¿El cardenal Rodríguez Maradiaga honesto?

Por: Martha Alegría Reichmann

redaccion@criterio.hn

“Absolver al malvado y condenar al justo son dos cosas que detesta Yahvé.” Proverbios 17:15

Roma.-En una larga entrevista que el pasado mes de junio le hizo la periodista mexicana Valentina Alazraki al papa Francisco, él siempre defendió hasta donde pudo, muy hábilmente y con mentiras, a los prelados involucrados en escándalos.  Cuando ella le pregunta sobre las fuertes acusaciones hechas al cardenal hondureño Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, el papa responde lo siguiente: “Al pobre le dirán de todos lados pero no hay nada probado y me preocupé de averiguar bien las cosas. Ahí son calumnias. Nadie me pudo probar nada.  Por ahí se equivocó en alguna cosa, equivocaciones ha tenido algunas pero no del nivel que le quieren colgar.  Eso es importante, así que en eso lo defiendo”.  En otro punto de la entrevista definió a Rodríguez Maradiaga como “honesto”.

Cabe mencionar que Alazraki en otro momento le dice al Papa que los periodistas ya se sienten incómodos con él y que si se ha dado cuenta de que aquella luna de miel con que comenzó su pontificado, se acabó.

Los medios de comunicación que defienden a la Iglesia Católica del enorme daño que está sufriendo, porque el papa Francisco defiende y protege a quienes la están destruyendo desde adentro, hicieron trizas al papa Francisco por la osadía de responder con mentiras. Aquí en Europa hubo reacciones de todo tipo donde le prueban al papa que miente de manera grosera, irresponsable y cínica.

El cardenal Rodríguez Maradiaga

En el caso de Rodríguez Maradiaga, ¿cuál será el concepto de la palabra “honestidad” que tiene el Papa?  

¿Se puede considerar honesto a un cardenal que por casi dos décadas defendió, protegió y encubrió a un depredador sexual quien fue su obispo auxiliar?

¿Se puede considerar honesto a un cardenal que permitió esto en su propia casa y en un seminario, destruyendo así a tantos seminaristas?

¿Puede ser honesto un cardenal que ha suspendido a tantos sacerdotes sacándolos de la iglesia por no aceptar la conducta de su obispo auxiliar Pineda Fasquelle?

¿Considera el papa honesto a Rodríguez Maradiaga quien permitió que su auxiliar derrochara 30 millones de lempiras en amantes a su vista y paciencia sin pedirle cuentas ni hacer nada para evitarlo?

Además, ¿considera el papa pequeño error todos los millones de lempiras que se ha apropiado este cardenal de la Universidad Católica de Honduras por años y años sin poder justificar seriamente y con pruebas en que los gasta?

¿Considera pequeño error el papa Francisco que Rodríguez Maradiaga haya escondido a curas pedófilos que en otros países habían abusado de niños inocentes?

Lea artículo de Reporteros de Investigación: Iglesia católica de Honduras ha ocultado y refugiado a sacerdotes de América Latina acusados por abusos sexuales

¿Considera el papa pequeño error que, este cardenal, ha hablado públicamente en contra de la doctrina tradicional implantada por Jesucristo en la Iglesia Católica? Es honesto tener doble moral? ¿Ser falso profeta? 

¿Cómo puede decir el papa Francisco que nadie le ha podido probar nada cuando existen publicaciones, en medios serios y muchos de ellos católicos, con pruebas irrefutables de los delitos de Maradiaga?

Existen publicadas pruebas de las páginas contables del sistema oficial de la Universidad Católica de Honduras, donde se puede ver cómo ha drenado el dinero de dicha Universidad dejando nulas las explicaciones que ha dado.

¿Cómo se atreve el papa a decir que “nadie le ha podido probar nada” y a defender a un cardenal, que por años en el Vaticano defendía a Pineda Fasquelle y condenaba a sus víctimas que denunciaban sus excesos?

¿Cómo se atreve el papa a decir que nadie le ha podido probar nada cuando en la investigación que hizo el obispo Pedro Casaretto, por instrucciones del mismo Papa, (seguramente presionado él por cardenales honestos) se presentaron todas las pruebas?  

Fuimos unas cincuenta personas las que declaramos, víctimas que reconfirmamos la veracidad de las denuncias presentadas y que no habían prosperado por la intervención insistente de Rodríguez Maradiaga, en que nada se resolviera. A propósito le pregunto al papa: ¿Por qué no hace público el voluminoso informe presentado por su enviado oficial a Honduras, el obispo Pedro Casaretto?

¿Se puede definir como honesto a quien defiende a delincuentes y condena a las víctimas?

¿Se puede llamar honesto a quien es tan injusto? a quien ha abusado de su poder para cometer atrocidades tales como castigar a quien no gusta de Pineda?

Entonces, la gran pregunta que nos hacemos los verdaderos conocedores de la verdad es: ¿Qué clase de papa es este que tenemos?

¿En manos de quien está la Santa Madre Iglesia Universal?

No podemos olvidar que hay un grupo de cardenales masones allí dentro que son los que maquinaron para que Bergoglio fuera electo  papa y así estar seguros de que iba a actuar a favor de sus principios oscuros y Rodríguez Maradiaga fue uno de los más activos en esta maquinación.

Es muy fácil para el papa decir que no estaba enterado de nada, por ejemplo en los casos de Chile pero se le ha dicho que miente descaradamente. 

¿Un papa mentiroso?   ¿Qué peor cosa podemos esperar los católicos con un papa mentiroso?  Si Jesucristo dijo “Yo soy el camino, la verdad y la vida”, y por el contrario este Papa es la mentira, entonces:  ¿A qué camino nos lleva y cuál es el final para los que le siguen?

¿Un Papa defensor de delincuentes?  Un papa que minimiza sus delitos y pretende defenderlos…  Un papa que se cree tan listo como para poder engañar pretendiendo que se le crean sus mentiras.

El Papa tiene que saber que no todos somos ingenuos e ignorantes. Los católicos ignorantes son solo los que no leen lo que realmente está pasando. Son los sordos y los ciegos a los que hace referencia los Evangelios. Son los ignorantes que creen que Papa es sinónimos de santo, cuando la historia nos demuestra que ha habido papas malos y muy malos.

Noticia Relacionada: Entrevista al Papa Francisco en Televisa: “El mundo sin la mujer no funciona”

Hay un documento que es una carta abierta firmada por celebridades a nivel mundial: teólogos de prestigio, juristas en derecho canónico, filósofos, catedráticos de prestigiosas  universidades católicas, sociólogos, psicólogos eruditos en materia de religión, y otros entendidos en la materia.

A través de ese documento se le prueba al papa Francisco que es un papa hereje. Se le prueba paso por paso cómo ha promovido, encubierto y protegido a quienes han sido actores y encubridores de abusos sexuales y han actuado contra la moral y la ética de la Iglesia (en esa lista de “connotados” no podía faltar, por supuesto, el cardenal hondureño Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, a quien se le mencionan solo unos cuantos cargos porque tiene muchos más). En dicha carta se le pide públicamente la dimisión al papa hereje. Vea aquí documento Heregía del papa Francisco

LifeSiteNews, un medio católico de grandísimos prestigio a nivel mundial, publicó un artículo donde se da a conocer un documento sobre una de las reformas que se están haciendo en la curia romana, comienza con este comentario: 

“Nueva constitución es obra del cardenal hondureño plagado de escándalos.
El Evangelio Predicador ha sido un trabajo en progreso durante cinco años por el Concejo de Cardenales Asesores, encabezado por el Cardenal Óscar Rodríguez Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa, Honduras, quien ha estado bajo fuego desde fines de 2018 por una serie de supuestos encubrimientos de homosexualidad en el Seminario de Tegucigalpa, además de facilitar y proteger el abuso sexual y la malversación por parte de su (ahora ex) obispo auxiliar Juan José Pineda Fasquelle.  También se le acusa de su propio abuso masivo de fondos de la arquidiócesis.

Hay que estar bien informado sobre la doctrina de la Iglesia Católica y tener algunos conocimientos de teología  para poder comprender que se le está dando prioridad a la evangelización ante los principios éticos y morales de la Iglesia, y para poder comprender otras acusaciones de este tipo que se le han formulado al cardenal Rodriguez Maradiaga.

Noticia Relacionada: El Papa Francisco elevará la “evangelización” por encima de la doctrina católica en la reforma de la curación: informe

El ex nuncio en Washington, el arzobispo Carlo María Viganó, fue el primero que tuvo el coraje de pedirle la renuncia al papa Francisco en un extenso y valiente documento, denunciando algunas mentiras de Bergoglio y acusando también al Cardenal Rodríguez Maradiaga. Famoso ahora porque nadie pudo desmentir con pruebas sus denuncias. En una entrevista que dio recientemente a un periodista del Washington Post dijo lo siguiente: “…en resumen, los periodistas deberían estar investigando los hechos, entrevistando a las víctimas, siguiendo los caminos del dinero y la promoción y descubriendo las redes corruptas.  Hay tantos casos para perseguir.  Solo para citar uno: Ha leído el libro reciente de Martha Alegría Reichmann sobre las fechorías del Cardenal (Óscar Andrés Rodriguez Maradiaga) elegido por el papa Francisco como un asesor senior de confianza, de hecho, el jefe del Concejo C9.  ¿Has pensado en entrevistarla? de investigar sus reclamos, de solicitar una entrevista con Maradiaga para preguntarle sobre todas las acusaciones que se han formulado contra él.  De preguntarle al papa Francisco ¿por qué escogió a un hombre de esa clase como su consejero?”.

Noticia Relacionada: El arzobispo Carlo Maria Viganò da su primera entrevista extendida desde que pidió al Papa que renuncie

¿Quién es en realidad el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga?

A todas luces no es nada más que un pobre poderoso cardenal por estar bajo la protección de un papa, aunque muy cuestionado y desprestigiado, pero papa al fin y al cabo. Un papa que miente, que es defensor de encubridores, que premia y promueve a este tipo de clero y que castiga a quienes se revelan a su doctrina destructiva que va contra los cánones de la ética y la moralidad.

Rodríguez Maradiaga es un cardenal odiado por su propio pueblo por varias razones.

Es un cardenal ensalzado por quienes son igual que él.

Un cardenal prepotente sin credibilidad, sin honor y sin prestigio.

Un cardenal a quien muchos considerábamos un orgullo y ahora una vergüenza para la Iglesia y para la pequeña nación llamada Honduras.

Un cardenal repudiado por la gran mayoría de nacionales e internacionales, católicos y no católicos.

Un pobre cardenal muy poderoso en la tierra, pero que tendrá que enfrentar el juicio divino del cual con todo su poder, no podrá escapar, y de nada le servirá que ponga a curas para que lo elogien en la misa dominical tanto en Suyapa TV como en Fides (son sus medios de comunicación y su propia propaganda).

No hace mucho escuché que por otro lado lo llamaron públicamente “camaleón”. ¿Acaso será porque cambia de color según su conveniencia? ¿Que si se opone al gobierno de turno, sea cual sea, teme que este pueda ordenar que se abra el caso sin investigar de su chofer asesinado que ha quedado en la impunidad? ¿Será que el cardenal teme que se sepa lo que realmente hay detrás de ese crimen?  ¿Será que el cardenal teme que el Presidente Hernández le mande a doña Mirian Guzmán de la SAR, a investigar la forma cómo se manejan los beneficios fiscales de los que goza “la minita de oro” llamada Universidad Católica y sus autoridades?, ya que el abuso de ellos es tal que ni declaraciones de rentas presentan? ¿O será que teme el eminente Cardenal a que el Presidente haga público los resultados de la auditoría practicada por el Tribunal Superior de Cuentas (TSC), a la Secretaria de Educación en cuanto a los desembolsos que hace de 88 millones de lempiras anuales, mismos que se han otorgado, y se seguirán otorgando, durante siete años a la Fundación para la Educación y la Comunicación Social (FECS) propiedad del mismo cardenal, “justificado” sobre un proyecto llamado TELEBÁSICA, del cual nunca se han publicado sus avances ni resultados?

¿Por qué el Cardenal Rodríguez guardó silencio ante las acusaciones en mi libro de 300 páginas publicado hace cinco meses?  ¿Por qué la Conferencia Episcopal Hondureña no protestó ni defendió al cardenal?  ¿Por qué la Sala de Prensa del Vaticano no salió en defensa del Papa y de su colaborador Rodríguez Maradiaga a pesar de que también acuso de traición al mismo papa?

Lógicamente porque lo que digo lo demuestro. Es un libro lleno de evidencias y de pruebas.

¿Por qué el Cardenal Rodríguez no responde cuando los periodistas de medios que lo acusan, le piden entrevista?  ¿Por qué se queda callado cuando le preguntan si tiene algo que aclarar?  ¿Acaso no sería una buena oportunidad para limpiar su nombre que rueda en el fango cada vez con más evidencias? ¿Por qué les huye en vez de enfrentarlos? ¿Por qué no los ha demandado por calumnia si fueran calumnias como él dice?  Seguramente porque lo intentó una vez y le fue muy mal.

Recientemente hay nuevas declaraciones del ex nuncio Viganó donde habla abiertamente de otro escándalo que es el de Monseñor Edgar Peña Parra, sustituto del secretario de estado Vaticano, quien está estrechamente relacionado con Honduras, Rodríguez Maradiaga y Pineda Fasquelle .

Alzo mi voz en defensa de nuestra Iglesia Santa y Madre. Callar me haría cómplice de un crimen que se comete solapadamente día a día.  Callar siendo una víctima de este sistema corrupto y dictatorial por el cual atraviesa nuestra Iglesia, sería un acto de cobardía, como cobardes se tienen que sentir tantos otros que saben mucho y callan. No solo se tienen que sentir cobardes, sino traidores al mismo Dios, porque si todos hablaran teniendo plena confianza en Dios, como lo hace Viganò y otros cuantos, esto ya habría terminado. Con mi acción de denuncia pretendo contribuir con los que luchan por rescatar a la Iglesia de las garras del demonio. Callar seria contribuir a que “el tuerto sea el rey en el país de los ciegos”.

Estoy al lado de Jesucristo, no al lado de ídolos de barro. Jesucristo me ha dado pruebas de que tengo su apoyo y su gracia. Me ha confirmado que soy su instrumento. A su tiempo revelaré de qué se trata.  Jesucristo es mi único Rey y Salvador. Solo a él me debo porque “Solo Dios basta”.

Martha Alegría Reichmann

Roma, 10 de julio, 2019

Compartir Artículo

37 comentarios sobre “¿El cardenal Rodríguez Maradiaga honesto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *