Congreso de EE. UU. debe frenar las políticas inhumanas y racistas que provocan muertes

 

La trágica muerte de un padre y su hija, de nacionalidad salvadoreña, debe avergonzarnos a todos

 

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

 

Washington. -Refugio para Familias, una coalición transnacional que busca encontrar soluciones para la difícil situación de las personas centroamericanas que huyen de sus lugares de origen, emitió un comunicado sobre la muerte de Óscar Ramírez, de 25 años, y su hija Valeria, de 23 meses.

“Nuestro corazón está con la familia Ramírez en este momento de tanto dolor. Óscar Ramírez huyó de El Salvador con su familia para darle un futuro a su hija en los Estados Unidos.

Él y su familia son víctimas de un sistema racista que castiga en lugar de proteger a las personas que necesitan nuestra ayuda y compasión”, dijo Óscar Chacón, director ejecutivo de Alianza Américas. Según la viuda de Ramírez, quien sobrevivió al trágico incidente en el río Bravo, la familia intentó solicitar asilo, pero las puertas de entrada estuvieron cerradas para ellos. Esto es consecuencia del bloqueo al derecho a solicitar asilo por parte de la administración Trump.

“En lugar de buscar soluciones a los problemas que obligan a las personas a huir de sus países de origen, la administración Trump decidió arrojar a los niños a los campos de concentración, desmantelar nuestro sistema de asilo y militarizar las comunidades de las fronteras del sur.

La fuerte reducción en el número de refugiados y solicitantes de asilo permitidos en el país ha contribuido a medidas desesperadas como la que tomó la familia Ramírez”, dijo Sulma Arias, directora de inmigración para el Movimiento por la Reforma de la Inmigración Justa (FIRM).

Nota relacionada Líderes pro migrantes urgirán a Congreso de EE.UU. soluciones reales para el TPS, DACA y DED

“Estados Unidos puede y debe hacerlo mejor. Todos nuestros sistemas de protección están siendo amenazados y socavados por esta administración. Trump ha reducido la meta de admisión de reasentamiento de refugiados de 110,000 en el año fiscal 2016 a solo 30,000 este año. Al mismo tiempo, nuestro sistema de asilo está bajo ataque constante.

El último movimiento para obligar a los solicitantes de asilo a “permanecer en México” mientras se consideran sus casos dará como resultado más muertes de aquellos que buscan nuestra protección.

“EE.UU. debe comprometerse a recibir más, no a menos refugiados y solicitantes de asilo, y rechazar los ataques a nuestro sistema de asilo. Instamos al Congreso a que contribuya de inmediato y cree una sólida meta de admisión de refugiados y protecciones humanitarias para los centroamericanos y otros solicitantes de asilo”, dijo Stephanie Stephens, gerente de campaña para “We Are All America”.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *