Hay que desparasitar a Honduras

Cuando la vida es un martirio

Por: Óscar Miguel Marroquín

Todos los años la misma cantaleta: “gobierno firma con el Fondo Monetario Internacional FMI un nuevo préstamo”. Del estribillo se encargan los tarifados: “El nuevo préstamo servirá para modernizar Honduras”. El resto de la historia es bien conocida, unos cuantos millones de estos préstamos van a parar a manos de la mafia, o lo que es lo mismo decir, terminan en los bolsillos de banqueros y empresarios amigos del presidente de turno.

Curiosamente, el Estado nunca tiene dinero para “modernizar Honduras”, pero si tiene para financiar la manutención del ejército, en esto las cuentas de la razón no cuadran, o más bien, se puede decir que las cosas en Honduras están patas arriba; la pregunta del millón salta de inmediato ¿Qué pasaría si el dinero destinado al ejército fuera utilizado para construir, carreteras, escuelas y hospitales? Creo sin lugar a equívocos que, el país dejaría de endeudarse como hasta ahora.

Entonces, desparasitar a Honduras es una tarea entre la sociedad y los partidos políticos de oposición, o lo que es lo mismo decir, debe ser la sociedad la que demande la desaparición del ejército, pues este además de ser un parásito, sirve como brazo armado para defender los intereses de las mafias empresariales y políticas, las explicaciones sobran, pero para no dejar la duda de lo que aquí sostengo, veamos un solo ejemplo, cuando el pueblo sale a las calles a protestar contra la corrupción, el ejército reprime brutalmente a los manifestantes e incluso asesina, es claro entonces que, los militares no sirven a los intereses del pueblo, sirven a la mafia.

¿Por qué entonces seguir sosteniendo a un ejército parásito y represor?

Dentro de la democracia, si esta es verdadera, los pueblos tienen la potestad de demandar ante el sistema político todo aquello que sea de beneficio nacional, demandar la eliminación del ejército es una tarea propia de la sociedad, sobre todo en países donde la pobreza ya ha cruzado la frontera que da a la miseria. Esta demanda no debe asustar a nadie, Costa Rica lleva muchas décadas viviendo sin ejército, el nivel educativo y de salud de este país, es por demás decirlo, envidiable. Esta nación no cuenta con una alta tasa de inmigración a los Estados Unidos, parece entonces que, no poseer ejército es muy beneficioso para un país.

Desde mi punto de vista la contradicción que se genera entre el endeudamiento y la mantención del ejército debería ser abordada seriamente por la sociedad y los partidos políticos de oposición, sin temor alguno, dado que, las nuevas generaciones nacen endeudadas y, además, con el peligro de ser asesinadas a corta edad tal como le ha ocurrido a millares de jóvenes hondureños.

¿Qué opina usted amigo lector?

Compartir Artículo

3 comentarios sobre “Hay que desparasitar a Honduras

  • el agosto 14, 2019 a las 9:09 pm
    Permalink

    Todos estamos deacuerdo de lo q se hace con esos préstamos, y el país no sale de esta pobreza por la corrupción q existe en el propio Gobierno en donde uno como ciudadanos no tiene ni vos ni voto y si salimos a manifestarnos nos escapan de matar nos agarran a toletasos y el derroche de dinero para gasear a las personas q quieren un cambio en este país y para q nuestras generaciones vivan una mejor vida

    Respuesta
  • el agosto 13, 2019 a las 2:26 pm
    Permalink

    Honduras es punto importante para otros países, el ejército siempre debe de estar firme en las fronteras, y con respecto ah la policía militar creo que es justo que paren las muertes violentas en las calles, y sobre las manifestaciones creo que todos se fijan en las muertes de civiles pero no se fijan xq mueren, si usted puede ver el gobierno cumple con el derecho que se manifiesten el pueblo se pasa con saquear empresas privadas.

    Respuesta
  • el agosto 13, 2019 a las 2:09 pm
    Permalink

    Soy militar, pero reconozco el desgaste o derroche de dinero en la institución.
    Seguro que el pueblo lo necesita, el Ejercito es indispensable o como que tengas una lujosa mancion y no le instales ninguna medida de seguridad, por naturaleza el ser humano es lo primero que toma en cuenta la seguridad persinal y proteccion de los bienes y esto no fuera necesario con un pueblo educado de 1er nivel, pero aceptemos somos hondureños y en vez de ur cambiando oara bien hasta en la educacion base que es en el hogar se nos esta saliendo de nuestras manos..
    Puede haber otra salida antes que desaparecer al ejercito porque todos tenemos familia.
    Lo primero sería elaborar programas de educacion dentro de la institucion y hacer de todo este recurso humano mano de obra para luego si adoptar por cambiar los papeles en vez de solo estar dando seguridad, tener nuestra propia sostenibilidad y no depender de los intereses del pueblo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *