Fuera JOH, banqueros ladrones y militares asesinos

Por: Óscar Marroquín

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. –La corrupción, narcotráfico, represión, explotación, son una mezcla sangrienta que ha llevado al pueblo a la desesperación, a la desilusión, tanto es así, que el pueblo ahora huye en masa de la tierra que los vio nacer y crecer. El pueblo lo tiene claro, quedarse en Honduras es para morir de hambre o asesinado a manos de los escuadrones de la muerte (Policía Militar o el ejército) no hay escapatoria alguna.

Artículo relacionado: Más allá del ¡fuera JOH!

Ya dejó de ser un secreto, aquello de cuánto dinero han amasado y acumulado los banqueros producto de tantas y tantas irregularidades, producto del lavado de activos, producto de la comparsa con un sistema judicial al servicio total de poderosos narcotraficantes, como Los Cachiros, el cártel de Tony Hernández, el cártel de la familia Lobo y otros. Toda esa fortuna que ahora guardan en sus bóvedas es dinero sucio, manchado de sangre, dinero por el cual se niegan a dar cuentas claras, en fin, todo ese dinero, es producto de la existencia de un narco Estado. Importa un comino si el criminal y mandadero de la oligarquía ex general Romeo Vázquez Velázquez quiera negarlo, al fin y al cabo, todo lo que diga este pobre desgraciado, solamente sirve para reafirmar que Honduras además de ser un Estado fallido, es también un narco Estado.

Quien puede negar la participación del ejército para cubrir las atrocidades cometidas por la familia Hernández, acaso pueden ocultar que, ahora mismo Tony Hernández está preso y encadenado en espera de ser enjuiciado por sendos delitos cometidos contra la sociedad norteamericana, no existe forma alguna para intentar tapar el sol con un dedo; todas las asquerosas acciones de los militares por defender este narco Estado están cayendo por su propio peso. Por eso sostengo que esos cuarteles manchados de droga y sangre deben desaparecer para siempre, y dar paso a la construcción de escuelas y hospitales, pues un país con tantos pobres juntos no necesita un ejército, pero si necesita la formación de miles y miles de médicos y docentes.

La actual situación de corrupción, narcotráfico, represión y el lavado de activos ya es básicamente insostenible, no por gusto la iglesia católica finalmente se dignó en emitir un comunicado en el que deja en claro que llegó el momento de decir: BASTA YA. Indudablemente que la iglesia católica por fin comprendió que no se puede estar al lado del crimen organizado, de corruptos, narcotraficantes y asesinos. La iglesia finalmente comprendió que este pueblo ya agotó todas las fuerzas que le quedaban para continuar viviendo en Honduras, y que, por eso ahora huye hacia otro destino, sin importar cuál sea el sacrificio.

Artículo relacionado: Fuera JOH: resumen 2018

Esa pandilla de abogados y pastores evangélicos que dicen ser la reserva moral, siguen empecinados en mantener inalteradas las actuales condiciones de sufrimiento de todo un pueblo, a esta lacra es a la que seguramente se refiere la iglesia católica cuando dice BASTA YA. Creo también, que cuando la iglesia católica dice BASTA YA es porque se refiere a tantos y tantos asesinatos cometidos por el ejército. La iglesia católica por fin se enteró que en Honduras existe toda una mafia de banqueros que han hecho de esta tierra su botín personal, sin importarles en lo absoluto cual sea la cuota de sufrimiento que tengan que pagar millones de hondureños y es por esta otra razón que en su pronunciamiento decidieron escribir: BASTA YA.

La podredumbre no está solamente en el Partido Nacional y Juan Orlando Hernández, está también en las oficinas de los banqueros, los cuarteles, en las casa satánicas de los pastores evangélicos, está también en la mafia llamada Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) esta asociación no se creó para una sociedad más justa, más bien fue creada para una sociedad más injusta, una sociedad donde imperen los escuadrones de la muerte, una sociedad donde impere el poder de los banqueros, una sociedad desesperanzada que tenga que abandonar día con día su patria por falta de absolutamente todo.   

Compartir Artículo

7 comentarios sobre “Fuera JOH, banqueros ladrones y militares asesinos

  • Alberto Banegas
    el julio 19, 2019 a las 10:35 am
    Permalink

    que barbaridad Como están maltratando a nuestros jóvenes y estamos solos y desamparados por una clase política corrupta insensible y todos confabulados

    Respuesta
  • JMauricio Santiago Hernández
    el julio 19, 2019 a las 10:03 am
    Permalink

    A los policías corruptos y salvajes JOH les va a dar la mano donde estén, pero a los miskitos que ya van a tener un mes de estarle pidiendo una entrevista sobre sus problemas no los quiere recibir.

    Respuesta
    • el julio 19, 2019 a las 12:29 pm
      Permalink

      No los atienden porque JOH es el mas ladron de los bienes de la mosquitia: financio su campaña con dinero publico que iba destinado a las municipalidades de alla. creo impunidad a narco funcionarios, algunos estan en activo, creo impunidad a los corruptos, no hace nada porque tal como el,se estan apropiando del territorio de la mosquitia, por «terceros» con dinero de dudosa procedencia, enviando a los misquitos a vivir en los zuampos con los mosquitos. Sucede en Honduras y sucede en Brasil con los nativos, O cambiamos a base de ponernos mas duros o sufriremos las consecuencias, nuestros hijos.

      Respuesta
  • Mclaughlin Ruiz
    el julio 19, 2019 a las 9:26 am
    Permalink

    El gobierno federal de los ee.uu (Congreso) pasaron una nueva ley «MAGNITSKY GLOBAL LAW» y Trump sanciono para castigar a los politicos, empresarios, pastores, banqueros, juezes, periodistas, fiscales, militares, policias y dueños de medios de communicaciones. Esta nueva ley es la muerte financiera mundial para quienes estan en ese listado. 😂😂😂😂

    Respuesta
    • Mclaughlin Ruiz
      el julio 19, 2019 a las 12:20 pm
      Permalink

      Alberto Banegas el gobierno federal de los ee.uu esta recaudando toda las evidencias necesarias para despues aplicar el peso de la nueva ley que el congreso aprobo en agosto 2018.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *