Regidor denuncia que alcalde de Talanga pagó para que lo mataran (+vídeo)

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El regidor de Talanga, Francisco Morazán, Mario Moncada, denunció este lunes ante el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) que el alcalde de ese municipio, Rooselvelt Avilés, pagó para que lo asesinaran.

Moncada junto a cuatro regidores y la vicealcaldesa del oficialista Partido Nacional han denunciado ante el Ministerio Público al edil por supuestos actos de corrupción.

Noticia Relacionada: Exalcalde de Talanga Rooselvelt Avilés lanza candidatura pese a tener proceso pendiente

Moncada, quien es regidor del Partido Libertad y Refundación (Libre), dijo que se dio cuenta sobre el plan para asesinarlo el sábado cuando se encontraba en su casa junto a sus compañeros de la municipalidad, abordando el tema de la denuncia.

Precisó que ese día un vehículo de lujo se aparcó frente a su casa y que su ocupante le dijo que él había sido contactado para que le quitara la vida, pero que no había aceptado porque lo admiraba y reconocía su lucha.

Apuntó que el hombre que le reveló el plan, fue contratado por un tercero. ¿Quién buscó ese tercero?, se interrogó Moncada, quien a renglón seguido responsabilizó al alcalde de Talanga y su familia.

Toque de queda

Por otra parte, aclaró que en su municipio nunca se aprobó ningún toque de queda como lo afirmó en medios de comunicación el alcalde, porque la corporación municipal no tiene facultades para aprobar una medida de dicha magnitud. Lo que se aprobó fue una regulación de horarios para la venta de bebidas alcohólicas, sustentó.

Amplió que Avilés aprovechó una oleada de violencia mediante la cual se reportaron varias muertes, con el propósito de hablar ante los medios de comunicación de una supuesta extorsión o el establecimiento del “impuesto de guerra” contra los negocios de la ciudad. Pero que el fin conlleva una trampa en su contra para matarlo y echarle la culpa a las maras y pandillas.

El regidor insistió que su problema se deriva de las denuncias que ha presentado sobre la supuesta corrupción del alcalde.

Asimismo, recordó que en el año 2016 interpuso otra denuncia contra Avilés. En aquel entonces, refirió que la Fiscalía le hizo un vaciado telefónico y constató amenazas a muerte contra su persona por parte del alcalde. Sin embargo, “el Ministerio Público lo único que hizo fue darme protección”, expresó al detallar que a los cuatro meses renunció a la seguridad del Estado porque no es ningún delincuente.

A inicios de año, la vicealcaldesa y cuatro regidores de Talanga, liderados por Moncada, denunciaron al alcalde, Rooselvelt Avilés ante el Ministerio Público y el Tribunal Superior de Cuentas, por supuestos actos de corrupción. Previo a interponer la denuncia, los funcionarios municipales, en compañía de pobladores, se tomaron el edificio municipal exigiendo la intervención de las instituciones del Estado

 “Sin embargo, al alcalde con sus influencias los acusó por usurpación y por daños y en esa acusación la Fiscalía si actuó de inmediato, le judicializaron el caso”, dijo Benedicto Santos, apoderado legal de Mario Moncada.

El profesional del derecho logró desvanecer los cargos y obtuvo un sobreseimiento a favor de los imputados “y a raíz de eso es que vienen las amenazas en contra de Mario Moncada”, refirió Santos.

En virtud de la negligencia estatal, Mario Moncada apuntó que los hechos están siendo consignados, con pruebas fehacientes, en el libro de actas de la corporación municipal.

Explicó que Avilés está sobre valorando las compras. A modo de ejemplo refirió que algo cuyo precio real, de acuerdo a cotizaciones realizadas en negocios de Tegucigalpa con un valor de 3.200 lempiras, él lo compra en Talanga a 12.300 lempiras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.