupo de la elite Occidental usando a China; China usando a ese grupo de elite. Trump es la reaccion de un grupo de elite mas criolla de este juego de poder mundial. Que nos guste Trump o no como persona, su politica hacia China es una reaccion a la elite Occidnetal que son trans-nacionalistas, y China, quien desea ser potencia mundial a costo del decleve norteamericana. Pero no se puede retroceder el tiempo y es locura de Trump querer hacerlo. Sus seguidores piensan que es genio y sabe eso y negociaria con China bajo una nueva postura. Otros creen que no. Veremos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.