Guatemala: Narcotráfico, corrupción y las dos Thelmas

 

El país centroamericano se alista para empezar a definir quién será el sucesor del cómico Jimmy Morales en la Presidencia, en un proceso en el que las cortes fueron determinantes para definir a los competidores y que, además, ha estado marcado por las acusaciones de narcotráfico contra candidatos.

Por Ferdy Montepeque/especial para criterio.hn

El 17 de abril, la contienda electoral en Guatemala tuvo un punto de quiebre. Mario Estrada Orellana, el candidato presidencial del partido Unión del Cambio Nacional (UCN) había sido detenido en Estados Unidos sindicado de pedir dinero al cártel mexicano de Sinaloa para su campaña y de idear un plan para asesinar a dos de sus contrincantes políticos. La detención se convirtió en una ola que cinco días después alcanzó al actual presidente Jimmy Morales, cuando se supo que el mandatario, junto con dos de sus ministros y un secretario, había sostenido una reunión con Estrada Orellana días antes de la aprehensión del candidato.

Morales dijo en su defensa que acudió a la cita en una lujosa finca de Estrada en el departamento de Jalapa, únicamente para almorzar y hablar del plan de gobierno del aspirante a la Presidencia. La Fiscalía General guatemalteca anunció que indagaría sobre la reunión entre el candidato de la UCN y el gobernante; sin embargo, hasta la fecha no se ha hecho público ningún resultado de alguna pesquisa.

Pero ese no fue el único caso de candidatos ligados al tráfico de drogas, pues desde el 6 de diciembre de 2018 la Fiscalía Contra la Narcoactividad del Ministerio Público (MP) solicitó el desafuero del alcalde del sureño municipio de Nueva Concepción, Escuintla, Otoniel Lima Recinos, acusado de liderar una estructura dedicada a introducir cocaína en el país vía marítima; para lo cual utilizaba vehículos oficiales, en alianza con una organización que realizaba allanamientos ilegales y asesinatos, conocida como “Los Marroco”.

Erik Salvador Súñiga Rodríguez es otro alcalde señalado de narcotráfico. Su centro de operaciones es el municipio de Ayutla, San Marcos, fronterizo con México, desde donde también dirigía una organización dedicada al tráfico de cocaína a Estados Unidos. Súñiga Rodríguez es investigado por la Administración para el Control de Drogas (DEA) y según el fiscal de Narcoactividad del MP de Guatemala, Gerson Alegría, el alcalde opera para el Cártel del Golfo (México), por lo que este año fue solicitado en extradición por EE.UU.

Además, en el oriental municipio de Zacapa un veterano en la política se postuló como alcalde. Se trata de Arnoldo Vargas Estrada, quien en 2017 retornó al país tras purgar 25 años de cárcel en Estados Unidos por narcotráfico. Un Informe del Crisis Group identifica a Vargas Estrada como “el primer gran capo de Guatemala” por haber sido extraditado en 1992.

Los tres candidatos fueron inscritos inicialmente como candidatos, pero los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) se vieron obligados a revocar las postulaciones porque ninguno de los tres alcaldes reunía los méritos de idoneidad y honradez que exige el Artículo 113 de la Constitución Política guatemalteca para quienes opten a cargos públicos.

La lucha antisistema

Las acusaciones por narcotráfico ocurrieron paralelas a las acciones legales presentadas durante el desarrollo de la campaña electoral en Guatemala. Al inicio de la contienda, la opinión pública estuvo concentrada en la candidatura de la exfiscal general del MP, Thelma Aldana, quien finalmente no fue inscrita como aspirante a la presidencia por decisión de la Corte de Constitucionalidad (CC), el máximo tribunal del país.

En sus discursos de campaña, Aldana se vendió como la antítesis de los políticos tradicionales en Guatemala, a quienes ella denominaba como “El Pacto de Corruptos”. Sin embargo, los oponentes de Aldana plantearon denuncias y recursos legales para evitar la postulación de la exfiscal general que durante su gestión inició junto con la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) varios casos de corrupción.

Nota relacionada Guatemala se juega su futuro este domingo 16

En la contienda hay 19 binomios presidenciales entre quienes los 8.1 millones de guatemaltecos empadronados deberán elegir el próximo domingo. De acuerdo con la última encuesta divulgada por el matutino Prensa Libre, quien encabeza la intención de voto es la ex primera dama Sandra Torres, quien compite con la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y acumula el 20.2 por ciento. En segundo lugar, se ubica Alejandro Giammattei, de la organización Vamos, con el 14.8 por ciento de la tendencia.

En los primeros lugares de candidatos presidenciales también se ubica otra mujer que en los últimos días ha dado mucho de qué hablar y ha escalado en las encuestas. Es Thelma Cabrera Pérez, la mujer de origen Maya-Mam que se postula con el partido Movimiento para la Liberación de los Pueblos Indígenas (MLP), el brazo político del Comité de Desarrollo Campesino (Codeca). En la medición de Prensa Libre, la presidenciable del MLP se ubica en la quinta posición (7.6 por ciento), a medio punto del cuarto puesto, Roberto Arzú de la coalición PAN-Podemos y a uno de Edmond Mulet del Partido Humanista.

Cabrera Pérez es la otra Thelma en la contienda electoral. Su propuesta se basa en convocar a un proceso de “Asamblea Nacional Constituyente Popular y Plurinacional” con la cual busca reformar la Constitución de Guatemala con el fin de que todos los sectores y pueblos que componen el país, estén políticamente representados en igual de condiciones. “Esto, con el fin de construir entre todos, una sociedad en la que ninguna persona, sector o pueblo valga más que otro y en la que el Estado esté al servicio de todos, sin negar ni reprimir las diferencias culturales de unos y otros”, indica al MLP en su plan de gobierno.

Este domingo 16 de junio, además, los guatemaltecos habilitados para emitir su sufragio elegirán a 340 corporaciones municipales, 160 diputados al Congreso y 20 legisladores al Parlamento Centroamericano (Parlacen). Los guatemaltecos empadronados en cuatro ciudades de Estados Unidos también podrán votar, pero únicamente para elegir presidente y vicepresidente de la República.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.